El espectáculo artístico de la guitarra flamenca en las manos de José Fermín Fernández

El Palacio de los Córdova fue testigo de una actuación emotiva y con una sorpresa final

JOSÉ FERMÍN 4
José Fermín Fernández, Sergio Gómez 'El Colorao' y José Cortés 'El Indio' durante el espectáculo en el Palacio de los Córdova | Foto: Gabinete
Gabinete
0

El guitarrista José Fermín Fernández llegaba al V Festival Internacional de la Guitarra de Granada precedido de una gran expectación. Los aficionados más exigentes lo cuentan entre los que están ahora mismo en la cumbre del toque flamenco. Además, el propio ciclo granadino ya ha sido testigo de lo que atesora.

La noche del concierto de José Fermín se dibujaba con el mejor encanto de Granada, al celebrarse su concierto en los jardines el Palacio de los Córdova, a los pies de la Alhambra, que fue el telón de fondo de la actuación. Abrió por tarantos y después continuó por granaínas. En este cante se incorporó Sergio Gómez ‘El Colorao’, que además de poner su prodigiosa voz al servicio del espectáculo, contó luego con la compañía de José Cortés ‘El Indio’, en las palmas y jaleos. Se consiguió así un espectáculo variado, en el que la guitarra no dejó de ser el eje angular, con Fernández ofreciendo un toque casi imposible, preciso y personalísimo.

El final iban a ser unos Fandangos de Huelva con los que José Fermín Fernández quiso evocar al Niño Miguel, pero había una sorpresa para los bises. El guitarrista llamó a su madre, Rosa, al escenario y con ella interpretó unos vibrantes tangos que pusieron todavía más emotividad a la noche, al reconocer en la figura de su progenitora, a quien le introdujo en el mundo del flamenco.

Noche en suma, donde la belleza armoniosa de música y paisaje compusieron un espectáculo redondo, completo, capaz de satisfacer al más exigente y de crear afición en torno a algo tan propio y a la vez tan universal como la guitarra flamenca.







Se el primero en comentar

Deja un comentario