El Granada CF, ante la tarea de rentabilizar los goles

Los rojiblancos solo han marcado más de un gol en ocho de los 25 encuentros disputados hasta la fecha

Malaga CF - Granada CF
Montoro y Germán celebran un gol del centrocampista | Foto: Antonio L. Juárez
Nacho Santana | @NachoSantana_27
0

El Granada CF debe exprimir al máximo cada gol que anote si quiere continuar en la senda del ascenso. Así lo hacía en la primera vuelta y, con el paso de las jornadas y ante rivales reforzados, parece estar costándole ahora. Los de Diego Martínez acumulan tres partidos consecutivos sin marcar, y no han visto puerta en cuatro de los últimos cinco encuentros, que se han saldado con una victoria, dos empates y otras dos derrotas.

Atendiendo a los números de las 25 jornadas disputadas, el Granada ha marcado un gol o menos en 17 de sus enfrentamientos. Esta cifra supone un 68% de los partidos que han jugado en lo que va de campeonato, de los cuales ha ganado cinco, perdido otros cinco y empatado siete. Así, el Granada solo gana un 29,41% de los partidos en los que anota un gol, aunque la cifra se mantiene igual en cuanto a los encuentros que pierden cuando no marcan o el casillero de goles solo refleja uno. Por contra, en esta situación empatan un 41,17% de los partidos, lo que al menos les permite puntuar.

Sin embargo, las cosas cambian cuando los de Diego Martínez anotan más de un gol. Los rojiblancos no han perdido ni un solo partido en el que hayan marcado dos goles o más, de hecho, han ganado todos menos uno. Ocho veces se ha dado esta circunstancia, es decir, un 32% de los duelos disputados. El 87,5% de las veces que se ha producido el caso se ha acabado ganando el encuentro, lo que se traduce en siete victorias; el único empate representa el 12,5% restante.

De este modo, el Granada ha demostrado saber cerrar los partidos cuando tiene una amplia ventaja, aunque para continuar en la parte alta de la clasificación serán imprescindibles dos cosas. La primera de ellas es acabar con la sequía goleadora, pues es imposible ganar sin anotar gol; la segunda, arañar puntos cuando se marque solo uno, como se hacía al principio, reduciendo la cifra de empates y derrotas para poder luchar por un ascenso que, sin embargo, sigue fuera de los objetivos declarados del club.



Se el primero en comentar

Deja un comentario