El juez detenido por presunta violencia de género hacia su mujer ya había sido denunciado en mayo

El Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial ha acordado comprobar si el magistrado ha podido incurrir en algún tipo de responsabilidad disciplinaria de acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Judicial

Juzgados de Granada en Caleta
Juzgado de Granada | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

El juez de Granada detenido el pasado sábado por un presunto delito de violencia de género hacia su pareja y por otro de atentado y resistencia a la autoridad ya fue denunciado por maltrato el pasado 1 de mayo, según ha informado este jueves la subdelegada del Gobierno en esta provincia, Inmaculada López Calahorro.

A preguntas de los periodistas, la subdelegada ha opinado que todo caso de violencia de género es negativo y que lo ocurrido evidencia que esta lacra “puede estar en cualquier sitio”.

El Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado incoar diligencias informativas al magistrado para determinar si, aparte de la responsabilidad penal, ha podido incurrir en algún tipo de responsabilidad disciplinaria de acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Judicial.

La incoación de diligencias se produce después de que el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, haya dado traslado al Promotor, para su conocimiento, de las actuaciones judiciales en marcha en relación a este juez, que está de baja laboral y que, según publica la prensa local, acumula un largo historial disciplinario.

El magistrado fue detenido el pasado sábado por un presunto delito de violencia de género hacia su pareja después de que presuntamente le agrediera en la vía pública, y por otro de atentado y resistencia a la autoridad tras mantener una supuesta actitud agresiva hacia los agentes de la Guardia Civil que le arrestaron.

Los hechos sucedieran en un municipio del área metropolitana de Granada y el Juzgado de Instrucción 4 de Santa Fe (Granada) le dejó en libertad con cargos y dictó como medida cautelar una orden de alejamiento respecto a su pareja, a la que no puede aproximarse a menos de cien metros, según precisaron a Europa Press fuentes judiciales.

El juzgado ha abierto diligencias sobre este asunto, mientras que el delito de resistencia durante su detención, cometido en Armilla, será instruido en un juzgado de la capital granadina.



Se el primero en comentar

Deja un comentario