El Covirán Granada exhibe garra para sumar quince victorias (70-59)

Los rojinegros se imponen al Tau Castelló en un encuentro disputado de principio a fin que dejó el debut de Xabi Oroz

Fundacion CB Granada - TAU Castelló
Bortolussi entra a canasta durante el partido | Foto: Antonio L. Juárez
Nacho Santana | @NachoSantana_27
0

 

No registró su mejor entrada el Palacio de Deportes de Granada, y tampoco lo necesitaron los locales. La garra es algo que se tiene o no, algo que no entiende de si en otros deportes se disputa un partido importante, quizás tanto como para retener a los granadinos en casa y perderse una victoria de su equipo de baloncesto, que continúa demostrando jornada a jornada que está al nivel de los mejores. De esa garra tiraron los de Pablo Pin, que supieron sumar una nueva victoria en un encuentro ajustado y competido de principio a fin.

El encuentro comenzó con la intensidad que se podía esperar de un Covirán Granada que buscaba resarcirse tras perder el último encuentro. Los rojinegros mostraron una solidez defensiva que provocó que no se anotase ningún punto durante algo más de los dos primeros minutos de juego, si bien los de Pablo Pin tampoco lograron anotar. Entre unas cosas y otras, fueron los visitantes los que se llevaron la primera canasta del partido.

Desde entonces, se desató un primer cuarto con alternancias en el marcador y protagonismo en las defensas. Guille Rubio brilló bajo su aro, atrapando hasta cuatro rebotes defensivos en los primeros diez minutos, dificultando la labor anotadora rival para cerrar el primero de los cuatro parciales con un marcador de 9-11 para el Tau Castelló.

Llegó el segundo cuarto y continuó con la tónica. Trajo consigo más dificultades para anotar por parte de ambos conjuntos, así como el debut de Xabi Oroz, que tuvo sus primeros minutos como rojinegro. El alero intervino poco en el juego antes de volver a dejar la cancha, aunque se pudo apreciar que todavía necesita terminar de adaptarse al equipo y conocer los movimientos de sus compañeros. Sustituye el guipuzcoano a un Alo Marín coreado por la grada cuando se llegaron a los 13 minutos de juego, su dorsal.

Mejoró el rendimiento anotador durante el último tramo de la primera mitad, permitiendo que el electrónico reflejase un 27-29 favorable a un Tau Castelló que llego a tener una ventaja de nueve puntos antes de recibir un parcial de 7-0. Nuevamente fue Guille Rubio el principal artífice del juego defensivo local, dominando la zona y controlando los rebotes para denegar oportunidades visitantes.

Tras la reanudación del juego, el tercer cuarto valió para romper con la dinámica de lo mostrado hasta el momento. Se afiló el juego exterior de un Covirán que encontró en Sergio Olmos su gran valedor a la hora de luchar por el rebote con Guille Rubio fuera de la cancha. Con una ventaja de cuatro puntos para los rivales, Josep Pérez y David Iriarte aparecieron desde la zona de tres para poner a los rojinegros por delante, algo que culminó Xabi Oroz con otro triple para poner el 41-37 en el marcador y forzar un tiempo muerto rival.

Organizó Josep Pérez y brilló más la ofensiva. Los rojinegros aumentaron la velocidad a la hora de mover el balón y castigaron con la misma precisión en el juego interior y en el exterior. Sin embargo, el Tau Castelló siguió dando guerra y fue capaz de mantenerse a la par de los locales durante todo el cuarto. Un tapón de Oroz le valió para salir ovacionado de la cancha, demostrando que la grada ya le ha acogido como uno de los suyos. Los doce puntos anotados por Josep Pérez valieron al Covirán para irse con la ventaja al último cuarto.

Siguió con la senda marcada por su predecesor este último parcial. Dos anotaciones consecutivas pusieron a los locales diez puntos por delante, obligando al técnico rival a pedir un tiempo muerto para ajustar lo necesario para seguirle el ritmo los rojinegros. Algo pareció corregir y los suyos sumaron aspectos interesantes a su juego, pero cuando Guille Rubio no quiere perder un partido, la victoria se queda en casa. Donde manda el león, poco puede hacer el gato, y en esta ocasión el león llevaba el 15 sobre una camiseta rojinegra y supo sacar una vez más las garras para demostrar de lo que es capaz un equipo que ya suma quince victorias en la LEB Oro, una cifra que hace casi imposible creer que es su primer curso en la categoría.

Ficha técnica:

Covirán Granada: Manu Rodríguez, Guille Rubio, Joan Pardina, David Iriarte y Carlos de Cobos. También jugaron Sergio Olmos, Josep Pérez, Alejandro Bortolussi, Eloy Almazán, Xabi Oroz, Carlos Corts y Devin Wright.

Tau Castelló: Romà Bas, Washburn, Djukanovic, Evaldas Zabas y Juanjo García. También jugaron Edu Gastell, Danilo Fuzaro, Joan Faner, Lucas Blasco, José María García,

Árbitros: José María Terreros, Víctor Mas y Víctor Rafael González.

Parciales: 9-11, 27-29, 53-47 y 70-59.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de LEB Oro, disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada ante 2.882 espectadores.



Se el primero en comentar

Deja un comentario