Expertos aseguran que no hay daños estructurales en las zonas afectadas por los terremotos

Una comisión del Instituto andaluz de Investigación Andaluz de Geofísica de la UGR visita Atarfe y Santa Fe: "El enjambre sísmico es normal"

Terremoto Atarfe
Restos de cornisas que cayeron en la calle en Atarfe durante el terremoto del sábado | Foto: Facebook
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

Una comisión del Instituto andaluz de Investigación Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos de la Universidad de Granada (UGR) ha visitado este domingo las zonas de Santa Fe y Atarfe afectadas por el terremoto que ayer provocó que cundiera la alarma entre los vecinos de estos municipios y otros tantos del Área Metropolitana debido a la intensidad con la que se notó.

Unos bruscos movimientos de tierra que no han dejado daños estructurales, según ha manifestado a los medios de comunicación la responsable de Prevención de Desastres Sísmicos, Mercedes Feriche, quien ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a la población: “En Atarfe y Santa Fe hemos visto que hay desperfectos leves muy focalizados en zonas que tienen un terreno blanco y saturado de agua. No están relacionados con elementos estructurales de los edificios, aunque son muy aparatosos y pueden producir heridos”, ha explicado al respecto.

En este sentido, la experta de la UGR ha asegurado que el terremoto de magnitud 4,4 “ha sido pequeño“, aunque ha puntualizado que los efectos son “alarmantes”, debido a que ha sido “superficial” y se ha registrado “cerca de localidades densamente pobladas”.

Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Físicos de la Universidad de Granada (UGR) en Santa Fe

“Estamos dentro de una serie sísmica que empezó hace bastante tiempo y que es lo normal. Es un enjambre de movimientos de tierra que ocurren muy próximos en el tiempo y muy cerca unos de otros y en los que no destaca ninguno en particular. El terremoto principal de la serie es el que ocurrió ayer, pero eso no quiere decir que vaya a dejar de haber terremotos porque ya se ha producido uno grande o que se vayan a repetir con más frecuencia”, ha afirmado Feriche, quien ha reiterado que los sismólogos no pueden saber cuándo volverán a repetirse.

Preguntada por la posibilidad de que este terremoto pueda prevenir que se produzca uno de mayor magnitud, Feriche ha recordado que “no tiene por qué ser así”. “Para evitar que haya un terremoto de magnitud 7 tiene que haber 32 de magnitud 6 y mil de magnitud 5. Imaginaos lo que significa uno de 4,4 como el de ayer”, ha concluido.

Según Feriche, este seísmo se ha producido en la falla que hay en el borde de la Cuenca de Granada. “Una cuenca intermontañosa que se está hundiendo por su propio peso, debido al cúmulo de materiales sedimentarios- y está produciendo los terremotos que estamos registrando últimamente”.

La gente vive de espaldas al riesgo sísmico. Vivimos en una zona sísmica y, aunque no haya grandes movimientos de tierra, hay bastantes probabilidades de que se produzcan daños como el de ayer”, apunta la responsable de Prevención de Desastres Sísmicos, quien ha aprovechado para hacer un llamamiento a los colegios para que “se realice una labor divulgativa” de qué hay que hacer cuando sentimos un terremoto. “En el seísmo de Lorca, las personas murieron por salir a la calle“, ha afirmado con rotundidad.







Se el primero en comentar

Deja un comentario