La Junta se defiende tras las críticas por los criterios de contratación en su última convocatoria

Desde el Ejecutivo autonómico defienden que "se ha articulado un procedimiento de emergencia" pues el ordinario "no cuenta con la celeridad suficiente"

ordenador inscripcion internet
Las solicitudes se tramitaron mediante correo electrónico. | Foto: Archivo
GranadaDigitalGranadaDigital
0

La polémica está servida. Los criterios establecidos por la Junta de Andalucía para la contratación de casi 170 plazas de empleo público este verano han suscitado críticas en todos los frentes del Ejecutivo andaluz.

Desde la oposición hasta los sindicatos, pasando por las quejas de miles de candidatos a los puestos ofertados. Una polvareda que se suma a la ya levantada cuando se anunció el refuerzo de socorristas en las playas este verano.

Pero en esta ocasión no se trata de un solo sector, sino hasta 10, por lo que el número de posibles candidatos, y por tanto de personas descontentas con el proceso, crece considerablemente.

Técnicos en ciencias de la información, psicólogos, médicos, pedagogos, educadores infantiles, cocineros, intérpretes, fisioterapeutas, enfermeros o analistas de laboratorio. La oferta es amplia y los interesados muchos.

Las quejas tienen sobre todo dos raíces. Por un lado está el hecho de que sólo se haya dispuesto de 24 horas para formular las peticiones y, además, a través de un correo electrónico. Tratándose de puestos cualificados, muchos esperaban que se valorara más la experiencia, o el currículum académico que la rapidez a la hora de mandar el correo electrónico para la solicitud.

El otro caballo de batalla de los concurrentes radica en el perfil del candidato. En la declaración responsable que debe presentar el candidato, también debe aparecer que no padece “diabetes, enfermedad cardiovascular (incluida la hipertensión), enfermedad renal o pulmonar crónica, enfermedad neurológica o neuromuscular crónica, inmunodeficiencia incluyendo el VH o cáncer”, tal y como quedó publicado en la convocatoria.

Además, tampoco podrán solicitar una de estas plazas las embarazadas o las madres en periodo de lactancia, así como las personas mayores de 60 años. Todo ello ha encendido los ánimos estos días de las redes sociales como Twitter, donde muchos usuarios se quejaban de la decisión.

Desde la Junta se ha asegurado que “en estas contrataciones se excluyen a embarazadas y mayores de 60 años, además de a personas con enfermedades que estén dentro del sistema de riesgo, por ser colectivos de riesgo ante el Covid-19”, lo que no parece no haber convencido a muchos.

“El procedimiento ordinario no cuenta con la suficiente celeridad para dar respuesta inmediata a las contrataciones, es por ello que se dicta una resolución de carácter extraordinario, por la que se articula el procedimiento de emergencia para la resolución de personal laboral temporal o funcionario interno, en el marco de la emergencia de salud pública. Estas bases están modificadas por la Resolución 14/4/2020”, aclaran desde el Ejecutivo de Juanma Moreno.

Desde la administración autonómica subrayan las “necesidades urgentes” creadas en la administración tras la pandemia por Covid-19, que precisarán refuerzos en limpiadores, técnicos de prevención de riesgos laborales, auxiliares de playas o educadores.

“Este procedimiento es transparente y abierto, por lo que primero se selecciona a personas que estén en las bolsas vigentes incluyendo el cuerpo de discapacidad”, destaca la Junta de Andalucía, que recuerda que “en caso de no disponer de candidatos” está previsto realizar una convocatoria de “libre concurrencia con un máximo de 24 horas  por orden de llegada”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario