El flamenco se suma a los aplausos a los sanitarios

El cantaor granadino Antonio Campos ha querido tener un gesto emotivo con el personal sanitario de la ciudad

unnamed (1)
Antonio Campos, junto con una profesional del sector sanitario | Gabinete
GabineteGabinete
0

En plena fase de desescalada, cuando la población empieza a asumir con relativa normalidad que volvemos, no sin reticencias y dificultades, a intentar establecer una vida normal, todavía se repiten los episodios de agradecimiento al mundo sanitario. Van quedando atrás los aplausos con los que hemos dicho a nuestros cuidadores más sublimes “gracias por la impagable labor que estáis haciendo”. Decenas de agradecimientos a todos aquellos que de alguna manera han estado en primera línea para salvaguardarnos.

Entre esas decenas de gratificaciones se siguen sucediendo, en el mundo de la cultura granadina, y, por ende, en el de la música y del flamenco, hechos que nos relatan la importancia de una sociedad unida.

El cantaor granadino Antonio Campos, que hace apenas un mes publicaba su tercer trabajo discográfico, vio paralizada su promoción tras el estado de alarma. Como él, la totalidad de los artistas flamencos granadinos han visto detenida su actividad profesional, sus giras, sus propuestas escénicas; La mayoría de ellos han trasladado parte de su trabajo y sus propuestas a las redes sociales, prácticamente el único soporte que ha mantenido viva la llama de lo jondo, aunque sea de forma telemática.

La iniciativa de este cantaor ha pasado por tener un gesto de gratitud hacia los sanitarios acercándose al Hospital Virgen de las Nieves y en el que, gracias a la gestión de la Jefa de Urgencias, Rosa García, se ha materializado el mismo. El cantaor acudió a media mañana al hospital con su última propuesta discográfica para regalarla a todos los que tanto han hecho por nosotros estas semanas. Y el éxito ha sido inesperado.

Los grupos de wasap de los sanitarios han empezado a sonar, a recibir imágenes del cantaor, de su último disco ‘Tardoantiguo’, y ha comenzado un goteo de personas y trabajadores que se han acercado a darle las gracias.

El eco ha llegado incluso a otros hospitales de la ciudad, en los que los grupos de wasap también recibían mensajes y fotos del cantaor con los protagonistas. Un acontecimiento que, según parece, ha surgido de manera natural por parte del cantaor, sin más ánimo que dar gracias y aportar lo que él tiene y lo que sabe hacer: su arte.

Además, tenemos constancia de que ha padecido el Covid 19, lo cual le ha hecho estar aislado cerca de diez días. Estos son los gestos de una sociedad que se apoya y valora a su prójimo. Además, el cantaor, en su nombre y en el de la Comunidad Flamenca, ha querido expresarse a través de un escrito del que se ha hecho entrega a la Jefa de Urgencias que recogemos íntegro a continuación:

La música cura, está más que demostrado. Por eso a aquellos que se han jugando su salud (incluso la vida) por todos nosotros les debemos todas las muestras de cariño y agradecimiento que cada uno de nosotros podamos demostrarles.

Yo soy Flamenco y por medio de este Arte tan nuestro quiero hacerles llegar mi agradecimiento, admiración y cariño. Espero que nuestro flamenco os cure el alma y os alegre la vida como vosotros hacéis día a día con las nuestras.

La cultura es un gran antídoto para estos tiempos horribles. Libros, música, películas, poemas, canciones han sido y son un gran alivio en medio de la tormenta. Imaginemos un instante lo que hubiera sido el confinamiento sin ellos.

Sin embargo, los artistas siempre forman parte de los colectivos más olvidados en los peores momentos. Por desgracia la cultura siempre es la gran apaleada a la primera de cambio.

Tenemos que enfrentarnos UNIDOS a la situación actual desde la máxima SOLIDARIDAD.
APOYÉMONOS MUTUAMENTE, APOYEMOS TAMBIÉN A LA CULTURA Y AL FLAMENCO.





Se el primero en comentar

Deja un comentario