El Trofeo Ciudad de Granada se queda en casa

El Granada vence al Sevilla en su partido de presentación y comenzará LaLiga con un pleno de victorias en pretemporada

Granada CF - Sevilla FC Trofeo Ciudad de Granada
Germán Sánchez celebra su primer tanto del curso | Foto: Antonio L. Juárez
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

El Granada se estrenaba ante su público en el último envite de pretemporada frente a un Sevilla que, al igual que los rojiblancos, llegaba a Los Cármenes tras haberlo ganado todo este verano. El encuentro, algo tosco en la primera mitad como suele ser habitual en estas fechas, mejoró en la segunda parte y, con los goles de Germán y Adrián Ramos, finalizó con el Granada haciendo pleno de victorias esta pretemporada.

El once de Diego Martínez hacía justicia con lo visto a lo largo de esta pretemporada. Es de sobra sabido que el preparador vigués se sirve de la ‘meritocracia’ y premia las buenas actuaciones de los suyos. Así, formó con la defensa esperada y un trivote en el centro del campo en el que Eteki y Azeez abrigaban a Montoro. Arriba, dos puñales como Machís y Vadillo flanqueando a Roberto Soldado, que parte como titular para el comienzo de LaLiga. Un once en el que Diego renunciaba al mediapunta en pos de una zona de máquinas más poblada. Por su parte, Julen Lopetegui dio entrada a muchos de los recién llegados a la capital hispalense. Además, alineó en su once a Alejandro Pozo, que fue ovacionado cuando sonó su nombre en el estadio.

Comenzaba este Trofeo Ciudad de Granada con la presentación de todos y cada uno de los integrantes de la plantilla, cuerpo técnico y el resto del staff deportivo que acompaña al equipo. La afición, volcada con los suyos en este retorno a la élite del fútbol español, respondió con mucho cariño. Acto seguido, saltaron los 22 protagonistas al impoluto y recién plantado verde del Nuevo Los Cármenes. El Granada, con su túnica rojiblanca habitual. El Sevilla, por su lado, jugó con su tercera zamarra, azul.

Igualdad inicial

Los primeros compases de juego fueron muy igualados. Los de Nervión trataban de dominar mientras que el Granada quería buscar espacios a la contra con una presión alta. Poco antes de que se cumpliera el minuto diez, sendas faltas inocentes de Pozo y Montoro comenzaron a animar un encuentro bastante estático hasta ese momento. Aunque Diego dispuso un trivote en la zona ancha, tanto el propio Montoro como Azeez se descolgaban algo más arriba para ayudar en tareas ofensivas.

Ese fue el preludio de la primera buena ocasión de los nazaríes: Azeez no pudo rematar con demasiado tino un balón cedido por Vadillo en la frontal. Muy serio atrás, como es costumbre, el Granada comenzó a desperezarse en ataque. Por otro lado, el Sevilla se empleaba con fuerza en el mediocampo, particularmente el serbio Gudelj, quien vio la primera amarilla del partido en el 16′ tras una entrada a destiempo sobre Ángel Montoro.

Pasada la primera veintena de minutos, una buena internada individual del cordobés Quini se saldó con un derribo dentro del área que el trencilla no consideró suficiente como para señalar penalti. Tan solo cinco minutos después, una buena contra armada entre Montoro y Vadillo sirvió para que Machís, que apareció por la izquierda como un cohete, disparara muy cerca del palo derecho de Vaclik. No tardó el Sevilla en responder, por mediación de Banega, que probó a Rui Silva intentando un gol olímpico, sin éxito. Fue el propio centrocampista argentino quien vio la segunda cartulina del partido en el 38′ tras zancadillear por detrás a, quién si no, Montoro.

La última acción de peligro del primer acto corrió a cargo de Munir, que se quedó solo ante Rui Silva y, tras regatear al meta luso, lanzó sin demasiada potencia, permitiendo que un providencial Domingos Duarte sacara ‘in extremis’ bajo palos. Ahí murió un primer acto en el que ambos contendientes dispusieron de buenas oportunidades, aunque fue el conjunto visitante quien más cerca estuvo de inaugurar el electrónico.

Festival de sustituciones

A la vuelta del receso, Diego Martínez sustituyó a Rui Silva y dio así una parte completa a Aarón Escandell. Julen Lopetegui hizo lo propio con Bryan Gil, que tomó el sitio de Alejandro Pozo. El joven canterano sevillista entró muy ‘enchufado’ y se mostró muy activo en los primeros minutos de la segunda mitad.

Apenas había corrido diez minutos el crono del segundo acto cuando Diego decidió seguir moviendo el árbol y dio entrada a Fede Vico y Puertas, quienes sustituyeron a Machís y Azeez. Tras el cambio, el Granada se vino arriba y, Vadillo en primera instancia, y luego Montoro, tuvieron en sus botas dos buenas ocasiones para adelantar a los suyos. Tras la salida de Machís, Vadillo ocupó el costado izquierdo del ataque nazarí, su posición natural, y de sus botas comenzaron a brotar los mejores minutos del Granada. Tanto es así que, tras una jugada suya que el Sevilla envió a córner, Montoro sirvió un caramelo que ‘el Emperador de la Bahía’ envió de cabeza a las mallas de Vaclik. Tenía que ser Germán Sánchez, alma de este equipo e ídolo indiscutible del respetable, quien inaugurara el curso goleador en el feudo granadinista. A partir del gol, el Granada se desencorsetó y comenzó a volcarse hacia el área hispalense.

Poco después, en el 62′, Diego realizó un nuevo doble cambio para seguir dando minutos a los menos habituales en el día de hoy: Adrián Ramos y Carlos Neva sustituyeron a Soldado y Vadillo. Así, Quini pasó a ocupar el extremo derecho, mientras que Fede Vico enganchaba detrás de Adrián Ramos. El cansancio comenzó a hacer mella y el ritmo de partido disminuyó sensiblemente. Aún así, el propio Vico se propuso dar alas a los suyos tratando de filtrar algún balón al espacio, sin demasiado éxito.

Lopetegui realizó su segunda sustitución y dio entrada al ariete francés Ben Yedder en detrimento de Dabbur. Acto seguido, Neyder Lozano sustituyó Domingos Duarte, que se dolió tras un balonazo recibido al repeler con la cara un disparo de Bryan Gil. Desde ese momento y hasta el final, ambos equipos se dedicaron a tantearse sin demasiado peligro, hasta que Banega decidió sacar la varita y servir un balón descomunal desde el córner que Diego Carlos remató de cabeza para igualar la contienda.

Sentencia ‘cafetera’

Justo en el último suspiro, a segundos del 90′, el ‘cafetero’ Adrián Ramos, con ayuda del travesaño, anotaba el segundo de cabeza tras una magnífica ‘banana’ de Víctor Díaz y sentenciaba el partido para dejar el Trofeo Ciudad de Granada en Los Cármenes.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva (Aarón, 45′), Víctor Díaz, Domingos Duarte (Neyder, 75′), Germán, Quini, Eteki, Montoro, Azeez (Fede Vico, 55′), Vadillo (Neva, 62′), Machís (Puertas, 55′) y Soldado (Ramos, 62′).

Sevilla FC: Vaclik, Corchía, Kounde, Diego Carlos, Escudero, Gudelj, Banega, Óliver Torres, Pozo (Bryan 45′), Munir y Dabbur (Ben Yedder, 74′).

Goles: 1-0, Germán (min. 58), 1-1, Diego Carlos (min. 85), 2-1, Adrián Ramos (min. 89′).

Incidencias: Partido correspondiente al Trofeo Ciudad de Granada, disputado en el Nuevo Los Cármenes. Dirigió el encuentro César Soto Grado, del comité riojano, que amonestó a Soldado y Víctor Díaz por el Granada, así como a Gudelj y Banega por el Sevilla.



Se el primero en comentar

Deja un comentario