Un espectáculo natural heredado de la minería: la Geoda de Pulpí

Este espacio mágico y misterioso pone en el mapa a esta zona de Andalucía, tanto para turistas como para expertos geólogos

MK Pulpi y geoda - Dani B
Geoda de Pulpí | Fotos y vídeo: Daniel Bayona
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Pulpí es un municipio ubicado en la provincia de Almería que tiene alrededor de 10.000 habitantes. Históricamente ha vivido de la agricultura, la minería y, como herencia de ello, del turismo a día de hoy.

Aquí se encuentra la geoda más importante visitable del mundo. Algo que pone en el mapa a esta zona de Andalucía, tanto para turistas como para expertos geólogos. “Hay que tener en cuenta que cada día nos visitan entre 200 y 300 personas. Esto es algo muy importante para nuestro municipio y para todo el sector turístico de Almería”, comenta a GranadaDigital el alcalde de Pulpí, Juan Pedro García.

Porque esta maravilla de la naturaleza, tras numerosos estudios y una rehabilitación que ha costado 500.000 euros, se puede visitar. “Todos los pulpileños nos sentimos muy orgullosos del trabajo que se está realizando. Queremos que todas las personas que vengan se vayan con la satisfacción de haber visitado la geoda y la mina”, subraya García.

La apertura de la geoda supone un hecho especialmente singular para la provincia de Almería y, a la vez, se convierte en un recurso excepcional para cualquier visitante que la quiera disfrutar. “Atiende a lo que es el geoturismo, industrial y etnográfico. Tiene lugar en un espacio en el que se desarrolló la minería, algo que incluía una forma de vida, que incluso puede ser recogida por algunas personas que todavía viven y trabajaban en este ámbito”, explica el delegado de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, José Luis Delgado Valdivia.

Hemos de tener en cuenta que, desde que entramos por la puerta hasta que llegamos a la geoda, estamos dentro de una mina y eso nos permite visitar desde un punto de vista geológico cómo es una montaña por dentro. Una visita pedagógica que a través de los filones nos explican los guías cómo es su estructura o el recorrido de trabajo que hicieron los mineros desde el año 1.840.

El uso de la pólvora en estos espacios ha generado una especie de moldeado en la montaña de dentro a fuera. En el final de una de las galería podemos encontrar la denominada ‘catedral’. Un espacio amplio que envuelve al visitante. “Estos lugares dan la misma sensación que da un cielo o una cúpula de una catedral. Aquí podemos disfrutar del silencio y de las estructuras que ha hecho el hombre a través de su trabajo. Es un absoluto privilegio”, explica Delgado Valdivia.

Al final de este camino encontramos la Geoda de Pulpí, un regalo de la naturaleza digno de conocer. Tiene su origen en un proceso hidrotermal en el que se produjo una disolución de una dolomía y posteriormente se crearon sus bellos cristales, que son de yeso. Su peculiaridad viene por su tamaño y por ser la única visitable del mundo. Tiene ocho metros de profundidad, dos de ancho y dos de alto y la transparencia de sus cristales permite coger un libro y leer a través de ellos. Un espectáculo natural que cualquier granadino, andaluz o europeo debería conocer.

Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A

Más información en la web: www.andalucia.org/es/navidad-en-andalucia/ 

Vista de la localidad almeriense de Pulpí.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario