El nuevo Gobierno en Andalucía deparará a Granada cambios “no muy drásticos”, según expertos

De la mano de especialistas en comunicación política de la UGR, analizamos el relevo en las delegaciones de la Junta, el "comportamiento" con el resto de instituciones de la ciudad y cómo afectará a las elecciones municipales

delegacion de la Junta de Andalucia Foto Antonio L Juarez-2
Edificio de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada | Foto: Antonio L. Juárez
María José Ramírez | @mariajsramirez7
0

Momento histórico para la comunidad andaluza con el cambio político en la presidencia de la Junta de Andalucía que empezó ya este pasado martes, cuando se inició la sesión de investidura del popular Juanma Moreno Bonilla como presidente. Por primera vez, el Partido Popular presidirá el Gobierno andaluz gracias a los dos acuerdos alcanzados: uno de Gobierno con Ciudadanos y otro de investidura con Vox. El Pleno de investidura de Juanma Moreno empezó con la exposición del programa de Gobierno por parte del candidato. Este miércoles, a las 10:00 horas, los portavoces de los grupos intervendrán en un discurso que podrá ser replicado por el candidato si lo considera oportuno y el siguiente trámite será la votación, que será pública. Con el cambio de Gobierno en Andalucía, se abre un nuevo panorama político y comenzará el relevo de cargos en todas las provincias. En Granada afectará a más de 40 políticos o altos cargos del PSOE, que saldrán de la Administración autonómica una vez que se ejecute el cambio. Los ochos delegados, los viceconsejeros, parlamentarios, directores o presidentes de entes dependientes de la Junta, entre otros, serán sustituidos.

En la nueva estructura del Gobierno andaluz se espera que haya “un mínimo equilibrio territorial”, como asegura a GranadaDigital Teodoro Luque, experto en Marketing Político de la UGR. “Sería razonable tener en cuenta la potencialidad de Granada aprovechando sus fortalezas como el liderazgo de su Universidad en investigación, en proyección internacional. Estrechamente vinculadas a la Universidad, pero no solamente por eso sino por el ecosistema que se va generando, Granada tiene potencialidades en ámbitos como el ‘bío’, ‘sistema Tierra’, ‘cultura y patrimonio’ y ‘tecnologías de la información y comunicación’. Son algunas sugerencias a tomar en cuenta para esa nueva estructura. Pero las decisiones políticas pueden tener ‘otras racionalidades’. El nuevo Gobierno debería demostrar con los nombramientos que tiene que realizar que no cae en lo que criticaba al Gobierno anterior”, indica.

A priori, se espera que no haya muchos cambios drásticos ni profundos. “La Junta de Andalucía ha estado gobernada 36 años por el PSOE con las dinámicas que esto genera no solo a nivel político, sino a nivel institucional, y será un poco continuista, al menos al principio”, asegura a GranadaDigital Giselle García, experta en comunicación política, campañas electorales y comportamiento político y electoral de la UGR.  “Obviamente, nos vamos a encontrar con nuevos cargos, pero al principio, hasta que se acostumbren un poco a los cargos que van a ir desempeñando, el primer año o los dos primeros van a ser de enterarse cómo funcionan las instituciones, de las que llevan fuera 36 años”, señala. “Tendremos que esperar al nombramiento de los consejeros, pero supongo y espero que algún granadino estará”, apunta.

Las propuestas que el PP incluyó en su programa electoral para Granada, entre las que destacan el teleférico a Sierra Nevada y los accesos mecánicos para la Alhambra, son medidas “muy estrella” para los expertos políticos, pero que, cuando se profundiza en ellas, no cuentan con “un estudio técnico que avalase de alguna forma la puesta en marcha”. Así, Giselle García apunta que se “van a matizar bastante” y “no se van a llevar a cabo, muchísimo menos en el corto plazo de una primera legislatura”.

Acto de campaña del PP en Granada | Archivo GD

En la provincia de Granada se rompe ahora con la homogeneidad del PSOE, que es el partido que gobierna actualmente tanto en el Ayuntamiento de la capital como en la Diputación. Lo sucedido en las últimas elecciones políticas andaluzas muestra que en Granada hay “cinco actores principales en la política, como ha pasado en el resto de Andalucía”, asegura Teodoro Luque. “No recuerdo ninguna elección en la que en Granada hubiera cinco fuerzas con más del 10% de los votos cada una. Esto debe hacer reflexionar a todos los partidos, pero sobre todo al PSOE-A y al PP, que casi han monopolizado el poder en la provincia. No hay que olvidar que cada uno de estos dos partidos ha perdido un 30% de sus votos respecto a las elecciones anteriores. En proporción, han perdido en Granada más que en el resto de Andalucía, más de 40.000 votos cada uno ellos en la provincia, mientras que Vox ha subido 45.000, que se dice pronto”, apunta este experto en Marketing Político, que también asegura que toda esta situación “debe hacer reflexionar a Adelante Andalucía, que incluso ha perdido más en términos relativos, sin poder achacarlo al desgaste por gobernar ni tener casos de corrupción como los de PSOE y PP”.

“En términos generales y para todos los partidos, el liderazgo político granadino en el ámbito andaluz y estatal es débil. Puede haber alguna excepción, pero no ha habido líderes provinciales con gran proyección autonómica ni estatal. El PSOE-A y PP han monopolizado el poder provincial y estos resultados les deben hacer reflexionar profundamente sobre su situación: sobre sus líderes y equipos, sobre sus propuestas y planteamientos, sobre sus prioridades y socios preferentes. Respecto a Ciudadanos, está claro su crecimiento, pero para el futuro está por ver si le dará rédito el pactar con unos y con otros al mismo tiempo en diferentes gobiernos”, comenta a GranadaDigital este experto en Marketing Político.

La provincia granadina está acostumbrada a que los distintos niveles de Gobierno tengan diferente color político y, por lo tanto, el cambio en la presidencia de la Junta de Andalucía, en principio, no supondrá problemas. “Al principio habrá un trabajo de cooperación. Como cada uno tiene sus competencias, cada uno se dedicará un poco a lo suyo”, vaticina Giselle García.

INFLUENCIA DE LOS RESULTADOS ELECTORALES EN ANDALUCÍA EN LAS MUNICIPALES

Este nuevo ‘mapa’ político en Andalucía podría afectar a las próximas elecciones municipales del mes de mayo, porque lo ocurrido el 2D es “un antecedente importante” pero, no obstante, hay que tener presente que en las elecciones andaluzas ha “pesado mucho que desde el inicio del Gobierno autonómico solamente hubiera gobernado una fuerza política” y también que “las elecciones municipales tienen un componente propio, local y es muy importante cada liderazgo y cada situación local”, según recuerda Teodoro Luque. Aún así, el “movimiento de fondo” de las elecciones del 2D se puede volver a manifestar dependiendo de dos cuestiones principales: “la capacidad de movilizar a quienes se abstuvieron” y “los cien primeros días del nuevo Gobierno”. “El acierto en la formación de la nueva estructura y en la toma de decisiones” puede ser fundamental para la elección del electorado en las próximas votaciones, según este experto.

Los resultados electorales en Andalucía han “reforzado de alguna manera” al PP de Granada, que apoyó a Juanma Moreno en la elección de las Primarias, pero es difícil extrapolarlo al contexto municipal porque es “muy diferente”, como recuerda la experta en comunicación política Giselle García. Los resultados en las votaciones andaluzas también han visibilizado mucho al partido Vox que, por lo tanto, podría tener “algún resultado positivo” también en mayo, aunque “en política municipal parece que son poco conocidos los representantes de Vox en la ciudad de Granada”. “Tendremos que ver el contexto y el escenario de la campaña electoral para ver un poco cómo va a ser esto. Obviamente, las elecciones autonómicas han supuesto un terremoto político, pero es difícil la traslación de manera automática al contexto municipal”, asegura.

La investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía es la que cuenta “con la mayor repercusión nacional e internacional hasta ahora, sobre todo por el papel de un partido como Vox”. Cuando terminen las negociaciones de investidura y de Gobierno, Juanma Moreno afrontará el reto de gobernar en la Junta de Andalucía en coalición con Ciudadanos y frente a la oposición de izquierdas. Expertos en política coinciden en que Moreno “no tiene un liderazgo fuerte” y tanto el PSOE como la coalición Adelante Andalucía van a estar muy vigilantes para ejercer una oposición “bastante dura”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario