El Covirán sobrevive a una segunda mitad de alta intensidad (72-68)

El Fundación CBG sumó su cuarta victoria consecutiva ante el Liberbank Oviedo en un partido que tuvo dos mitades claramente diferenciadas

Fundacion CB Granada - Liberbank Oviedo
Díaz fue uno de los jugadores más destacados | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

El Covirán Granada regresaba al Palacio de los Deportes buscando un nuevo triunfo que siguiera marcando diferencias con sus perseguidores y para ellos se apoyó en las manos de Bamba Fall. El pívot rojinegro fue el gran activo del Fundación en ambas canastas durante los primeros minutos de juego.

Kabasélé no podía frenar al techo del Covirán, a mediados del primer cuarto ya acumulaba ocho puntos y cuatros rebotes. Lezkano tuvo que dar entrada a Arteaga para poder frenar la sangría y consiguió estabilizar la renta a solo seis puntos hasta el final del primer cuarto.

El segundo periodo comenzó con un gran nivel de los rojinegros. La electricidad que imprimió Christian Díaz a la circulación del balón consiguió desajustar la defensa ovetense y el Covirán consiguió un parcial de 10-0 ante la desesperación de Lezkano, que pidió un tiempo muerto y cambió algunas de sus piezas.

Surtió efecto para los intereses de Oviedo y Covirán vio como se redujo la distancia de nuevo a los seis puntos con los que comenzó el segundo periodo. La batalla en el poste bajo por los rebotes estaba siendo intensa y el regreso de Bamba Fall al parqué permitió a Pablo Pin recuperar el ritmo del partido y decir cómo se jugaban las posesiones.

Todo el ritmo de partido que se había ganado durante la primera mitad, se desvaneció en el inicio de la segunda. La tensión fue creciendo en cada jugada, por lo que los errores aumentaban con el paso del tiempo. Un clásico de la división como es Óliver Arteaga perdió los estribos después de que no le pitaran una falta a favor y amenazó con lanzarle una silla al público del Palacio.

Los ánimos se iban caldeando y fue al Covirán al que le sentó peor la situación. Los rojinegros acumularon muchas pérdidas a la hora de definir y no fueron capaces de seguir aumentando la renta de cara al último cuarto. Por suerte para sus intereses, las últimas posesiones de Oviedo tampoco fueron buenas y el intento de remontada de los hombre de Lezkano se detuvo a siete puntos.

La renta se hacía corta para encarar el último cuarto. La sensación era que el partido podía caer de cualquiera de los lados y los colegiados podían jugar un factor importante. El Covirán concedió el bonus cuando aún quedaban siete minutos por jugarse, por lo que la capacidad defensiva se veía reducida para lo que restaba de partido.

Un triple de Speight y otro de Brown lograron reducir la diferencia a solo tres puntos a falta de dos minutos y medio. Algo parecía que no terminaba de encajar en el juego rojinegro hasta que un desaparecido Thomas Bropleh hizo acto de presencia para encarrilar el triunfo con dos triples que terminarían sellando Costa y Murphy desde el tiro libre.

Ficha técnica:

Covirán Granada: Costa, Manu, Bropleh, Murphy y Fall -quinteto inicial-. Andriassi, Bortolussi, Germán, Christian Díaz, Iriarte y Gatell.

Liberbank Oviedo: Speight, Brown, Bartolomé, Norelia y Kabasélé -quinteto inicial-. Frey, Oluyitan, Meana, Arteaga, Martí, Fall y Ferreiro.

Parciales: 22-16, 15-17 -descanso-, 14-15, 19-22.

Colegiados: Enrique López, Jaime Gómez y Alberto Lázaro.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 13 de la segunda fase de LEB Oro, disputado en el Palacio de los Deportes de Granada con presencia de unos 200 aficionados. Un aficionado se llevó el premio sorteado en el descanso al meter una canasta desde el centro del campo.







Se el primero en comentar

Deja un comentario