El Granada baja el telón de la función europea (2-0)

Otro partido serio de los rojiblancos queda sin recompensa en Old Trafford y el Granada cae eliminado de la Europa League en un año mágico

EzCiEK5WgAIxVOt
Machís lo intentó sin fortuna | Foto: Granada CF
Jero CameroJero Camero
0

Las esperanzas del Granada de la remontada quedaron sepultadas a los cinco minutos del comienzo. Lo único que no debía pasar, un error en la línea defensiva, sucedió ante la pasividad de los dos centrales rojiblancos. El plan de partido se desmoronaba en poco tiempo y lo que antes era una gesta complicada de pronto se había convertido en un milagro casi inalcanzable.

El golpe del gol de Cavani, que recibió dentro del área una dejada de cabeza de Pogba, fue doblemente duro para los rojiblancos, esta noche de negro. Los hombres de Diego Martínez habían salido con las ideas claras y una presión alta que complicaba la salida de balón del United sin Maguire en el eje de la defensa.

Yangel Herrera tenía muy claro que sin el central inglés la defensa de los red devils podría sufrir con sus incorporaciones en segunda línea y durante los primeros 20 minutos se erigió como el principal baluarte en el ataque del Granada. Dos cabezazos del ‘panzer’ venezolano se marcharon rozando el palo defendido por De Gea.

Pese a lo complicado de la situación, el Granada no le había perdido la fe al partido animado por un Diego Martínez que desde la banda seguía recordando a sus jugadores el plan trazado en los días anteriores. La alta presión seguía incomodando a los jugadores del United y los balones circulaban con mucha dificultad por los pies de Bruno Fernandes y Paul Pogba.

El francés, de hecho, estuvo a punto de ser expulsado en un espacio de tiempo inferior a tres minutos. El mediocentro vio una primera cartulina amarilla cuando soltó el codo sobre el rostro de Germán, pero el colegiado Kovacs le perdonó la segunda amonestación tras una dura entrada por detrás 120 segundos después. Fue Soldado el que sí vio la amonestación por sus protestas al árbitro.

Para colmo de males, el Granada perdió mediada la primera mitad a uno de sus magos en el centro del campo. Gonalons sufrió un problema en su hombro derecho que le impidió seguir sobre el césped de Old Trafford, por lo que Diego Martínez dio entrada a Jorge Molina para tratar de buscar una épica remontada.

El cambio de dibujo diluyó el plan del Granada. Herrera tuvo de bajar su posición para cubrir la ausencia de Gonalons y la presión que ejercía en campo rival se desvaneció. Hasta el final de los primeros 45 minutos, los rojiblancos no pudieron volver a llamar a la puerta de De Gea. Solo quedaban 45 minutos por delante.

Los cambios en la segunda mitad reactivaron el dominio del Granada. Kenedy, que había llegado muy justo al partido, dejó su lugar a Puertas y un Roberto Soldado con amonestación en un partido que se podía calentar se fue al banco para dejar espacio a la velocidad de Luis Suárez.

Sin embargo, los rojiblancos no conseguían transformar el dominio en ocasiones claras. Un cabezazo de Jorge Molina que terminó en los guantes de De Gea fue el primer aviso de los rojiblancos en la segunda mitad. El United no se quedó atrás y por medio de Cavani y Greenwood respondió en el área contraria también sin fortuna.

Las imprecisiones en el tercio final de ataque dificultaban que las ocasiones claras llegaran con más continuidad. El balón parado pudo ser una de las soluciones para desatascar la situación, pero Germán no pudo mandar su disparo a la media vuelta entre los tres palos.

Ya con los rojiblancos volcados en ataque, el Manchester United puso el punto final en un remate de cabeza en falso de Juan Mata que desvió Jesús Vallejo a su propia portería. Muy mala suerte la del central maño que estaba haciendo una vez más un buen partido y que se vio empañado por esa acción.

No pudo el Granada hacer la gesta pese a la mejoría respecto al choque de ida. El 4-0 que terminó marcando el resultado global fue excesivo para lo que se vio en los dos partidos. Se termino el sueño de Europa. Al granadinismo solo le queda aplaudir de pie a estos jugadores y a este cuerpo técnico que lo lo ha dejado todo en cada eliminatoria, que ha luchado y nos ha hecho vibrar en cada partido. Un Granada que en su estreno en la competición ha llegado nada más y nada menos que hasta los cuartos de final de la competición y que ha vencido a equipos como PSV y Nápoles. Que a nadie le quepa duda de que volveremos.

Ficha técnica:

Manchester United: De Gea; Wan-Bissaka (Williams, 82′), Lindelöf, Tuanzebe, Telles; Fred, Matic, Pogba (Van de Beek, 46′), Bruno Fernandes (Mata, 73′); Greenwood (Diallo, 82′) y Cavani (James, 60′).

Granada CF: Rui Silva; Foulquier, Vallejo, Germán (Nehuén, 82′), Carlos Neva (Víctor Díaz, 74′); Montoro, Gonalons (Jorge Molina, 32′), Herrera; Kenedy (Puertas, 46′), Machís y Soldado (Luis Suárez, 46′).

Goles: 1-0, Cavani (6′), 2-0, Vallejo (p.p.) (91′).

Colegiado: Kovacs (ROM). Amonestó a Pogba.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los cuartos de la Europa League disputado en Old Trafford sin la presencia de los aficionados.







Se el primero en comentar

Deja un comentario