El lotero de Granada que ha repartido el Gordo por segunda vez: “Estoy orgullosísimo”

Enrique Requena, de 88 años, es el dueño de la administración 4 de la capital en la que ha tocado el Primer Premio y asegura que es “lo mejor que ha podido pasar después del año tan malo que hemos tenido”

Foto Antonio L Juarez - Enrique Requena lotero administracion calle principe Gordo loteria navidad
Enrique Requena ha repartido por segunda vez el Gordo de la Lotería de Navidad | Foto: Antonio L. Juárez
María José RamírezMaría José Ramírez
0

Es un día de felicidad para Enrique Requena, el dueño de la administración de la calle Príncipe de Granada capital, donde ha tocado el Gordo de la Lotería de Navidad. Es la segunda vez que este granadino de 88 años reparte el Primer Premio. Aunque llevaba mascarilla, en sus ojos se podía intuir la sonrisa que tenía tras conocer que había vendido 450 décimos del 72.897, por lo que ha repartido 180 millones de euros. “Estoy orgullosísimo. Es lo mejor que ha podido pasar después del año tan malo que hemos tenido”, ha asegurado.

Enrique Requena repartió también en 1997 el premio Gordo, “entonces fueron 35.000 millones de las antiguas pesetas”, ha recordado. “Gracias a Dios somos afortunados. Hemos dado dos Gordos en la historia”, ha comentado en la puerta de la administración mientras que la calle se llenaba de ciudadanos que se paraban al ver las cámaras de televisión. La Policía Local ha tenido que cortar la calle porque se quedaba estrecha y para evitar aglomeraciones.

Este lotero granadino sabe que el premio este 2020 ha estado muy repartido ya que todos los décimos se han vendido por ventanilla. Mientras atendía a los medios, Enrique ha recibido la llamada de su mujer para contarle que una amiga de la familia había sido agraciada con el Gordo. “Es la única que sabemos. Se lo di anoche, pero ya lo tenía apartado. Está como loca, me ha dicho mi mujer. Es una amiga francesa que está viviendo en España”, nos ha comentado. Enrique Requena ha asegurado que repartir el premio del Gordo es “una alegría” ya que a Granada “le hacía mucha falta”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario