El Granada CF no suelta el liderato ante el Elche CF (2-1)

Los de Diego Martínez dejaron el trabajo hecho en la primera parte, pero acabaron sufriendo en el terreno de juego

Granada CF Elche Montoro
Montoro celebra uno de sus goles ante el Elche CF | Foto: Anronio L. Juárez
JLM
0

El Granada regresaba a jugar ante su afición tras proclamarse campeón de invierno en esta Liga 123. El empate en Cádiz le sirvió para ser el mejor de la primera vuelta de la competición. Ahora tenía que defender el liderato. La victoria del Málaga ante el Lugo hizo que los vecinos de provincia conquistaran la primera plaza y en los pies de los nazaríes estaba volver a lo más alto, con una victoria ante el Elche.

El equipo ilicitano no lo iba a poner fácil y lo demostró en los primeros compases del encuentro. Criterio sacando el esférico, juego directo en los últimos metros y un buen posicionamiento en su campo fue o que se encontró el Granada CF. Pero los de Diego Martínez jugaban en casa y poco a poco fueron cogiendo las riendas del partido. La posesión granadinista hizo que llegaran las ocasiones, pero el área de Edgar Badía estaba muy poblada para sacar algo claro.

Las llegadas locales empezaron a efectuarse por banda. Fue Fede Vico el que la puso al área para que rematara Adrián Ramos, rasa y con picardía. Pero, Edgar Badía se empezaba a ganar el sueldo en Los Cármenes.

Precisamente, fue el 1-0 el que llegó por banda, pero no por jugada, sino por medio de un saque de esquina. El balón parecía directo a la testa de Adrián Ramos, pero el colombiano no llegó. Por detrás apareció un inesperado Montoro, que encajó un potente cabezazo a bocajarro imposible para Badía. El Granada CF se empezaba a sentir cómodo en su feudo.

La tuvieron Fede Vico, que no acertó con el remate fuera del área y tampoco lo hizo Vadillo a los pocos minutos. Una jugada que trajo la polémica, ya que el extremo pidió el penalti por ser derivado dentro del área. Los Cármenes lo reclamaba con más ímpetu.

Fueron botas de Vadillo las que llevaron el peligro a área de un Elche que se desinfló por momentos. Dos faltas al borde del área, con un golpeo malvado, hicieron que los presentes se levantaran de sus asientos. El primero lo pudo parar Edgar Badía, el segundo se estrelló con violencia sobre la cruceta.

Pero, la cosa no se iba a quedar ahí. Montoro volvió a sorprender. Un rechace en el área calló en el más listo de la zona y el valenciano consiguió un doblete para poner el 2-0.

El Elche que salió en la segunda parte parecía otro, pero eran los mismos jugadores. Los de Pacheta empezaron a dominar la posesión. Pero, parecías más por desmérito local que por mérito visitante. Un Granada CF más reservado con un Montoro sustituido por Aguirre,

consciente de que la renta de la primera parte te servía. Pero, las alarmas saltaron por primera vez en la portería de Rui Silva con un disparo de Sory que hizo sonar el palo.

Una segunda parte que fue un arma de doble filo para el Granada CF. El partido se convirtió por momentos en un correcalles que no favorecía a los de Martínez, que tenían que huir del caos y buscar la calma.

Y fue tanto el cántaro a la fuente que acabó rompiéndose. Un desmarque de Sory lo puso solo dentro del área de Rui Silva, que derribó al delantero Ilicitano y cometió penalti. Fue Xavi Torres el que lo materializó para sembrar el pánico en las gradas de Los Cármenes. A partir de aquí, todo fue sufrimiento. El Granada no sabía dar el último pase con claridad y el Elche se plató varias veces cara a cara con Rui Silva. Fue la suerte y un fuera de juego el que no quiso que los ilicitanos empataran, subidos a las barbar nazaríes.



Se el primero en comentar

Deja un comentario