El Ministro Illa insiste en que España abrirá sus fronteras el 1 de julio y que lo hará “con seguridad”

En el caso de la llegada de personas de países de fuera de la Unión Europea, ha asegurado que España trabaja con los socios comunitarios para tener "una posición común" sobre qué controles establecer

El ministro de Sanidad, Salvador Illa
Salvador Illa, ministro de Sanidad | Archivo
Europa PressEuropa Press
0

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reiterado que España abrirá sus fronteras con otros países el próximo 1 de julio, a pesar de la recomendación de la UE para sus socios de permitir la movilidad entre ellos desde el próximo lunes, y ha subrayado que se hará en ese momento “con seguridad” tanto para los visitantes como para los españoles.

En rueda de prensa para anunciar la situación de las Comunidades Autónomas en el plan de desescalada, el ministro ha explicado que el Gobierno mantiene esta decisión de no abrir las fronteras hasta el 1 de julio. En el caso de la llegada de personas de países de fuera de la Unión Europea, ha asegurado que España trabaja con los socios comunitarios para tener “una posición común” sobre qué controles establecer.

“El 1 de julio es la fecha decidida por el presidente del Gobierno para abrir las fronteras de forma segura, y esto es importante, de forma segura, a ciudadanos de otros países”, ha subrayado el responsable de Salud.

La Comisión Europea pidió este jueves a los Estados miembro que abran de nuevo el paso en sus fronteras interiores a más tardar el 15 de junio, el próximo lunes, dos semanas antes de lo que planea España, de modo que la reapertura de la exterior para permitir la entrada de turistas de terceros países en donde la situación epidemiológica esté controlada sea posible ya desde el 1 de julio.

El responsable del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que ha participado también en la rueda de prensa, ha asegurado que desde su punto de vista la UE no apremia a los países a abrir fronteras, ha explicado que la fecha se tiene que decidir por criterios técnicos y sanitarias y ha apuntado a que no será la misma en todos los países, no será una apertura “homogénea”.

Simón ha señalado el riesgo que existe al abrir fronteras de recibir casos de coronavirus de otros países; en la última semana en España, de 250 casos detectados, un centenar son casos importados, que no se han generado en el país.

Ha dicho también que España es un país que “vive del turismo”, que tiene que estar por tanto preparada para esta situación, y ha asegurado que mientras se detecten brotes se tienen “mecanismos para controlarlos hasta cierto punto”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario