En campaña con…Marta Gutiérrez: “Se puede hacer mucho por Granada, es cuestión de voluntad”

"Granada lleva décadas gobernada por partidos que dependen de lo que se decida en Madrid o Sevilla" | "Cada vez tenemos servicios públicos más caros y peores, y los beneficios son para otros"| "Sufrimos la corrupción interna y tomamos medidas"

Foto en campaña con Marta Gutiérrez Dani Bayona
Marta Gutiérrez atiende a los medios en un acto de campaña en el Realejo | Foto y vídeo: Dani Bayona
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
1

El encuentro con Marta Gutiérrez se produce en su casa. No en su vivienda, hay que aclarar, sino en el barrio que considera su casa. Lleva en el Realejo desde 2010 salvo por un periodo en el que tuvo que mudarse y confiesa que esa ausencia la llevó muy mal. “Me siento muy bien aquí, porque se conserva la vida de barrio, las tiendas tradicionales, el sabor de siempre”, revela.

En el barrio vive y también hace política cuando se tercia. La cita con GranadaDigital comienza con una rueda de prensa en la que denuncia los problemas de movilidad del Realejo. Habla del humo, del ruido y de la contaminación que generan los coches, demasiados, que pasan por allí todos los días. “Urge peatonalizar”, incide, y lo ve más que posible, porque ya se hizo en otras ciudades como Pontevedra o Málaga. Incluso en Granada, cuando se hizo peatonal buena parte del barrio de la Magdalena, hubo voces que clamaron contra la medida y luego se ha demostrado que ha sido beneficiosa.

Después de la rueda vuelve a ponerse delante de una cámara, la de su grupo. Lanza el mismo mensaje para que se difunda por sus redes sociales y comprueba de manera empírica que la primera toma siempre es la mejor.

Terminada la tarea, toca moverse para repartir publicidad. A la candidata la acompañan estrechos colaboradores como Romualdo Benítez, ecologista declarado que figura en la lista de Vamos Granada. Se ve buena sintonía entre todos, parecen bien avenidos.

Sólo unas horas antes se ha difundido una encuesta que da a la formación la posibilidad de conseguir un concejal en la capital. Marta Gutiérrez tira de manual (lo hace poco, pero esta vez sí) y dice al respecto que la única encuesta que le vale “es la del 26 de mayo”.

En los comercios, hablando y escuchando

Entra en los comercios y reparte propaganda, pero sólo a los tenderos. A los clientes no “por no invadir”. Algunos empresarios aprovechan su presencia para vaciar su depósito de quejas. Uno le hablan de los pisos turísticos que proliferan en el barrio y propone construir casas “pero para que viva la gente”. Otra, de lo injusto que le parece que las monjas de las Comendadoras no paguen el IBI pero sí dispongan de restaurante y habitaciones para huéspedes, cobrando por ello. Dicen que los políticos dan mucho la chapa y es verdad, pero lo cierto es que en esta ocasión, la candidata, más que darla, la recibe.

“¿Por qué quiero ser alcaldesa? Pues porque Granada lleva décadas gobernada por partidos que dependen de sus cúpulas, de lo que decidan en Madrid o Sevilla y los políticos de aquí no han mirado por la ciudad, sus intereses están en otros sitios”, explica, para a continuación poner ejemplos concretos de esa supuesta dejadez, como el AVE o la fusión hospitalaria. En definitiva, la historia reciente de Granada es la de un “abandono”.

Marta Gutiérrez llegó a la política en 2015, pero sus cuatro años como concejal en un mandato convulso, lejos de producirle frustración o hartazgo, la han estimulado a seguir. “Al ver lo que he visto, he entendido que el poder de Granada está bloqueado y que se puede hacer mucho, que sólo es cuestión de voluntad. Tenemos recursos, pero debemos recuperar cuanto antes nuestros servicios públicos, porque el PP vendió todo lo que teníamos y ahora esos servicios son cada vez de peor calidad, nos cuestan más y, encima, los beneficios se los llevan otros. Todo eso sucede y a todo eso podemos darle la vuelta”, propone.

Para Vamos Granada tampoco han sido cuatro años plácidos. Los tres concejales que obtuvo en las últimas municipales encabezan, ahora, tres listas diferentes. Pero prefiere tomárselo por el lado bueno. “Hemos sobrevivido”, resume, aunque a renglón seguido analiza un poco más la cuestión: “Sufrimos la injerencia de otros partidos y la corrupción que tanto hemos denunciado. Tuvimos en nuestras filas a un concejal que no rendía cuentas. Eso, en otras formaciones, se esconde. Nosotros actuamos con transparencia y tomamos medidas, porque si tenemos un compromiso con la corrupción, no vamos a tolerarla en nuestro seno”.

Los restos del tsunami y las incorporaciones bienvenidas

De los restos de aquel tsunami queda ella, pero no está sola porque se han sumado ilustres como Lola Ruiz -que ya cerró testimonialmente la lista de 2015- y Mayte Olalla, la número dos de la actual candidatura y a la que Marta Gutiérrez elogia sin ambages. “En los cuatro años que estuvo como concejal de UPyD abrió una brecha que nosotros hemos continuado. Luchó contra la corrupción y por la transparencia y la participación. Ahora, gracias a incorporaciones como la suya, somos un proyecto más abierto y que se dirige a una mayoría más amplia”, indica.

En ese empeño, en el de llegar a todos los rincones de Granada, Marta Gutiérrez dice que dedica prácticamente todo el día. Su jornada comienza a las siete y, aunque sigue atendiendo asuntos como concejal, lo cierto es que la actividad en la Plaza del Carmen es ya mínima y puede concentrarse a tiempo casi completo en la campaña. “No sé cuántas horas le echo, depende del día, pero raro es que terminemos antes de las nueve de la noche”, comenta, aunque hace una acotación que le parece fundamental: “Saco tiempo para estar con mi hijo”. Ese hijo es granadino y es la principal razón por la que ella, que nació en Zaragoza, se siente de aquí. “Por eso y porque llevo ya 25 años”, añade.

Vamos Granada acude a estos comicios a pulmón, sin el apoyo que hace cuatro años pudo brindarle Podemos. De hecho, muchos granadinos pensaron entonces que eran su marca blanca, algo que no desmiente, aunque sí matiza. “Podemos hizo una apuesta clara por el municipalismo en sitios como Madrid, Barcelona, Zaragoza, A Coruña… Ahora ha ido por otro camino y nosotros, sin embargo, seguimos apostando por lo local. No vamos a estar dirigidos por ninguna cúpula, ni siquiera por la de Podemos”, insiste.

De todas formas, el rumbo de entonces dio en algunos sitios, en su opinión, resultados más que notables. Pone como ejemplo Madrid, donde el triunfo de Manuela Carmena “sirvió para parar a las fuerzas reaccionarias, que es algo a lo que nosotros aspiramos aquí”.

Líneas rojas

Porque tiene claro que impedir que Vox llegue al gobierno local es una prioridad. Si, llegado el caso, hubiera que negociar con otros partidos para garantizar la gobernabilidad, la de Vox sería “una línea roja que no vamos a cruzar”. Tampoco está dispuesta a atravesar otra: la de pactar con el PSOE a cualquier precio. “Debemos recordar que el alcalde está imputado y eso nosotros no lo podemos pasar por alto, así que si llega el momento de hablar, serían ellos los que tendrían que ver qué hacen. A nosotros no nos pueden poner condiciones, pero nosotros a ellos sí”, enfatiza.

Con más o menos fuerza, Vamos Granada aspira a estar. Su líder entiende que sería “lo mejor para Granada”, que su presencia sería una garantía “de vigilancia contra la corrupción” y que contribuiría a “llevar cambios al ayuntamiento para que éste sea, a su vez, el motor para cambiar la ciudad. Por eso somos necesarios”, concluye.

 



Comentarios

Un comentario en “En campaña con…Marta Gutiérrez: “Se puede hacer mucho por Granada, es cuestión de voluntad”

  1. Acabar con los menas!

Deja un comentario