El Granada CF planta cara, pero complica sus opciones para la vuelta (0-2)

Un penalti concedido por Eteki en los instantes finales permite al United volver a Old Trafford con una renta de dos goles que complica el sueño rojiblanco

Granada CF - Manchester United
El Granada tuvo opciones de empatar el choque | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

El Manchester United llegó a Granada y trajo consigo el frío inglés. Los rojiblancos igualaron la intensidad de los ingleses de principio a fin, pero dos errores evitables le impidieron llevarse un buen resultado para el partido de vuelta en Old Trafford.

El Granada saltó al terreno de juego de los Cármenes mirando a la cara al United. Diego Martínez había trazado un plan y sus jugadores confiaban en él ciegamente. El once de gala, con el regreso esperado de Carlos Neva al carril zurdo para aliviar la presión sobre la defensa, invitaba a soñar.

Los rojiblancos quisieron dejar claro desde los primeros compases que en casa nadie tiene un partido sencillo. La presión alta hacía su efecto y los ingleses no conseguían que todas jugadas pasaran por Bruno Fernandes, el gran cerebro en ataque. Aun así, la amenaza al contragolpe de Rashford, James y Greenwood seguía siendo uno de los puntos más importantes a tener en cuenta.

Aunque el United se hizo con el control de la posesión, el Granada aguardaba de forma paciente y con mucho orden. La aparición de Vallejo como titular soltó aún más a Neva. El central maño se encargo de repeler todos los balones que llegaban a sus inmediaciones. Tanto Greenwood como Rashford lo pasaron mal para conseguir desbordar al zaguero granadinista.

A pesar del dominio de los diablos rojos, los contragolpes y la pizarra del Granada comenzaban a ser letales. Kenedy tuvo la suya con una volea a la media vuelta que se marchó por encima de la portería de De Gea. Cuando parecía que el Granada podía volver a sentirse cómodo sobre el césped, un despiste defensivo provocó el primer golpe.

Lindelöf, desde el borde de su propio área prácticamente, sirvió un balón en largo para la carrera de Marcus Rashford. El envío pilló desprevenido a Domingos Duarte, que no llegó a despejar con la cabeza y luego no obstaculizó al inglés por temor a una expulsión. El exquisito control del delantero del United le permitió quedarse solo ante Rui Silva y definir a placer.

El Granada quedó sobre la lona durante cinco minutos en los que el United pudo haber ampliado la renta, pero al final fueron los gritos de Diego Martínez lo que despertó a los rojiblancos. “¡Nuestro partido, nuestro partido!”, repetía incesantemente el técnico gallego.

Las fuerzas volvieron a las piernas granadinistas, primero plasmadas con un balón a la madera de Yangel Herrera. Luego fue Soldado quien, en un saque de esquina al segundo palo, no pudo definir ante la presión de un defensor inglés. Cerró la primera parte Kenedy, con una nueva volea de jugada ensayada desde fuera del área pero su tiro, aunque potente, terminó muy centrado en las manos de De Gea.

El único cambio en el guion durante los segundos 45 minutos fue que el Granada comenzó a dominar más la pelota. El United no terminaba de encontrarse cómodo y Bruno Fernandes andaba desesperado en busca de una ocasión clara. Mientras, Kenedy lo seguía intentando con una nueva volea que de nuevo terminó atrapada por De Gea.

Una de las peores noticias para el Granada llegó a los diez minutos de la reanudación. Domingos Duarte tuvo que salir de su zona de confort para cortar una jugada peligrosa con la mala fortuna de que, al hacer la falta sobre Daniel James, él mismo terminó lesionándose por lo que parecía un golpe en la rodilla.

Los hombres de Diego Martínez dominaban, pero no encontraban la forma de romper la última línea defensiva. El crono iba en contra de los intereses del Granada. Cada segundo que pasaba se ponía más complicada la eliminatoria, por lo que Diego movió el banquillo para meter a hombres de refresco.

Los cambios iban a ser la perdición rojiblanca. Eteki, como de costumbre, entró al campo pasado de revoluciones y soltó el brazo sobre Bruno Fernandes dentro del área en un balón que no tenía demasiado peligro. Fue el propio jugador portugués quien tomó la responsabilidad y batió por bajo a Rui Silva, que llegó a tocar el balón pero no fue suficiente para frenarlo del todo.

Al final, un 0-2 que complica mucho la vuelta para el Granada que, con un gol menos, seguía teniendo muchas posibilidades. Lo único que queda es seguir soñando y mirar el lado positivo. El Granada le plantó cara al United bajo la mirada de la Alhambra y Sierra Nevada y le encerró en su propio campo. Toca disfrutar dentro de una semana de Old Trafford ‘el Teatro de los Sueños’.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Vallejo, Domingos (Germán, 53′), Neva (Foulquier, 75′); Yangel Herrera, Gonalons (Eteki, 87′); Kenedy (Machís, 75′), Montoro, Puertas; y Soldado (Luis Suárez, 87′).

Manchester United: De Gea; Wan Bissaka, Lindelof, Maguire, Shaw (Telles, 46′); Pogba (Matic, 73′), Mctominay; Daniel James, Bruno Fernández, Rashford (Cavani, 65′); y Greenwood (Van de Beek, 85′).

Goles: 0-1, Rashford (31′); 0-2, Bruno Fernandes (90′).

Colegiado: Artur Dias (POR).

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de los cuartos de final de Europa League disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes de Granada sin presencia de aficionados.







Se el primero en comentar

Deja un comentario