El PP pide explicaciones por la colocación de tablets en coches de la Policía Local

La Jefatura de la Policía Local aprobó la instalación hace ya más de un año

Policia local granada zaidin
Vehículos de la Policía Local | Archivo GD
GabineteGabinete
0

El portavoz del grupo municipal del PP de Granada, Juan Antonio Fuentes ha exigido esta mañana al alcalde de Granada respuestas tras conocerse que un Juzgado investiga la instalación de tablets en los coches de la Policía Local. El concejal popular ha asegurado que no comprende cómo el equipo de Gobierno dio luz verde a la instalación de estos dispositivos electrónicos “saltándose todos los protocolos para garantizar la seguridad de los agentes en caso de accidente”. En concreto, es el Juzgado de Instrucción 1 de Granada el que investiga la colocación de los aparatos que podrían suponer un peligro para los agentes que viajan en el asiento del copiloto.

Fue en los meses de febrero y marzo del pasado año cuando la Jefatura de la Policía Local aprobó la instalación de las tablets de diez pulgadas en los vehículos. “El SILPG preguntó si los coches habían pasado la ITV y la respuesta fue que todo se había instalado y homologado conforme a la ley”, ha explicado Fuentes, que ha acusado al equipo de Gobierno de “mentir descaradamente” para hacer “lo que le da la gana en la Policía Local”.

Por otra parte, Fuentes denunció que “el PSOE llegó a manifestar que existía un informe que recogía que no existía riesgo en caso de saltar el airbag pero nunca ha mostrado copia del mismo”. Tiempo después, el sindicado comprobó que la fórmula elegida para la instalación de los dispositivos no se corresponde con la homologación técnica anotada en la Ficha Técnica de la ITV. “La realidad es que se omitieron datos para pasar la ITV para después volver a colocar el dispositivo obviando los problemas de seguridad que pudiera ocasionar”.

Ante esta situación, Fuentes ha exigido al equipo de Gobierno que explique los protocolos que llevó a cabo. Pero, además, ha exigido al alcalde de Granada que muestre los contratos con los que se efectuó la compra de los tablets y la posterior instalación. “Esta operación está cargada de interrogantes. Tenemos serias dudas respecto a cómo se llevó a cabo la contratación, si se hizo mediante contrato menor para obviar los controles etc. y adjudicar a dedo un procedimiento que, a todas luces, no ha contado con todas las garantías ni de seguridad ni de legalidad en la contratación”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario