El Covirán reacciona tarde y muere en la orilla (63-70)

Los nazaríes despertaron en la segunda parte y estuvieron cerca de la remontada

EH0h_VGWwAA63L3
Carlos de Cobos controla un balón ante la fuerte defensa melillense | Foto: Fundación CB Granada
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

El Covirán Granada cae por primera vez este curso en el Palacio ante un gran Melilla que se desató en el segundo y el tercer cuarto y puso muy difícil la remontada. Encomiable reacción de los de Pablo Pin, pero insuficiente a la postre.

Tanto Covirán como Melilla demostraron desde muy pronto que iban a conceder muy poco al rival y que el encuentro sería totalmente igualado. El marcador lo inauguraba Carlos de Cobos con un triple sensacional, pero Melilla reaccionó rápido y el acierto en ataque iba alternando de canasta, llegando incluso a ponerse por delante la escuadra visitante, 9-10, tras dos tiros libres de Sidibé. El Covirán reaccionó con un triple de Kapelan, dos puntos de Watson y tres más de Joan Pardina que sirvieron para distanciarse ligeramente hasta el 19-13, máxima distancia hasta el momento.

El segundo cuarto comenzó con una tónica parecida, marcador muy igualado y un Melilla que llegó a ponerse uno abajo, 23-22, hasta que Joan Pardina sacó el fusil y metió un triple clave para dar aire a los suyos, algo desatinados en ataque. El catalán, que acabó el partido lesionado, era el máximo anotador de los suyos en ese momento, cometió acto seguido su segunda falta personal y fue al banquillo. Melilla mejoró y se encomendó en ataque a Amadou Sidibé para igualar la contienda a cuatro del descanso. Entre él y Caleb Agada cimentaron la remontada melillense para llegar al descanso con 31-40 aprovechando el desacierto del Fundación en los últimos minutos del segundo parcial.

El paso por vestuarios no sentó nada bien al Covirán, que vio cómo Melilla ponía más tierra de por medio con tres triples seguidos de Matulionis hasta llegar al 37-54 tras cuatro minutos jugados. Con la vuelta a pista de Joan Pardina, los de Pablo Pin consiguieron frenar la sangría anotadora de su rival y recortaron distancias hasta poner el 42-54 a dos del bocinazo. Matulionis cometió la tercera falta y fue sustituido. Con dos tiros libres marrados por Hartwich y un tapón del jugador teutón de Melilla sobre Josep Pérez concluía el tercer cuarto.

El comienzo de los últimos diez minutos fue una prolongación del final del tercer cuarto. El Covirán había despertado y, de la mano de Manu Rodríguez y Alo Marín, con dos triples cada uno, recortó a -7 hasta ponerse 51-58. Sergio Olmos, con cuatro faltas, se fue al banquillo y entró Earl Watson. Precisamente el norteamericano fue el protagonista de una acción en la que puso en pie al Palacio con un alley-oop descomunal para continuar la remontada, cimentada también en el acierto en el rebote defensivo de Guille Rubio, que no tuvo su noche en ataque. A un minuto del final, con 60-67, Sergio Olmos hizo la quinta falta y ahí terminó su participación en el choque de hoy. Un triple de Josep Pérez permitió soñar mínimamente, pero la cosa quedó ahí y el Fundación sufrió su primera derrota del curso por 63-70. La reacción de los rojinegros en la segunda parte no fue suficiente para culminar la remontada.

Ficha técnica:

Fundación CB Granada: Alejandro Bortolussi, Manu Rodríguez, Carlos de Cobos, Sergio Olmos y Diego Kapelan.

Club Melilla Baloncesto: Austin Luke, Agada, Witlinski, Matulionis y Hartwich.

Parciales: 19-15; 31-40; 43-56;

Incidencias: Encuentro disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada ante 3.972 espectadores (cifra oficial)



Se el primero en comentar

Deja un comentario