César Díaz: “Era necesaria una normativa de seguridad vial que respaldara la nueva movilidad”

El concejal ha analizado en #DirectosEnRedGD la estrategia del Ayuntamiento para la convivencia de VMP y bicis con el resto de vehículos

FOTO DIRECTO CESAR DIAZ MOVILIDAD GD
Momento de la entrevista de Manu Bayona a César Díaz | Foto y vídeo: Dani Bayona
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Cambiar los hábitos de movilidad es una de las prioridades del Ayuntamiento de Granada. El Consistorio sondea con asociaciones, ciudadanía y miembros de la sociedad civil en general alternativas a los modelos tradicionales. Los vehículos de movilidad personal (VMP, o patinetes eléctricos sin sillín), así como las bicis constituyen las dos primeras piezas de un puzle que se va armando poco a poco con la ayuda de todos.

Pero para alcanzar ese modelo hay que consolidar un concepto íntimamente ligado al mismo, el de ‘seguridad vial’. Aunque es cierto que son dos palabras que llevamos escuchando desde hace mucho tiempo, la realidad es que todavía hoy existen dudas respecto sobre cómo enfocar esos hábitos al volante, en moto o, como se ha señalado líneas atrás, sobre un VMP o una bici. Y eso mismo es lo que ha analizado este viernes el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad en el Ayuntamiento de Granada, César Díaz, en nuestro último #DirectosEnRedGD de la semana, que en esta ocasión ha estado moderado por el director de GranadaDigital, Manu Bayona.

El responsable del área ha recordado que, a su juicio, “era necesario que Granada contara con una normativa de seguridad vial que diera respaldo a la nueva movilidad”, el concepto implantado por el Ayuntamiento de Granada en la nueva Ordenanza Municipal de Circulación de Peatones, Bicicletas y Vehículos de Movilidad Personal. Estos dos últimos tipos de vehículos son los más vulnerables en caso de accidente, pero también los que más están proliferando desde el último año.

MEDIDAS GARANTISTAS PARA LOS USUARIOS

Así, reforzar los sistemas de seguridad es una de las preocupaciones del área que él dirige. “Se ha multiplicado un 200% la venta de bicicletas. Respecto a los VMP, la previsión era terminar el año con unos 7.500 y ya vamos por 10.000”, ha señalado Díaz, quien no ha escondido que todavía hoy la Policía Local de Granada tiene que poner multas por circunstancias relacionadas con el uso incorrecto de estos medios de transporte alternativo. “Pero yo soy más de convencer que de imponer. Y más en una situación complicada como la que estamos atravesando”, ha indicado el concejal, quien ha destacado como un ejemplo mal entendido de lo que es cambiar el coche por la bici el hecho de que muchas de esas sanciones provengan de “bicicletas que circulan por las aceras y otras conductas que se siguen haciendo mal”.

César Díaz ha pedido “apostar” por una movilidad que diseñe “trayectos para peatones que sean seguros”, al tiempo que ha reiterado que ese mismo es el compromiso del Ayuntamiento: “En este sentido, hemos puesto encima de la mesa una batería de medidas que se pueden compartir o no, pero que ahí están”. Entre ellas, más aparcamientos para motos y bicis, itinerarios peatonales que sean seguros o llegar a las 5.000 plazas de aparcamiento para bicicletas.

UN TRABAJO INCESANTE

Para poner en contexto todo lo anterior, el concejal ha recordado la campaña que él mismo tuvo que dirigir hace décadas, cuando empezó a tener responsabilidades en materia de movilidad. “Se llamaba ‘Érase una vez un bus’ y le preguntábamos a la gente cómo concebían la ciudad del futuro”, ha adelantado. “Fue una iniciativa que comenzamos a implantar desde el Centro de Seguridad y Educación Vial. Los niños, hoy adultos, nos decían que querían más autobús público, espacios peatonales y más protagonismo de la bicicleta en los desplazamientos urbanos. Hoy están viendo esos resultados”, ha ilustrado con el ejemplo de lo contemporáneo.

César Díaz ha afirmado que una ciudad como Granada debe ser para disfrutarla, y no para ir asustado por si me puede atropellar un coche”. Por eso, la nueva ordenanza establece en su articulado los elementos de seguridad vial necesarios para que VMP y bicicletas puedan convivir de forma segura en el mismo espacio que el tráfico rodado tradicional. Para ello, se recuerda la obligación de que los usuarios sean visibles en todo momento con elementos reflectantes.

El uso del casco es recomendable siempre, y obligatorio para los menores de 16 años. Los vehículos que lo permitan deben llevar timbre y los no autoequilibrados también frenos. El uso del alumbrado (delantero y trasero) es obligatorio en horario nocturno y en condiciones de baja visibilidad por zona urbana, mientras que los cambios de dirección o maniobras se señalizarán de forma manual o con dispositivos eléctricos.







Se el primero en comentar

Deja un comentario