El fichaje frustrado de Ighalo por el FC Barcelona

La operación no se cerró porque el club blaugrana buscaba una cesión de seis meses en lugar de comprar al jugador

Real Sociedad Granda CF Ighalo POrtada LFP
Ighalo celebra un gol con la camiseta del Granada | Foto: Archivo GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El 21 de enero, el FC Barcelona hizo oficial la llegada de Kevin Prince Boateng para contar, al menos durante lo que restaba de temporada, con un sustituto de garantías para el uruguayo Luis Suárez. Sin embargo, al igual que sucediera en el último mercado estival con Murillo, el fichaje culé pudo el de ser uno de los futbolistas más importantes en la historia reciente del Granada CF: Odion Ighalo.

El interés del conjunto blaugrana en el fichaje del delantero nigeriano no tardó en recorrer las portadas de los periódicos de todo el país, y gran parte del mundo. Su conocimiento de la Liga, gracias a su estancia en Granada, así como los buenos números registrados en China -anotó 21 goles en su última campaña en el Changchun Yatai- llamaron la atención del club catalán, que le situó en la primera plaza de su lista de preferencias.

“Mi agente me habló del interés del Barcelona en una cesión. El club quería un delantero con experiencia en la Liga y alguien que entendiese el fútbol español”, reveló durante una entrevista a la ‘BBC’ el nigeriano que, en cambio, pasó de poder jugar en el Camp Nou a recalar en el Shanghai Shenhua, también del gigante asiático, en poco más de un mes. “Esto significaba que sería el delantero reserva durante seis meses”, añadió Ighalo, lo que terminó frustrando la operación.

Atendiendo a la citada entrevista, fue el propio jugador el que declinó la oferta porque “no quería ser un jugador de corta estancia en ningún lugar”, aunque una fuente cercana al jugador asegura que este estaba dispuesto a incorporarse a las filas del Barça “si le ofrecían la misma ficha”. La citada fuente ha explicado a este medio que “el club no quería cerrar una cesión, quería venderle”, así como la existencia de una oferta del West Ham inglés. Quique Pina y Juan Carlos Cordero, según añade, actuaron como intermediarios entre la entidad culé y el jugador.

En cualquier caso, “rechazamos la oferta y elegí quedarme en China firmando un contrato más largo con el Shanghai Shenhua”, declaró para la ‘BBC’. Allí, ya ha jugado tres encuentros en esta temporada, en los que ha logrado marcar dos tantos, mientras que Boateng, el ‘plan B’ por el que se decantó el Barcelona ante la negativa de Ighalo, ha jugado tres partidos, entre Liga, Copa del Rey y Supercopa de Cataluña, sin lograr ver puerta.



Se el primero en comentar

Deja un comentario