El Puerto de Motril cierra 2018 con sus mejores datos desde 2006

La dársena motrileña se ha situado como el puerto con más crecimiento del sistema portuario de España

puerto-motril
Puerto de Motril | Foto: E.P.
E.P.
0

El Puerto de Motril ha registrado en 2018 un crecimiento del movimiento de mercancías del 21 por ciento respecto al año anterior, alcanzando los 2,8 millones de toneladas, convirtiéndose así en el puerto con más crecimiento del sistema portuario de España y situándose con los mismos indicadores de mercancías que sus puertos de proximidad.

Así lo ha anunciado en rueda de prenda el presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Álvarez de la Chica, quien ha asegurado que el puerto ha alcanzado niveles del año 2006, en el que se veía beneficiado del ‘boom de la construcción’ tras un crecimiento sostenido desde 2014 dando un gran salto en el último año.

El máximo responsable del puerto motrileño ha asegurado que, a pesar de continuar siendo un puerto pequeño, “desde 2014 el crecimiento neto ha aumentado un 32 por ciento, un dato muy significativo que prácticamente ningún otro puerto puede arrojar”.

En cuanto a mercancías, aquellas relacionadas con la construcción como el cemento han sufrido una reducción significativa pasando de 700.000 toneladas de cemento en 2006 a las 100.000 actuales. Hace tres años llegó al puerto granadino el transporte Ro-Ro alcanzando las 325.000 toneladas. La naviera más potente de la dársena motrileña en este transporte de carga es FRS que ha aumentado el tráfico en 30% pasando en tres años de 75.000 toneladas a 450.000 y de los 3.800 camiones a los 20.000 vehículos que movió el pasado año. “Si se pusieran los camiones en fila llegarían hasta Toledo”, ha comentado Álvarez de la Chica.

En los últimos tres años se ha equilibrado los distintos tráficos y los graneles líquidos han asegurado su Interland lo que supone que “el puerto se ha visto fortalecido en todas sus vertientes a la vez”.

CRUCEROS Y LÍNEAS REGULARES

El puerto de Motril se ha convertido en un “puerto boutique”, según palabras de Álvarez de la Chica, al ser receptor de cruceros de alto valor económico con pasajeros que gastan una media 435 euros al día durante el viaje.

“Son turistas que otras características a los que buscan cruceros de piscina y tobogán y que, por las características del puerto, el tamaño de la ciudad y lo que pueden ofrecer son los más adecuados para atracar en la dársena granadina”, ha agregado el presidente portuario.

Ya existe una previsión para 2019 en el que harán escala 27 buques de los cuales 20 serán de lujo, con los que casi se alcanzarán los 11.000 pasajeros, lo que supone un crecimiento del 53 por ciento. Comenzarán a operar en el puerto, asimismo, dos nuevas navieras de lujo.

Las líneas regulares de pasajeros son la “espina” que tiene clavada el puerto de Motril y en las que está trabajando para volver a los más de 400.000 pasajeros de 2016 (en 2018 se han reducido hasta los 250.000).

La línea que una Motril con Melilla está a la espera de cambiar el barco a mayor capacidad y calidad aunque la naviera ha pedido una prórroga de tres meses más para ejecutar esta acción. Sí crecerá la unión con Tánger que pasará a tener dos líneas regulares previsiblemente a partir de la próximo Operación Paso del Estrecho (OPE)

RETOS SOCIALES Y DE FUTURO

Para Álvarez de la Chica se ha conseguido el reto de abrir el puerto a la ciudadanía e integrarlo en la totalidad de la población. Por ello, este año ha recibido más de 30.000 visitantes en las cinco jornadas de puertas abiertas, “una epopeya teniendo en cuenta las características del puerto para hacer confluir a los visitantes sin entorpecer a las empresas que están trabajando”, ha agregado el presidente.

Económicamente, el puerto ha logrado reducir el endeudamiento a largo plazo de los 4,5 millones que había en 2014 hasta los 1,6 millones actuales y ha logrado alcanzar una facturación que se acerca a los ocho millones de euros invirtiendo un total de 23.000 euros en ayudas deportivas y sociales.

Entre los retos de futuro, ya está en marcha la construcción de la nueva comisaría, con una inversión de casi medio millón de euros, que estará finalizada en marzo y que será el primer edificio de consumo energético cero dentro de un puerto en España.

El proyecto del gran aparcamiento de camiones, que supondrá 2 millones de euros, ya tiene el pliego de condiciones e, igualmente, ya están los datos técnicos de la rotonda que facilitará el acceso a la Zona de Actividades Logísticas (ZAL).

La reordenación del puerto, que ya está encaminada y Álvarez de la Chica espera que “llegue antes de lo que está previsto” y la lucha por el ferrocarril se suman al “inexcusable trato discriminatorio respecto a las líneas de pasajeros de interés público” como retos para continuar luchando en la senda de crecimiento del puerto de Motril en el futuro.



Se el primero en comentar

Deja un comentario