El Copao aprueba la decisión de la Junta de exigir la colegiación de los trabajadores de las unidades de violencia machista

Manuel Mariano Vera, decano del Colegio, entiende que se trata de una medida “muy acertada que debería ser seguida por toda la Administración”

unnamed
Manuel Mariano Vera, decano del Ilustre Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Oriental | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Desde el Ilustre Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental (COPAO) se valora de forma positiva la decisión de la Junta de Andalucía de que los trabajadores de las unidades de valoración integral de violencia de género y equipos psicológicos y sociales (psicosociales) deban colegiarse, de tal forma que los nuevos pliegos de contratación exigirán a las entidades adjudicatarias, entre otras cuestiones, que garanticen la colegiación de los trabajadores.

Para Manuel Mariano Vera, decano de Copao, esta decisión “es muy acertada y debería ser seguida por toda la Administración. Desde el Copao siempre hemos insistido a todos los organismos públicos y privados que exijan la colegiación”.

Esta medida, anunciada en días pasados por Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, incluye el estudio por parte del gabinete jurídico de la Junta con el fin de articular una colaboración con los colegios de psicología para, mediante un convenio, «agilizar la emisión de informes psicosociales», según dijo Marín.

El decano del Copao explica que “ha habido un periodo en el que leyes autonómicas habían dejado sin efecto la Ley de Colegios Profesionales, que obliga a la colegiación. Existe una sentencia del Tribunal Constitucional de 2013 que deja sin efecto todas las leyes autonómicas que han salido, aboliendo la obligatoriedad de colegiación para los funcionarios o laborales dependientes de la Administración en alguna de sus modalidades. Nosotros hemos sido siempre beligerantes con la obligatoriedad de colegiación y con el cumplimiento del código deontológico, por lo que nunca hemos renunciado a tramitar todas aquellas denuncias deontológicas que nos venían contra profesionales que estaban en la administración. Las hemos tramitado y hemos comunicado a la Administración, cuando se ha dado el caso, que alguno de sus trabajadores había sido denunciado y que se habían valorado, por parte del Colegio, las infracciones de los artículos del código ético o deontológico de la psicología en los que se habían incurrido por parte del trabajador denunciado”.

“También quiero dejar muy claro -añade Manuel Mariano Vera- que la colegiación obligatoria no se corresponde con una mala praxis profesional. Es decir, que por el hecho de que no estés colegiado se esté ejerciendo mal. No es así. No estar colegiado no significa que no lo vas a hacer bien. Pero es un precepto legal que tenemos todos que cumplir. Lo que sí garantiza la colegiación es la vigilancia de una buena práctica profesional”.

Además, el decano del Colegio también ha querido añadir que “tampoco hemos sido excesivamente beligerantes con la obligatoriedad de la colegiación porque entendemos que, efectivamente, dentro de la legalidad tienen que ser los psicólogos los que opten por la colegiación a iniciativa propia como una seña de identidad profesional, no por una presión de la organización colegial”.

Posición apolítica

Manuel Mariano Vera entiende que pueda existir una oposición desde el punto de vista político de algunos partidos a esta decisión de la Junta, pero, en su opinión, “no están siendo objetivos. Están sometidos al juego político de las segundas lecturas sobre el hecho público y parecen como ellos no defendieran en la colegiación porque otros partidos la defiendan. Hasta ahora no se han tenido suficientemente en consideración a los colegios profesionales por nuestra independencia; que no es grata para la clase política. Y, desde luego, desde Copao no se valora ningún punto de vista político, pero sí entendemos que, lo pida quien lo pida, está bien pedida la colegiación de todos los profesionales dependientes de la administración”.

Es por ello, que la posición del Copao ante esta tesitura es tajante: “Todas las administraciones que tengan en su plantilla a un psicólogo que ejerza como tal debieran exigirle la colegiación”, exige Manuel Mariano Vera.

Datos de colegiación

Según indicó ayer la Junta de Andalucía, sólo el 12,5 por ciento de los trabajadores de los equipos psicosociales no están colegiados. Pero COPAO no puede confirmar esta afirmación porque “no tenemos los datos que manejan desde la Administración. En muchas ocasiones se los hemos pedido, pero no nos han respondido nunca. Ha habido poca colaboración con los colegios profesionales. Desconocemos qué psicólogos están en la Administración. Es evidente que conocemos a los que están colegiados, pero los que no lo están no sabemos de su existencia porque la Administración no ha sido colaboradora en este sentido con nosotros.



Se el primero en comentar

Deja un comentario