El Plan Infoca ha intervenido en 126 ocasiones en lo que va de año con 111 actuaciones en medio forestal

El número de siniestros acaecidos en la provincia supusieron un 13 por ciento aproximadamente del total regional

Efectivos del Infoca
Imagen de una actuación del Plan Infoca este verano | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

La campaña de extinción de incendios forestales en la provincia de Granada ha concluido con un total de 126 intervenciones por parte del operativo del Plan Infoca entre el 1 de enero y el 15 de octubre, de las cuales 111 fueron en medio forestal, 14 en terreno agrícola y una en urbano.

Según ha informado la Junta de Andalucía a través de una nota de prensa, la mano del hombre ha estado detrás de los incendios en la provincia en el 95 por ciento de los casos, aunque la mayoría quedan en conatos, y las llamas arrasaron 158 hectáreas de terreno forestal.

Estos han sido algunos de los datos ofrecidos por el delegado de la Junta en Granada, Pablo García, en el marco de la celebración de la segunda reunión del año del Comité Asesor del Plan Infoca.

Según la nota de prensa, de las 158 hectáreas de terreno forestal afectadas, 33 se corresponden con superficie arbolada y 125 a superficie cubierta de matorral, lo que supone un aumento con respecto al año anterior (en el que fueron 90 hectáreas) aunque sigue situándose muy por debajo de la media de la última década (408 hectáreas).

El número de siniestros acaecidos en la provincia supusieron un 13 por ciento aproximadamente del total regional (un total de 111 de 866 en total) y la superficie quemada en relación al total de Andalucía es de un tres por ciento (158 frente a 5.200 hectáreas).

Un total de 87 actuaciones (el 78 por ciento) fueron conatos de incendio que no superaron una hectárea de superficie quemada. Pasaron a la categoría de incendios en 24 ocasiones, de los cuales cinco superaron las 15 hectáreas de superficie forestal, en concreto el incendio en Alpujarra de la Sierra (17 hectáreas), los de Pinos Puente (24 y 20 hectáreas respectivamente), otro en Ítrabo (37 hectáreas) y en Ugíjar (16 hectáreas).

Un total de 80 intervenciones se produjeron durante la época de peligro alto, entre el 1 de junio y el 15 de octubre, frente a las 46 intervenciones registradas con anterioridad a la campaña.

El delegado ha destacado durante este comité «el presupuesto de 24 millones de euros que la Junta destina a combatir el fuego, 12,3 de los cuales fueron destinados a la extinción y 11,7 a las labores de prevención».

También ha agradecido a todo el personal que integra el dispositivo la profesionalidad demostrada en cada una de las intervenciones realizadas, Policía Autonómica, Guardia Civil, Bomberos y Protección Civil.

Al igual que en campañas anteriores, el mayor porcentaje de siniestros se produjeron debido a negligencias en un 50 por ciento, dato que se ha visto incrementado en un diez por ciento con respecto a la campaña anterior, siendo la quema de restos agrícolas la causa más repetida.

Si a estas causas unimos los siniestros causados de manera intencionada (28 por ciento) o de manera accidental (uno por ciento), se concluye que sigue siendo alarmante el porcentaje de siniestros debidos a causas antrópicas, posiblemente evitables en mayor o menor medida.

Destaca también que durante esta campaña se ha producido un descenso del porcentaje de siniestros por causas naturales (del 20 al cuatro por ciento) debido al descenso de episodios tormentosos durante este periodo con respecto al anterior.

Al aumentar el número de intervenciones en general de 100 a 126 este año, se ha producido también un aumento de intervenciones en algunos municipios, como es el caso de Galera (de uno a cinco), Granada (de tres a ocho), Guadix (de ninguna a cinco), Padul (de una a seis) y Pinos Puente (de una a cinco), aunque la variedad de causas «hacen pensar que no existe ninguna relación entre ellos, dentro de cada municipio con la excepción de Pinos Puente, donde la causa más repetida es el vandalismo y quema de basura».

Como intervención más relevante, la Junta destaca el incendio ocurrido en la localidad de Ítrabo por la afección a diversos cortijos diseminados por la zona, que obligaron a la declaración de Nivel de Gravedad 1 que obligó a la protección de viviendas y la atención a tendidos eléctricos de difícil visibilidad.

En este incendio actuaron hasta diez medios aéreos, incluyendo un avión de coordinación. La superficie afectada fue de 37 hectáreas y la causa investigada y determinada por la Brigada de Investigación de
Incendios Forestales fue negligencia por «quema de cañas cortadas y apiladas en el cauce de barranco».

Como en otros años el mayor número de avisos se recibe a través de alertantes anónimos (63 por ciento), que mediante una llamada al teléfono de Emergencias 112 Andalucía pone en funcionamiento el dispositivo. Otro grueso de los avisos se recibe a través de los puestos de vigilancia (22 por ciento) distribuidos en el territorio de la provincia a tal efecto, además de los Grupos de Especialistas y Agentes de Medio Ambiente.

El comité ha contado con la asistencia de la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Granada, María José Martín, así como de miembros del equipo directivo del Infoca, Agentes de Medio Ambiente, de la Guardia Civil, Policía Autonómica, Bomberos de toda la provincia, de Emergencias 112, de Diputación, Subdelegación, entre otros.

Por parte de la Subdelegación del Gobierno en Granada, dentro del Plan Infoca, se facilitan la movilización de medios estatales que estén ubicados dentro de su ámbito territorial, sin perjuicio de las normas específicas relativas a la intervención de las Fuerzas Armadas y de los medios de extinción del Ministerio de Transición Ecológica.

Así están implicadas las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, la Dirección provincial de Tráfico, la Agencia de Meteorología, la Demarcación de Carreteras y Adif y la UME, que intervendría a requerimiento del órgano competente.



Se el primero en comentar

Deja un comentario