Mikel Izal: “La segunda fecha en Granada es una grata sorpresa que nos ha regalado la ciudad”

El cantante del grupo madrileño asegura en una entrevista con GranadaDigital antes del comienzo de la gira ‘El fin del viaje’ en el Palacio de Deportes, el 21 de febrero, que todo lo logrado se lo deben “a la gente” que ha hablado de ellos

IZAL_ASTRONAUTA 19_0199bn
Componentes del grupo Izal, que comenzará su gira 'El final del viaje' este 21 de febrero en el Palacio de Deportes de Granada | Foto: Izal
María José RamírezMaría José Ramírez
0

Mikel Izal, vocalista y compositor del grupo Izal, atiende la llamada de GranadaDigital en la semana previa al comienzo de su gira ‘El final del viaje’, que tendrá lugar en Granada. El Palacio de Deportes, gestionado por la empresa Gegsa, acogerá dos conciertos del grupo madrileño. El primero de ellos, el viernes 21 de febrero es la segunda fecha tras agotarse las entradas de la primera, el sábado 22 de febrero. Granada es una ciudad que Izal siempre tiene en su hoja de ruta desde que se formó, hace ya diez años, ya que la consideran “un punto fuerte”. En la ciudad granadina comenzará una gira de conciertos que será lo único que el grupo formado por Mikel Izal, Alejandro Jordá, Alberto Pérez, Emanuel Pérez ‘Gato’ e Iván Mella haga en 2020. Tras ella, “tocará descansar, respirar y, por primera vez en diez años, tomar un respiro de verdad, sin fecha de vuelta y sin prisa por volver”. Pero desde febrero a abril, Izal ofrecerá conciertos con los que disfrutarán y harán disfrutar a su público, al que se lo deben “todo”.

Pregunta (P): Izal vuelve a Granada, ciudad que han visitado mucho. ¿Hay un vínculo especial?

Respuesta (R ): Como bien dices, Granada ha sido una constante en muchas visitas desde que el grupo se formó, hace ya diez años. Es una ciudad que para nosotros siempre ha sido un punto fuerte. Hemos notado el interés. Es una ciudad que apuesta por la cultura y por la oferta musical y artística y a nosotros, particularmente, siempre nos ha ido bien. Hemos crecido, pasito a pasito, y Granada siempre ha estado en la hoja de ruta y ahora culminamos con este fin de gira en el que hemos duplicado fecha en el Palacio de Deportes, cosa que no teníamos previsto en absoluto, pero, al agotar la primera fecha y quedaba todavía casi un mes y medio, vimos que seguía habiendo demanda, nos escribía gente de Granada que no quería perderse este comienzo de gira, y sacamos otras 3.000 entradas extra para el día anterior, el viernes 21 de febrero. Es algo que no esperábamos hacer y es una grata sorpresa que nos ha regalado la ciudad.

P: Ya han colgado el ‘no hay billetes’ para el primer concierto del 22 de febrero y tienen una segunda fecha el 21. Sería espectacular tener dos llenos, ¿no?

R: La segunda fecha se planificó de otra forma. El sábado es el aforo completo, que según tengo entendido son 7.000. En la fecha anterior lo que vamos a hacer es aprovechar que estamos haciendo los ensayos generales en Granada, y que ya estamos en la ciudad, para hacer un formato de medio aforo, creo que se llama así, que son 3.000 – 3.500 personas y ojalá se llene. Lo hemos anunciado hace muy poquito, pero tiene pinta de que va a haber muy buen ambiente también el primer día.

P: ¿Es muy diferente el show de esta gira a los anteriores?

R: Esa es la intención. Hemos trabajado en muchas dinámicas nuevas. Para quien no pudo ver el concierto de la gira anterior, la estructura tenía una carga narrativa muy grande y en este concierto de fin de gira continúa esa carga narrativa. Es como una segunda y última parte de la historia que contábamos en el show anterior. Y acompañando esa historia nueva o esa segunda parte de la historia, vamos a jugar con dinámicas nuevas que ensayaremos en Granada y no puedo contar mucho más porque, entonces, las sorpresas dejan de serlo. Hemos trabajado para que haya momentos nuevos y para que la persona que haya visto la gira anterior se lleve cosas nuevas al ver este show diferente.

P: ¿Habrá alguna sorpresa como en la gira anterior con la aplicación del móvil para darle importancia a la interacción con el público?

R: Va a haber, sobre todo, experiencias musicales, las voy a llamar así, que nosotros nunca habíamos sacado a un escenario y que, de hecho, no recordamos que se hayan hecho de esta forma antes. Siempre intentamos, para empezar, no aburrirnos de nosotros mismos. En esta línea hemos seguido trabajando en las novedades de este show de ‘El final del viaje’. En Granada se verá por primera vez todas estas cosas que hemos estado ensayando los últimos meses.

“En Granada se verá por primera vez todas esas cosas que hemos estado ensayando los últimos meses”

P: Izal es de los pocos grupos que logra vivir de esto ahora que no se venden apenas discos. ¿Cómo ve la situación?

R: Creo que nosotros nacimos ya en este nuevo escenario donde los discos no son lo que dan de comer a los grupos, sino sus directos. Así ha sido desde que se creó Izal hace diez años. Somos un grupo de la nueva ola, o como lo quieras llamar. Nunca hemos firmado por una multinacional porque, desde el principio, gestionamos nuestro proyecto nosotros mismos y podemos decir con orgullo que así sigue siendo después de diez años. La clave es un poco eso, que hemos nacido en el boca a boca digital, en las redes sociales, en gente que hablaba de nosotros a su gente. Y los directos era lo que alimentaba el proyecto y lo que lo sigue alimentando hoy en día. Es un orgullo poder decir que sigue la misma estructura, la misma pequeña familia y que ha dado resultado. Y ver hasta donde hemos podido crecer de esta forma. Este fin de gira es espectacular. Echábamos cuentas la semana pasada, en la oficina, con nuestra gente, y va a ser una gira de casi 100.000 entradas y es algo que creo que es increíble para un grupo independiente que nació de los crowfundings para financiar nuestros primeros discos y que, poco a poco y pasito a pasito, durante diez años, llegamos a vivir lo que va a ser este final de gira, que creo que nunca habíamos soñado un grupo con esta independencia de gestión y sin apoyos económicos externos. Eso lo vamos a llegar siempre con mucho orgullo.

P: Aparte de vuestros discos, también es importante para el grupo el merchandising y son muchos fans los que compran vuestras camisetas, ¿qué supone esto para vosotros?

R: Voy a ser sincero, porque más que a nivel económico, que digamos que el merchandising y la venta de camisetas y demás es un muy poquito porcentualmente, o como quieras llamarlo, no es un ingreso importante, pero siempre hemos pensado que ahí juega también mucho la ilusión de la gente por llevarse un recuerdo a su casa. Hemos intentado que haya camisetas que les gusten, siempre hemos pensado en hacer camisetas que se pudieran poner en su día a día, que gustaran. El merchandising siempre lo hemos concebido más como qué le gustará a la gente, qué le podemos fabricar como recuerdo de un concierto, de una gira, más que a nivel económico, aunque, por supuesto, también algo te da, pero no es un factor importante en el total. Es algo más romántico que económico.

P: ¿Cuál es el secreto para que el grupo, en cinco años de autogestión, se haya convertido en uno de los referentes de la música española?

R: Solo sentimos orgullo y agradecimiento al público. Somos un grupo que todo se lo debe a que la gente ha hablado de nosotros y le ha comentado a sus colegas y familiares que había unos tíos que hacían música y que le gustaba lo que hacían. Eso es lo que ha hecho que lleguemos hasta aquí. Agradecimiento a toda esa gente y orgullo por haber llegado desde un piso donde ensayábamos, en un cuarto sin ventanas y pasándolas canutas durante los primeros años, hasta ahora, que disfrutamos de lo que nos ha regalado toda esa gente.

“Somos un grupo que todo se lo debe a la gente que ha hablado de nosotros”

P: Todas las canciones están compuestas por usted, que además es escritor, ¿en qué se inspira para sus canciones?

R: Me inspiro en lo mismo que se inspiraría una persona que tiene una conversación con otra, alguien que le cuenta sus problemas a su mejor amigo… Al final, la música es una forma de comunicarte. En mi caso, creo que me comunico más conmigo mismo que con nadie más. Siempre he dicho que escribo unas canciones para mí. Es mi diario, una forma de drenar lo que me pasa, lo que pienso, lo que siento… Y luego el milagro es que esas ideas de las que yo quería hablarme a mí mismo, resulta que había muchas personas que querían hablar también de eso mismo y quizá no encontraban las palabras adecuadas. Y de nuevo, vuelvo a la palabra orgullo y es un honor que eligieran mis palabras para darle forma a sus pensamientos, pero nunca lo hice con esa intención. Me sigue sorprendiendo siempre cuando me hablan de que una canción ha definido un momento de otra persona. Nunca escribo para nadie que no sea para mí mismo y es maravilloso que haya ayudado a ponerle palabras y música a sentimientos ajenos.

P: De todas las canciones que ha compuesto, ¿cuál considera que es la más especial?

R: Eso es imposible. Con todo lo que ha pasado, los cuatro álbumes que he escrito para Izal, al final, es un todo que cuenta mi vida en los últimos 12- 14 años. No me quiero quedar con un momento. Obviamente hablo de personas muy importantes para mí, de sentimientos muy importantes para mí, de anécdotas mucho más ligeras que también forman parte del día a día, porque no todo puede ser intensidad. Pero me quedo con el viaje, no me puedo quedar con un solo capítulo.

“Me sigue sorprendiendo siempre cuando me hablan de que una canción ha definido un momento de otra persona”

P: Izal destaca especialmente un potente directo, ¿dónde está el secreto para conseguirlo?

R: Disfrutarlo, sin ninguna duda. Trabajar también el show y prepararlo para disfrutarlo. Con el disco anterior de ‘Copacabana’ y con este de ‘Autoterapia’ hemos tenido la posibilidad, los recursos y el tiempo para diseñar un show, una escenografía, un montaje, unas luces, un sonido, unas dinámicas de concierto que nos divirtieran, que tuviéramos ganas de vivirlas. Le hemos dado muchas vueltas para divertirnos en el escenario, porque tenemos comprobadísimo que cuando nos divertimos nosotros, se divierte la gente y cuando nos emocionamos nosotros, se emociona la gente. En eso hemos puesto el acento, en sacar un show adelante y en diseñarlo para que nos emocionara y nos divirtiera, utilizando los recursos y reinvirtiendo mucho del dinero que entraba en nuestras experiencias sobre el escenario, porque así es como vas a transmitirlo al que te está viendo y escuchando.

P: Se ha metido a Izal en un cajón llamado ‘indie’ que en realidad contiene muchos estilos. ¿Dónde encaja Izal?

R: Creo que, dentro de que siempre nos ha gustado jugar con muchos tipos de estructuras de canciones, que nos divertimos tocando palos que no son los nuestros naturales, porque de repente hay un destello de punky, un poco de electrónica cuando Iván se vuelve más loco a los teclados o de repente no nos da miedo utilizar un poco el folk sin estar acostumbrados a ello… Es decir, nos gusta jugar con muchos estilos de música diferentes desde el respeto o desde la falta de respeto, pero con bondad y perdiéndole el respeto en el buen sentido. Pero, como bien dices, indie para nosotros no es un género musical. Si tuviéramos que hablar de nuestro género musical supongo que, en una estantería de una tienda de discos, estaríamos en el pop-rock de toda la vida. Creo que eso es lo que somos, un pop-rock que se atreve a divertirse con otros estilos en pequeños momentos de nuestra discografía o que no nos gusta ponernos una etiqueta, sino disfrutar de todo lo que hemos escuchado e intentar no cerrarnos a ideas nuevas, a pesar de que no sea la zona de confort. Y hacer música, que es de lo que se trata. Música que nos emocione.

P: Éxito de público y de crítica, pero hay prensa especializada que os niega ‘el pan y la sal’. A Izal y a otras bandas como Love of lesbian o Vetusta Morla. ¿Por qué cree que es así?

R: No sé, eso se le debería preguntar a esos medios de comunicación. Ellos darían una respuesta desde su línea editorial, supongo. Lo que nosotros hemos notado es que había medios de comunicación que, en nuestros comienzos, cuando no venía a vernos casi nadie a las salas, nos daban bola, hablaban de nosotros y se ilusionaban con nuestros pasitos adelante, pero llegó un momento en el que las cosas fueron mejor, empezaba a venir gente de todo tipo a nuestros conciertos y, paradójicamente, creo que empezamos a hacer nosotros como músicos un trabajo mucho más profesional, más trabajado, con muchos más medios, muchísimas horas más de trabajo y más calidad en todos los aspectos, de sonidos, de escenografías, de show, y ahí, nos soltaron la mano algunos medios. Jamás entenderé el porqué, pero seguro que lo tienen, pero nosotros no tenemos la respuesta. Nosotros solo podemos contar nuestra vivencia, pero es algo que no nos quita el sueño ni pensamos demasiado en ello. El triunfo total está en la mano del público y hemos tenido la suerte de que haciendo el trabajo que queríamos, año tras año y haciendo la música que nos sale de dentro, cada vez ha sido más gente la que se ha emocionado con ella y eso es lo que importa en este siglo XXI.

“Hemos tenido la suerte de que haciendo el trabajo que queríamos, año tras año, cada vez ha sido más gente la que se ha emocionado”

P: El 2019 ha sido un año estupendo para Izal, ¿con qué se queda de todo lo vivido?

R: Creo que esto lo podría responder dentro de 10 – 15 años o de 30, cuando visualicemos los DVD y los conciertos que hemos hecho, como los del Wizink Center de Madrid y los festivales… Cuando estás dentro del ojo del huracán dicen que es donde menos notas el viento y quizá hay que salir un poco de ahí para notar el remolino que has generado. Pero hemos vivido grandes momentos y esperamos seguir viviéndolos durante muchos años y seguir dedicándonos a lo que nos gusta, que es la música.

P: ¿Qué planes tienen para 2020: la gira continúa, alguna grabación?

R: En 2020, como ya hemos anunciado, haremos estos conciertos de ‘El final del viaje’, nuestro fin de gira que comienza con estos conciertos en Granada el 21 de febrero y acaba el 18 de abril en Madrid. Van a ser los únicos conciertos que demos en 2020 y lo único que hagamos porque después tocará descansar, respirar y, por primera vez en diez años, tomarnos un respiro de verdad, sin fecha de vuelta y sin prisa por volver. Creo que ha sido intensísima la aventura hasta ahora y estamos en un momento en el que, afortunadamente, podemos tomarnos un tiempo de descanso de verdad y volver cuando nos apetezca. Esa es la idea: descansar de verdad cuerpo y mente para volver echándolo de menos. Y para volver, además, con ideas nuevas para no repetirnos.



Se el primero en comentar

Deja un comentario