El PSOE gana las elecciones pero Ciudadanos tiene la llave para gobernar

El Partido Popular obtiene siete concejales, cuatro menos que en 2015 y Vox se mete en el organigrama municipal con tres representantes

PP y PSOE
Paco Cuenca y Sebastián Pérez | Foto: GD
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
0

En la ciudad de Granada, el partido más votado en las elecciones municipales ha sido el PSOE con el 33,11% de los votos y diez concejales, seguido del PP, con el 23,18% de los sufragios que le dan siete ediles. La mayoría absoluta en el Ayuntamiento se sitúa en catorce concejales, donde el PSOE ha gobernado en minoría y en solitario desde la detención hace tres años del exalcalde ‘popular’ José Torres Hurtado por el denominado ‘caso Nazarí’.

Ciudadanos se sitúa en tercer lugar con el 14,68% de los votos y cuatro concejales –logró cuatro en 2015–. Adelante, confluencia de Podemos e IULV-CA, logra un apoyo del 10,10% en las urnas, que se traduce en tres concejales, dos más que el único edil logrado por IU en 2015. Por su parte, Vox reúne un 9,43% de apoyo frente al 0,90% logrado hace cuatro años y logra representación municipal con tres concejales. La agrupación de electores ‘Vamos Granada’ pierde los tres ediles que obtuvo hace cuatro años con un respaldo del 2,42%.

La noche empezó muy optimista para el PSOE de la capital. Los primeros recuentos daban doce concejales a los socialistas, frente a los seis del Partido Popular. Los de Paco Cuenca subían en cuatro ediles y el PP bajaba en cinco. Pero, pronto avanzaba el recuento y el partido que ahora gobierna cedía un escaño al PP. Ciudadanos se mantenía en los cuatro, los mismos que en 2015.

El mandato en Granada se inclinaba a la izquierda con la suma de PSOE y Podemos-Izquierda Unida-Adelante Granada. Catorce sillones que daba la suma exacta para llegar al poder municipal. Ciudadanos seguía con cuatro y Vox con dos.

Sobre las once de la noche llegaba el vuelco al organigrama del consistorio. La sorpresa llegaba de manos de Vox: sumaba otro concejal, que era arrebatado a los socialistas. Ese representante giraba los próximos cuatro años de mandato de izquierda a derecha. La suma PP, Ciudadanos y Vox podría gobernar en Granada. Los de Onofre Miralles pasaban del 0,90% de la representación en los anteriores comicios al 9,40%, con más de 8.000 votos.

La participación en las urnas en Granada capital se sitúa en el 56,33% y la abstención en el 43,67%.

Cuenca gana, la derecha suma

El actual alcalde de Granada ha obtenido dos concejales más que en la última cita electoral. Un resultado que hizo que Paco Cuenca se diera un ‘baño de masas’ ante los suyos. Pero, el resultado final del recuento solo le permitiría gobernar con Ciudadanos.

En Granada se da la misma situación que en Andalucía. El bloque de izquierdas pesa menos que el de derechas. La inercia diría que los naranjas apoyarán al PP en una coalición con Vox. Esto dejaría a Sebastián Pérez como alcalde de Granada, a pesar de conseguir cuatro representantes menos que en 2015, peor resultado que el PSOE en la fecha. La lógica hace reflexionar a que pasará lo mismo que en el Gobierno Central, con la diferencia que en el consistorio los distintos partidos se tendrán que entender, ya que no se pueden repetir los comicios, o dejar que gobierne la lista más votada.

El PSOE sigue ganando en la provincia

En la provincia de Granada ha obtenido 165.349 votos, 37,14%, dos puntos más que en 2015. El PP, con 112.150 votos es el segundo partido más fuerte, que han elegido el 25,19% de los electores. Le siguen Ciudadanos con el 10,16%, IU para la gente 5,32%, Vox 4,40% y Adelante el 3,72%.


Se el primero en comentar

Deja un comentario