Joan Carles March: “Si no hacemos las cosas bien puede haber una tercera ola”

El profesor y columnista de GranadaDigital ha asegurado en #DirectosEnRedGD que las medidas de la Junta para Granada "llegan tarde"

FOTO DIRECTO JOAN CARLES MARCH
Momento de la entrevista entre el subdirector de GranadaDigital, Juan Prieto, y Joan Carles March | Foto y vídeo: Dani Bayona
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

El profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública y columnista de GranadaDigital Joan Carles March ha alertado este lunes del riesgo de una futura tercera ola de contagio por coronavirus. Lo ha hecho en la entrevista que el subdirector de este periódico, Juan Prieto, le ha hecho en el primer #DirectosEnRedGD de la semana, donde March también ha valorado las medidas recién adoptadas por la Junta de Andalucía que entran en vigor este martes.

“La situación en Granada está peor que en ningún sitio y las medidas de la Junta llegan, como mínimo, tres semanas tarde”, ha avanzado el experto, quien ha calificado de “mala” la gestión de Ejecutivo autonómico tras el Puente de la Inmaculada. “No había valoración científica para cerrar sólo la Universidad de Granada. Hace un mes dije que Granada necesitaba una actuación dura y contundente. Los casos, contagios y muertes son ahora un problema por no tomar decisiones como cerrar cuando tocaba. El coronavirus coge carrerilla, va por delante y cortocircuita esta situación. Tomamos medidas poco a poco y eso ha resultado ser una equivocación. En junio, es cuando debimos ir poco a poco. La desescalada ha sido demasiado rápida”, ha explicado March.

Preguntado sobre la posibilidad de vivir una tercera ola de contagio, el profesor ha sido contundente. “Si no hacemos las cosas bien, puede haber una tercera ola. Toda pandemia tiene como mínimo dos olas, y puede tener hasta tres. Esto estaba definido. De alguna forma, no cerramos la primera ola y podríamos hablar de que en esta ha habido dos y media. Debimos prever que una segunda ola vendría y hay que ir con cuidado con cómo saldremos de esta. Hay medidas que son imprescindibles y cosas que hay que tener en cuenta. Por ejemplo, si hubiéramos cerrado la parte interior de los restaurantes o los gimnasios que no tenían ventilación estaríamos ahora mejor. El ejemplo es de los colegios, que han ventilado. No es lo que pasa hoy, sino lo que puede pasar en enero. Hay que evitar que haya tantas muertes y entrar en una tercera ola, porque nos generará una situación terrible para las personas”, ha advertido.

Joan Carles March ha abundado en sus críticas a la administración, a la que ha pedido “unidad de acción” en cualquiera de sus niveles, y se ha mostrado “partidario de confinamientos duros y breves”. “Yo habría confinado completamente Granada el 12 o el 13 de octubre. Si hubiéramos confinado Granada en plazos de 10 días, con la posterior evaluación, podría haber resultado suficiente”, ha explicado antes de desvelar una discusión con el alcalde de Granada, Luis Salvador, sobre el porqué de cerrar la ciudad: “Le dije al alcalde que era mejor una entrada en la nueva situación poco a poco que ir demasiado deprisa. Él me dijo que la economía lo necesitaba, y yo le dije que lo que lo necesita es la salud. Mejorar la salud para mejorar la economía, esa es la clave. Nos fuimos al verano sin medidas efectivas, con menos rastreadores y rastreos insuficientes y con las medidas planteadas de salud pública. Sólo con eso, habríamos pasado un verano mucho mejor y ahora estaríamos empezando esta segunda ola de otra manera”.

March ha dudado de si toda esta situación está sirviendo, al menos, para poner en valor la importancia de las políticas de salud pública. “Debería ser así, pero es difícil y yo tengo mis dudas”, ha lamentado. Al mismo tiempo ha incidido en la necesidad de concienciarse sobre el peligro del virus. “Hay grupos que no parecen creerse que esto es duro y difícil, o piensan que no va con ellos. Piensan que son jóvenes y pueden con todo. Por otra parte, las autoridades tienen que tomar las medidas adecuadas y hacer cumplir las decisiones adoptadas. Esto último es muy importante. Tras la experiencia de la primera ola, se debería haberse replanteado el tema de las residencias”, ha puesto como ejemplo el profesor, quien con ironía ha sentenciado que “quien sabe de fechas no sabe de virus”. Esta última afirmación venía a cuenta de la futura vacuna, a la que también ha puesto ‘en cuarentena’: “Todas las predicciones sobre cuándo habrá vacuna se han equivocado. Primero tiene que llegar, segundo con cantidad suficiente y tercero tiene que vacunarse toda la población. Además, tampoco sabemos cómo será la respuesta al cabo de unos meses. No sabemos si tendremos que ponernos varias vacunas o una sola. Antes las vacunas eran una carrera de fondo y ahora son de sprint. Hay varias vacunas en proceso, y muchas españolas trabajándose bien, pero conviene ser cautos porque desconocemos qué efectos tendrán”.

“Unidad de acción”

Joan Carles March ha alertado sobre las consecuencias que pueden ir aparejadas a establecer horizontes como el de la Navidad no basados en criterios sanitarios. “Ese es el peligro de lo que decía de la tercera ola. Nos vamos 10 o 15 días y pensamos que ya estamos bien. La clave es ser sensatos, ir con cuidado, no contagiarse y no juntarse con nadie. La suposición, en este caso, es igual a infección. Llevando mascarilla tampoco aseguramos que no nos contagiamos, así que la clave es la paciencia. En Asia estaban más preocupados porque habían tenido un SARS y hacían simulacros y ahora han salido mejor. El virus se quedará con nosotros bastante tiempo y hasta que todo el mundo esté vacunado van a pasar meses”, ha desarrollado el profesor, quien no se olvida de todos los pacientes aquejados de otras patologías: “No todo es la pandemia. Hay pacientes crónicos, con diabetes, insuficiencia cardíaca o renal. Necesitan que se les atienda y no sentirse olvidados ni abandonados, como muchos me han dicho que se sienten”.

Por todo lo anterior ha recalcado el concepto de “unidad de acción”, que ha ligado a varios otros: “Comunicación, claridad, liderazgo, toma de medidas y cumplimiento de las mismas”, ha repetido antes de concluir que “la falta de unidad de acción, de ir todos a una, genera mortalidad. Este virus es el mismo en Granada, País Vasco, Madrid, Cataluña o Berlín”. Todo esto de cambiar el criterio -pasar de mando único a delegado etcétera- lo que ha hecho es favorecer al virus. Ese es el gran problema de la falta de unidad de acción. Por eso, evaluemos. Qué ha funcionado bien y qué no. Ya lo pedimos al Gobierno central a través de dos cartas en la revista Lancet y luego en dos reuniones con el ministro y la Secretaria de Estado de Sanidad. La evaluación de las medidas debió comenzar en septiembre pero ni ha empezado ni se le espera al menos hasta diciembre”, ha criticado en última instancia.







Se el primero en comentar

Deja un comentario