El Matagigantes ha vuelto para quedarse (2-0)

El Granada tumba al FC Barcelona en casa por 2-0 y duerme colíder con diez puntos

Granada CF - FC Barcelona
El Granada CF celebra un gol ante la mirada de Rakitic | Foto: Antonio L Juárez
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

Se empiezan a agotar los calificativos para este Granada. Los hombres de Diego Martínez consiguen una proeza al derrotar a todo un FC Barcelona con dos goles de Azeez y Vadillo, dos de los Soldados de Diego que trajeron de vuelta a este equipo a la élite del fútbol nacional el pasado año. Tercera victoria consecutiva y noche histórica para el Granadinismo.

No defraudó Diego Martínez a la hora de confeccionar su once, teniendo en cuenta las dos importantes bajas con las que tenía que lidiar. Carlos Neva sustituyó al cordobés Quini, mientras que Azeez haría lo propio con Fede Vico. Ambos rayaron a un nivel excepcional.

No pudo haber empezado mejor el encuentro para el Granada CF, pues en la primera jugada de ataque de los rojiblancos, Antonio Puertas conseguía llegar a línea de fondo y servir un balón alto para que Ramón Azeez cabeceara a las mallas de Ter Stegen. Poco pudo hacer el teutón para evitar que se desatara la locura en la grada de Los Cármenes con el partido recién comenzado. El nigeriano, que sustituía al lesionado Fede Vico y formaba un trivote junto con Montoro y Yangel Herrera, anotaba así su segundo tanto de la temporada, después del que consiguió realizar en Cornellá hace tres semanas.

A partir del gol, el Granada esperaba su momento y trataba de salir a la contra con rapidez. En estas, Antonio Puertas le rompió la cadera a Junior Firpo, que tuvo una noche para olvidar, recortó hacia dentro y disparó desde la frontal con la izquierda. Ter Stegen tuvo que esmerarse para enviar el balón a córner.

Pasado el primer cuarto de hora, el partido comenzó a calentarse tras un feo empujón de Piqué sobre Machís y un plantillazo de Luis Suárez sobre Azeez. Solo el uruguayo vio la amarilla.

Diez minutos más tarde, otra preciosa jugada de Antonio Puertas, que prolongó hacia Carlos Neva, culminó con un peligroso centro de este, repelido sin mayor problema por la defensa azulgrana. La primera del Barça nació de una pérdida infantil de Yangel Herrera, que habilitó a Luis Suárez, pero el ‘charrúa’ se trastabilló y la cosa no fue a más.

De ahí en adelante, posesiones largas de un Barça que no conseguía generar fútbol y que se encontraba maniatado por la alta presión de los nazarís, encabezados por Ramón Azeez, omnipresente durante el primer acto.

Poco a poco fue muriendo un primer acto en el que, por momentos, saltaron chispas. Prueba de ello fue el codazo que Gerard Piqué le propinó a Soldado en el descuento. Cuadra Fernández mostró la cartulina amarilla al central.

Con 1-0 en el electrónico se dirigieron los 22 protagonistas hacia el túnel de vestuarios. Una primera parte en la que el Granada aprovechó la priemra que tuvo para adelantarse, pudienod haber aumentado la distancia incluso. El Barcelona, por su parte, no disparó entre los tres palos.

Ernesto Valverde, nada contento con lo que estaba viendo, realizó un doble cambio durante el descanso: Messi y Ansu Fati tomaron la plaza de Carles Pérez y Junior Firpo. El astro argentino tendría así 45 minutos para tratar de voltear el marcador. Con el cambio, Semedo pasó a ocupar el lateral izquierdo y dejó el derecho a Sergi Roberto.

La entrada de Messi surtió efecto inmediato, pues Montoro y Soldado vieron la amarilla tras tener que esforzarse en tareas defensivas. Apenas siete minutos después del receso, el Granada tuvo una ocasión de oro que se esfumó por poco: un centro cerrado de Carlos Neva cayó en manos de Ter Stegen, a quien se le escurrió el balón y a punto estuvo de ser autogol, pero el guardameta consiguió hacerse con el esférico en la misma línea.

Diego también comenzó a movilizar el banquillo y dio entrada a Carlos Fernández en sustitución de Roberto Soldado, aparentemente lastimado. El trabajo en la sombra del ariete valenciano durante este partido había sido encomiable. Poco más tarde, en el 62, un cambio más en cada equipo: Vadillo remplazó a Machís y Arturo Vidal hizo lo propio con Rakitic.

El mediocampista chileno fue el protagonista de una acción que terminó de encender la mecha de la grada de Los Cármenes. Vidal cometió penalti tras tocar con la mano un balón dentro del área y, aunque Cuadra Fernández tuvo que revisarlo con el VAR, la jugada no ofrecía dudas y la pena máxima en favor del Granada era clamorosa. Vadillo fue el encargado de convertirlo y poner así más tierra de por medio con un Barcelona desdibujado que se veía constantemente superado por el Granada.

A partir del 70’, el Barça se vino arriba y descolgó a Piqué para tratar de cazar alguna por alto. Por su parte, el Granada seguía bien armado atrás y tratando de salir a la contra a lomos del mago de Puerto Real.

Pero las fuerzas comenzaron a flaquear en el plantel azulgrana, que empezó a bajar los brazos viéndose incapaz de amedrentar a un Granada excelso. Los de Diego Martínez compitieron como acostumbran a hacerlo, fueron solidarios, supieron sufrir cuando el partido así lo requiso y sacaron petróleo de sus ocasiones.

Pudo incluso haber metido el tercero Álvaro Vadillo, que tuvo una falta peligrosísima en el descuento, pero se fue a la izquierda del marco por poco. No hubo tiempo para más. El Granada duerme colíder con 10 puntos tras vencer al FC Barcelona en una noche histórica para el Granadinismo y para el fútbol de esta ciudad. Los terrícolas, una vez más, volvieron a vencer a los extraterrestres. Se consumó la proeza.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva, Víctor Díaz, Germán, Domingos Duarte, Carlos Neva, Yangel Herrera (Gonalons, 82’), Montoro, Azeez, Machís (Vadillo, 61’), Puertas y Soldado (Carlos Fernández, 56’).

FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Lenglet, Piqué, Junior Firpo (Ansu Fati, 45’), Sergi Roberto, De Jong, Rakitic (Arturo Vidal, 61’), Carles Pérez (Messi, 45’), Griezmann y Luis Suárez.

Goles: 1-0, Azeez (1’), 2-0, Vadillo (64’, p.).

Árbitro: Cuadra Fernández (Comité balear), amonestó a Luis Suárez y a Piqué por el FC Barcelona, así como a Soldado, Yangel Herrera y Carlos Fernández por el Granada CF.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de LaLiga, disputado en el Nuevo Los Cármenes ante 18.880 espectadores (cifra oficial).



Se el primero en comentar

Deja un comentario