El PSOE conserva feudos tradicionales como Maracena, Armilla y Baza y el PP arrasa en Loja

Los socialistas se imponen en casi toda el Área Metropolitana, los populares en Motril y Benavides vence en Almuñécar

García Chamorro
Luisa García Chamorro fue la más votada en Motril, pero no tiene garantizada la alcaldía | Autor: Gabinete
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

En el conjunto de la provincia, el PSOE ha sido la fuerza más votada en las elecciones del 26 de mayo. No sólo en la capital sino en las cabeceras de comarca, con la excepción de Loja, y en la mayoría de las ciudades más habitadas del Área Metropolitana, si bien en algunos sitios no tiene garantizado ni mucho menos el gobierno local. Todo dependerá de los acuerdos que se alcancen con fuerzas de ámbito nacional (fundamentalmente Ciudadanos) y también con partidos localistas independientes.

La segunda ciudad más poblada de la provincia, Motril, ha vivido el triunfo de Luisa García Chamorro, que al frente del PP ha obtenido ocho concejales. El PSOE ha conseguido seis y la situación es compleja, ya que también estarán en el ayuntamiento PMas, AxSi, Ciudadanos, IU y Vox. Todo está muy abierto.

En el cinturón de la capital, el PSOE se mantiene firme en Maracena, donde Noel López ha vencido con una holgada mayoría (once concejales) que le permitirá formar gobierno. También se han impuesto los socialistas en Armilla, con diez ediles por los cinco de Ciudadanos y los tres del PP, y en Atarfe, localidad donde sus ocho ediles lo sitúan muy por encima de PP, que consigue tres, y de Ciudadanos y Pasi, cada uno de los cuales se lleva dos actas. Sin embargo, el PP ha obtenido mayoría absoluta en Alhendín (siete ediles por cuatro del PSOE), lo que permitirá a Francisco Rodríguez continuar en la alcaldía sin problemas.

Más ajustada está la cosa en La Zubia y Las Gabias, donde PP y PSOE empatan a ocho concejales, y en Ogíjares, ciudad donde gana el PP, con seis, seguida de los locales Appo, con cinco. Los tres representantes del PSOE y los de Ciudadanos, Podemos y Vox, uno por cabeza, pueden tener la llave.

En Baza, los socialistas tienen muchas opciones de seguir gracias a sus diez concejales, cinco más que Ciudadanos. Sobre todo porque ni siquiera una hipotética alianza de la formación naranja con PP y Vox le alcanzaría, ya que sumarían nueve. Y en todo caso, IU podría apuntalar el gobierno de Pedro Fernández con su único edil.

Muy distinto ha sido lo ocurrido en Loja, donde Joaquín Camacho se ha garantizado la continuidad tras arrasar en las urnas: quince concejales por seis del PSOE. Los populares también han ganado en Guadix con holgura (ocho actas por las cinco de los socialistas).

Por último, el PSOE ha ganado por escasa diferencia en Órgiva y Huéscar (cinco concejales por cuatro del PP) y con rotundidad en Salobreña, donde tendrá mayoría absoluta. Mientras tanto, en Almuñécar el triunfo ha sido para Juan Carlos Benavides y su Convergencia Andaluza. Sus siete concejales no le garantizan la mayoría porque, como en otras ocasiones, los demás pueden unirse en su contra. Con que lo hagan PP (6) y PSOE (3) sería suficiente.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario