Los estudiantes de la UGR tienen “pánico” a los exámenes presenciales

Piden que sean online ya que ahora deberán asistir a un espacio cerrado “con una cantidad de personas” y de diferentes provincias, lo que aumenta el riesgo de contagio

FOTOS SELECTIVIDAD 2020 (7)
Alumnos en los exámenes de acceso a la Universidad | Foto: Javier Gea / Archivo GD
María José RamírezMaría José Ramírez
18

Las clases en la Universidad de Granada siguen impartiéndose de manera online, pero los exámenes de enero se realizarán de manera presencial, según las últimas medidas adoptadas por la Junta de Andalucía. La mayoría de los estudiantes de la Universidad de Granada no están de acuerdo con esta decisión ya que consideran que se pone en riesgo su salud y la de sus familiares puesto que esto obligará a que se reúnan “en un espacio cerrado una gran cantidad de personas desproporcionada” y de diferentes provincias, lo que aumentará el riesgo de contagio del Covid-19. A.M., estudiante del Grado de CAV en la Universidad de Granada, asegura a GranadaDigital que sus compañeros de estudio están “desesperados” y tienen “pánico” a los exámenes presenciales.

“Es injusto que compañeros y compañeras me escriban y me llamen llorando, con tono desesperado, porque viven en otra comunidad autónoma y les resulta imposible llegar a los exámenes, porque tienen familiares que pertenecen a grupos de riesgo y les resulta insoportable imaginar siquiera qué podría sucederles si llegan a contagiarse, y más por su culpa. Compañeros y compañeras frustrados porque el propio profesorado, que tiene la opción de escoger qué prefiere hacer, decide reunirnos en una misma sala. ¿Cuántas? 50, 80, 100, 200 personas. Qué más da. Es un verdadero atentado contra la salud pública, ya no sólo por el tema Covid, sino por el mero hecho del riesgo a exponernos a temperaturas muy bajas durante un tiempo prolongado, suponiendo que una de las medidas será abrir ventanas y puertas. Tengo antecedentes respiratorios, y esto no me hace ninguna gracia”, explica esta estudiante.

La comunidad universitaria lamenta que si un estudiante no puede acudir al examen presencial en enero, automáticamente pasará a la convocatoria extraordinaria, es decir, que “perderá una oportunidad de examinarse”. Es increíble. ¿Es que somos los únicos que vemos la locura de todo esto? La acumulación de pruebas extraordinarias más las ordinarias del segundo cuatrimestre, una auténtica vergüenza. Y la cantidad de segundas matrículas que encima el estudiantado deberá pagar. Si lo llegamos a saber, nos hubiéramos matriculado en una universidad telemática”, comenta A.M.

Los estudiantes consideran que la decisión de realizar los exámenes presenciales también afecta a los profesores universitarios y que ellos también tienen “su salud comprometida”. “Ellos tienen la capacidad real de decidir qué hacer”, apunta esta estudiante, que recuerda que la UGR comentó en su día que “si se suspendía la actividad presencial, se aplicarían los instrumentos y criterios de evaluación del escenario B (el no telemático)”. “La gracia está en que se habla de suspensión completa de la actividad presencial, pero no se especifica en qué consiste la misma, por lo que realmente no se pilla las manos de ninguna forma”, indica.

Los diferentes delegados ya se han movilizado para conseguir convencer a los profesores universitarios de que realicen los exámenes online. “Esto va más allá de la educación, la prioridad en estos momentos es la salud de todo el mundo. No la banalicen. No es cuestión de que haya más o menos contagios, es que, simplemente, los sigue habiendo. No olviden la cantidad de víctimas que esta crisis sanitaria continúa dejando”, recuerda esta estudiante que, como tantos otros, tiene “miedo” a acudir a realizar los exámenes a unas aulas que han permanecido cerradas desde octubre, ya que considera que “si los espacios no resultan seguros para ir a clases presenciales, cómo lo van a ser para examinarse”.







Comentarios

18 comentarios en “Los estudiantes de la UGR tienen “pánico” a los exámenes presenciales

  1. Oye! Y no les da miedo meterse en los bares o hartarse de copas hasta no tener control de ellos mismos? Tampoco les da miedo meterse en pisos para hacer botellón con unos cuantos más? Así les hemos visto en otoño y luego llevándose el virus a sus pueblos, infectándoles a todos. Y les da miedo de meterse en un aula enorme! pobrecitos niños mimados, y niñas también.

    • Serán los suyos, los míos ni han ido de bares ni se han hartado de copas, se han limitado a asistir a sus clases online, de muy baja calidad por cierto, sin poner en riesgo a su familia y ahora los meten a cientos en aulas para exámenes presenciales. No se puede generalizar estimado señor. No se donde ve a esos pobres mimados que se pasan todo el día encerrados estudiando y asistiendo a clases universitarias online de una calidad lamentable.

    • No todos los estudiantes se comportan como dice !!!!!!. No se puede poner en riesgo a 45000 o 50000 universitarios, a sus familias y a la población en general.
      La Universidad de Cádiz (UCA), acaba de comunicar a todo su alumnado, que los exámenes serán online, debido a la situación del Campo de Gibraltar.

    • No se debe generalizar, puesto que no todos los estudiantes han llegado a ese nivel de irresponsabilidad (aunque bien es cierto que sí los ha habido). La cosa ahora es que pagan justos por pecadores y muchos y muchas estudiantes prefieren suspender y tener que pagar la segunda matrícula a tener que contagiarse a ellos mismos o a las personas con las que conviven, todo por la irresponsabilidad de los que no se cuidan. La situación en la que piensan exponer a los alumnos para examinarse es deplorable, más teniendo en cuenta que los exámenes de junio sí fueron online y había muchos menos casos de los que hay ahora.

    • No entiendo el por qué generalizas con que todos los estudiantes de la UGR salimos de fiesta y no cumplimos las normas. Soy estudiante de la UGR y la última vez que salí de fiesta fue en febrero de 2020 (antes de la pandemia). Que hayas visto en los telediarios botellones de jóvenes NO significa que todos seamos así. Yo me tomo MUY enserio el tema del COVID, incluso más que la mayoría de adultos y ancianos. Así que no, no todos los jóvenes nos pasamos el fin de semana bebiendo con amigos sin mascarilla. De hecho, vivo fuera de Granada y cuando voy allí para hacer un misero examen cada dos semanas mínimo no salgo apenas a la calle, y cuando lo hago es como mucho al súper

    • Ni soy una niña mimada, ni me metí en ningún bar, eso si en una uci para ayudar SI, a día de hoy a parte de trabajar en un hospital donde veo el día a día, estudio en la UGR, y sintiéndolo mucho y aunque a usted le parezca una tontería no quiero seguir viendo a familiares despedirse de su ser querido sin saber si lo volverán a ver, porque aunque a usted le parezca una tontería, los exámenes presenciales pueden ser una bomba, y no pequeña. Sin justificar ningún tipo de comportamiento por parte de mis compañeros, que dicho de paso, muchos no salieron (como dicen en Mi Pueblo) ni al tranco de la puerta. Porque en mayor o menor medida por desgracia a día de hoy ya tenemos algún familiar o amigo cercano que pasó por esta situación. Y desde mi perspectiva para mi son peores los exámenes online, porque aunque digan que nos copiamos, explíqueme usted a mi como me puedo copiar si tengo que contestar 40 preguntas en 17 minutos ( este fue uno de mis exámenes del año pasado) ni Billy el rápido. Muchas gracias por su comprensión, dicho de paso invitado queda a venir a los exámenes presenciales.

  2. Vivo con una persona de alto riesgo (mi madre, de 74 años), yo tengo asma severo, también de alto riesgo. Si he ido a tomarme un café a algún sitio siempre ha sido siguiendo las siguientes pautas: 1. Que sea un espacio muy amplio, 2. Que tuviese desinfección constante a ser posible con ozono, 3. Que a ser posible fuese exterior (a ser posible con estufa cerca) y 4. Que de ser interior fuese muy amplio como digo en el punto 1 y no hubiese más de 5 personas en el interior. Si he visto que se juntaban grupos de más de 6 personas directamente ni me he arriesgado y mi madre lleva sin salir de casa desde el encierro de Marzo, salvo para citas muy concretas a su médico, al estar desbordados y no poder visitarla de forma domiciliaria.

    No me he ido de botellón, por supuesto no he ido a un cine, mi hermana que vive en Madrid no ha querido bajar en navidades para minimizar el riesgo y bajo ningún concepto me quito la mascarilla en ninguna parte, salvo que sea en mitad del campo y no haya nadie a más de 100 metros a mi alrededor y pese a eso por temor a un costipado, me la vuelvo a poner.

    Suponer que todos los universitarios somos iguales y que encima tenemos la culpa de los brotes del virus, como ya se dijo tras el puente del Pilar, es dar mucho por supuesto. La UGR tiene una plataforma telemática llamada PRADO EXAMEN que efectivamente sirve justo para eso, para examinar online. Banalizar nuestra preocupación alegando que no nos da reparo irnos a otros sitios, es negar la realidad de que lo único que le interesa a la UGR es si nos copiamos o no. Hay formas de hacer exámenes de manera que un miserable no tenga opción de copiarse. También se pueden entregar trabajos, a modo de pregunta de 10, sometido a la herramienta de plagio Turnitin, para poder evitar incluso una evaluación. Se da un plazo de 48 horas y listos.

    Opciones existen, muchas y muy variadas. El problema en realidad es más profundo, es seguir anclados en una forma de evaluación arcaica que no consigue que se aprenda más ya que únicamente consiste en la memorización de listín telefónico para después vomitar y olvidar. No puede ser que la única opción sea poner un tema o dos a desarrollar y 3 imágenes a comentar como se hacía en los 90.

    Señores y señoras de la UGR son algunas de las mentes más brillantes de este país, ¿qué tal si ponemos a funcionar un poquito la masa gris para evitar que mi madre y yo nos muramos 10 días después de mis exámenes?

    Ah por cierto, los exámenes no están divididos por subgrupos, como las clases inicialmente presenciales (donde se comprobó que no se puede mantener la distancia de seguridad, porque te pueden separar del que tienes al lado, pero te sientas tras el cogote del de delante), sino que hay exámenes que están localizados en aulas pequeñas para más de 100 personas. Los auditorios en este caso de Filosofía y Letras tienen la mitad de las sillas rotas o si eres muy “ancho” no cabes bien en las sillas, y no es por nada, pero me gustaría a mi ver a alguien haciendo un examen en Cartuja en Granada con las ventanas abiertas con las temperaturas que tenemos. Va a salir el examen escrito en MORSE. Es ridículo.

    • También tengo que realizar el examen en Cartuja y ya quiero ver cómo van a moderar a los 500 estudiantes que hay en mi curso para que no se apelotonen en el pasillo de Psicología, porque es algo FÍSICAMENTE imposible que haya 2 metros de separación entre todos los estudiantes.
      Hay profesores que han hecho evaluación continua previendo que esto podía pasar, pero la mayoría ha optado por hacer que todos vayan a enero. Así que sí, existen muchas formas de evaluar sin estar presente (no solo PRADO examen), pero no las han querido ni pensar.
      Cartuja con las ventanas y puertas abiertas, sumado a que vamos a tener que ir andando para no subirnos a unos autobuses que irán a reventar de gente, todo esto a las 8 de la mañana. Es una aberración. Pero es mucho mejor que los alumnos se expongan a contagios, al frío y, en definitiva, a no rendir completamente en los exámenes que estos mismos alumnos copien en un examen. Porque las segundas matrículas no se pagan solas, ¿verdad?

  3. Por favor, corrijanme Vanalizar, que escrito con el móvil me ha salido con B xD

  4. Los míos? No, que va, todos los míos acabaron sus estudios universitarios hace años, cada cual en el tiempo justo que tenía para hacer su carrera. Y los de hoy dia más jóvenes como los del primer ciclo de ESO y Primaria sí que les están dando sopa con honda a todos, esos sí que están a montones en aulas pequeñas , helados de frío con las ventanas abiertas, sin contacto fisico y sin poder jugar… y nadie protesta

    • Avatar

      Marta Barrero López

      Lo que verdaderamente me da pánico María José Ramírez (autora de este artículo) es que le pongas ese título morboso e incitador a burlas, generalizaciones y odio, a una cosa tan importante como es a la presencia obligatoria a exámenes en plena ola de contagios.
      Me parece de tener muy poca vergüenza juzgar de esa manera situaciones particulares de tantos estudiantes, donde ni tú ni la gente que te ha aplaudido tiene idea. Me molesta tener que meterme en un aula con 100 compañeros que ni me van ni me vienen, y que luego en Noche Buena solo pudiera cenar con mis padres en vez de con toda mi familia porque lo máximo eran 6 personas.
      ¡Por Dios, más empatía a este mundo!.

      Firmado, una estudiante de Psicología y trabajadora.

      • María José Ramírez

        María José Ramírez

        El titular de la noticia va entrecomillado, Marta Barrero, ya que es una palabra expresada en varias ocasiones por la mayoría de la comunidad universitaria sobre su postura hacia la realización de los exámenes de manera presencial. En tu opinión veo que también estás de acuerdo en que no sean presenciales. Gracias por dejar tu opinión.

  5. Que no falte el “pánico” entre comillas, no sé cómo no se os cae la cara de vergüenza, no sois periodistas ni sois nada, no sabéis dar cobertura a lo más mínimo que pasa. De verdad sentiría vergüenza que trabajara en este “periódico”.

    • María José Ramírez

      María José Ramírez

      El titular de la noticia va entrecomillado ya que es una palabra expresada en varias ocasiones por la mayoría de la comunidad universitaria sobre su postura hacia la realización de los exámenes de manera presencial. Un saludo.

  6. Tienen razón, no todos los universitarios son iguales. Esto se debería hacer extensible a secundaria.
    Y hacer más test cuando un alumno da positivo, con frecuencia no se avisa ni siquiera al profesor. Una irresponsabilidad.

  7. Hay que leer cada comentario de mal gusto… ¿les explico a qué tenemos miedo?
    Tenemos miedo a poner en riesgo a nuestros familiares y a nosotros mismos, ya que YO Y MUCHAS MÁS PERSONAS no hemos salido ni a bares ni discotecas. Y de por sí tuvimos que aguantarnos teniendo una enseñanza pésima de forma online, y así al menos, reducíamos el riesgo. ¿Pero ahora si hay que ir a hacer un examen cuando no hemos tenido ni una semana completa de clases?y aún así seguimos pagando las consecuencias, como el pago completo de pisos. Déjenme decirles que es INJUSTO. Aparte, si ustedes fuesen alumnos ¿Estarían contentos con un examen de 70 preguntas tipo test en media hora? ¿Donde no puedes volver a atrás? Porque déjenme decidles que si creen que preferimos ese tipo de exámenes en el que ustedes piensan que alguien se puede copiar, COSA QUE ES MUY DIFÍCIL, no solo por el modelo de examen, si no, porque exigen cámara , están muy equivocados. Pero por encima de todo va mi salud y la de mi familia. Cuando comiencen los rebrotes y estemos todos confinados agradeced que os metisteis con uno de los sectores más perjudicados en el proceso enseñanza-aprendizaje , LOS ESTUDIANTES. Y añadir que soy la primera que odiaría que una persona que no ha trabajado se copié, pero ¿prefieres una nota a cientos de contagios nuevos?. Más apoyo a los alumnos y menos personas que mal meten . Ánimo al sector de universitarios, los cuales fuimos abandonados desde el comienzo de esta pandemia. Y suerte también a esos docentes, los cuáles son de riesgo y siguen luchando por nosotros.
    Atentamente: una alumna que vino cargada de ilusión, y lo único que le quedas es el cargo de desilusión.

  8. PFF, siento decirle que los padres de los colegios sí nos estamos movilizando. En la situación actual, en la línea de la concepción muchos padres no estamos llevando a nuestros hijos al colegio por la incidencia actual, la cual es descabellada y pinta a peor.

  9. Por suerte se ha impuesto la razón y los exámenes van a ser online. Al menos los que puedan hacerse así. Menos mal. Ahora esperemos que la UGR entienda que las formas de evaluar son muy diversas y no todo tenga que ser un examen oral. Prado Examen señoras y señores. PRADO Examen.

Deja un comentario