Entrena considera “central” el papel de las diputaciones en la Subcomisión por el Reto de la Despoblación

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias constituye también una Subcomisión de Mancomunidades para impulsar la economía circular y el 'Pacto Verde'

subcomisión exodo rural
Constitución telemática de la Subcomisión por el Reto de la Despoblación de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) ha constituido este miércoles la Subcomisión por el Reto de la Despoblación en la que han estado presentes telemáticamente el presidente de la Comisión de Intermunicipalidad: Diputaciones, ELAs y Reto Demográfico y presidente de la Diputación de Granada, José Entrena; la directora general de Políticas contra la Despoblación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Juana López Pagán; la representante de la Dirección General para la Política Regional y Urbana de la Comisión Europea, Valentina Corsetti; y la secretaria general de la Federación, Teresa Muela.

La FAMP, en 2018, alertó del riesgo de despoblamiento que sufren municipios y comarcas rurales y del interior en el informe “A propósito del Despoblamiento en Andalucía”. Este estudio puso de manifiesto que las cifras de despoblación empeoran con los años y el continuo éxodo urbano, lo que supone un serio riesgo para la supervivencia de cientos de pueblos, del ecosistema natural y de la conservación del territorio.

La despoblación afecta a municipios de Sierra Morena, desde el Andévalo onubense hasta el norte de la provincia de Jaén; así como pueblos situados en la Cordillera Bética: el Sistema Penibético: altiplanicie de los Vélez, desierto de Tabernas, Alpujarras, Tierra de Alhama, Montes de Málaga, Serranía de Ronda-Grazalema; y el sistema Subbético y Prebético.

El presidente de la Comisión de Diputaciones, ELAs y Reto Demográfico de la FAMP y presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha afirmado que “esta situación preocupa al municipalismo y por ello se han venido acometiendo actuaciones para paliar la desaparición de servicios esenciales para la población como cajeros y oficinas bancarias o la adecuada cobertura de telefonía e internet en los pueblos más pequeños de Andalucía, abriendo negociaciones con la banca y otras entidades al efecto; así como la creación de planes de empleo o ayudas al emprendimiento”.

Entrena ha subrayado que “todas las instituciones son necesarias para abordar la despoblación, pero las diputaciones debemos asumir un papel central porque somos conocedores de primera mano de los problemas de los alcaldes y de los pequeños municipios, que son fundamentalmente los que sufren este problema”.

De igual manera, ha considerado “necesario” generar sinergias y abarcar problemáticas que trascienden las competencias municipales y ha puesto como ejemplo, los incentivos fiscales con bonificaciones y fiscalidad diferenciada, la movilidad intermunicipal, la conexión digital, la red de transporte, el fomento del empleo, y las medidas que garanticen la prestación de servicios básicos públicos y de calidad: educación, sanidad y atención a la dependencia”.

La directora general de Políticas contra la Despoblación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Juana López Pagán, ha incidido en la necesidad del compromiso de todos los niveles de gobierno y de la complicidad del ámbito local, siempre desde el respeto institucional y el reconocimiento a su autonomía. “Es precisamente la gestión local desde donde podemos acertar a la hora de generar proyectos transformadores que conviertan en virtuosa la relación entre los pueblos, las ciudades intermedias y las grandes ciudades. Y en esa ecuación el papel de la FAMP en Andalucía, es clave”.

La representante de la Dirección General para la Política Regional y Urbana de la Comisión Europea, Valentina Corsetti, ha abundado que “la despoblación es un reto a nivel europeo. Para enfrentar este reto se necesita un enfoque integrado y participativo que exigirá un marco estratégico multinivel y a largo plazo en el que estén presentes las autoridades nacionales, regionales y locales. Los recursos que la Unión Europea pondrá en marcha, a través de los fondos NEXT Generation, son muy importantes”.

En este sentido, ha resaltado que “es necesario utilizarlos de manera eficaz y rápidamente y buscar sinergias y complementariedad. La participación de los actores locales será clave para el éxito de las estrategias territoriales, pero será imprescindible reforzar la capacidad administrativa”, ha dicho.

Por otra parte, la secretaria general de la FAMP, Teresa Muela, ha indicado “el mundo rural no puede quedarse al margen de estos fondos que nos deberán ayudar a luchar contra las disfuncionalidades históricas que sufre la España vaciada desde hace décadas”. “Deben servir para mejorar los servicios públicos, las infraestructuras, la retención del talento para luchar contra la despoblación; y para ello tenemos que apostar por una transición en clave verde y digital, proyectando más cohesión social y territorial; y desde una gobernanza multinivel”.

Finalmente, el alcalde de Almócita (Almería) y presidente de la Subcomisión, Francisco García García, se ha referido a los 2.500 millones de euros que el Gobierno de España destinará al mundo rural para mejorar la eficiencia energética, vivienda, movilidad, medio ambiente o saneamiento de aguas residuales. Con ello, ha indicado, “se podrá garantizar la capilaridad de estos fondos desde una visión transversal del reto demográfico para que estos recursos lleguen a los municipios de menos de 5.000 habitantes. Con estos fondos tendremos un instrumento muy potente para luchar contra la despoblación. Gestionarlos con racionalidad supondrá apostar por la supervivencia de nuestros pueblos, cultura, tradiciones, Medio Ambiente e Historia”, ha concluido.

Subcomisión de Mancomunidades

Entrena ha presidido también este miércoles de forma telemática la constitución de la Subcomisión de Mancomunidades cuya presidencia ostentará la alcaldesa de Villanueva de los Castillejos (Huelva), Dolores Ruiz Beltrán.

Ruiz Beltrán ha subrayado que desde la FAMP “impulsaremos actuaciones que contribuyan a la fidelización de las mancomunidades, procurando nuestra colaboración en las tareas que éstas desarrollan en la prestación de servicios de calidad, eficiencia y eficacia, con especial interés en las Mancomunidades de Municipios situadas en entornos rurales porque la consideramos unas alidadas imprescindibles para procurar la sostenibilidad en la gestión de los servicios públicos y en la ayuda contra el despoblamiento y en la aplicación de la economía circular”.

Por otra parte, Entrena se ha referido al papel que juegan las Mancomunidades de Municipios en el tratamiento de los residuos y su apuesta por la economía circular. “Un modelo que, desde la FAMP, estamos fomentando”. En este sentido, ha apuntado que “nuestra economía se ha desarrollado bajo un modelo lineal basado en la hipótesis de la abundancia, la disponibilidad, la facilidad de obtención y la eliminación barata de residuos. La economía circular apuesta por cambiar el modo de producción, a fin de lograr que cada producto tenga múltiples ciclos de uso y fabricación, esto es, que los recursos se conviertan en productos, los productos en residuos y los residuos en recursos. La economía circular es rentable y las empresas se están dando cuenta de que reusar y compartir recursos tiene también sentido desde el punto de vista económico”, ha puntualizado.

Según datos de Comisión Europea, las empresas de la UE podrían ahorrar anualmente hasta 600.000 millones de euros si realizan la transición a un modelo de economía circular. Además, se estima que las medidas adicionales que se adoptarán para aumentar la productividad de los recursos en un 30% para el año 2030 permitirán un aumento del PIB de casi un 1% y la creación de 2 millones de puestos de trabajo adicionales.

Entrena ha recordado un informe de la Comisión de Comercio y Desarrollo Sostenible que ha identificado 60 oportunidades de negocio que contribuyen al logro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. “En materia de residuos, las oportunidades están directamente alineadas con la economía circular y la reducción del desperdicio alimentario (alimentos y envases). Al adoptar un enfoque circular para el diseño, la fabricación y la reutilización, estos modelos de negocio mantienen los recursos en juego durante el mayor tiempo posible, recuperando y reutilizando los materiales y productos usados.

“Por eso son tan importantes nuestras Mancomunidades ya que realizan un trabajo fundamental para los municipios andaluces en esta materia con su apuesta por un nuevo modelo de economía verde y respetuosa con el medio ambiente”, ha argumentado.

De igual manera, ha destacado el papel que realiza la FAMP en cuanto al asesoramiento de las Mancomunidades con la elaboración de herramientas y el diseño de estrategias con otras instituciones como Ecoembes o Ecovidrio. Así como la formación y la capacitación recogidas en los sucesivos Planes de Formación Continua que oferta la Federación para el personal de las Mancomunidades y la visibilización de la gestión en clave de gobierno multinivel para poner en valor las buenas prácticas en la gestión de residuos que permitan un desarrollo más sostenible de los municipios andaluces. “Pero para ello, es preciso trabajar en red, y desde la FAMP, como red de redes del municipalismo andaluz, estamos alineados con Pacto Verde Europeo y los ODS”.

Finalmente, Entrena ha manifestado que Ruiz Beltrán hará un “magnífico trabajo” al frente de esta Subcomisión, “tan importante en la hoja de ruta de nuestra Federación”, integrada en la Línea Estratégica 1: Gobernanza Local: Administración y Territorio, de las tres líneas en las que se han dividido las 16 Comisiones de trabajo de la legislatura 2019-2023.







Se el primero en comentar

Deja un comentario