El delegado de Educación de la Junta en Granada se reúne este martes por la huelga de colegios rurales

Se espera que el alumnado de centros de Torvizcón y Bérchules, en la Alpujarra granadina, sigan con las protestas en el día de hoy

fotonoticia_20190923164506_1920
El sindicato Ustea ha cifrado en un cien por cien el seguimiento en el colegio de Torvizcón y en el caso de Bérchules afirma que han acudido a las aulas tres de 60 alumnos | Foto: E.P.
Europa PressEuropa Press
0

El alumnado de los colegios públicos rurales de Torvizcón y Bérchules –que tiene aulas en Alcútar y Juviles–, en la Alpujarra granadina, cumplieron ayer su cuarto día de huelga para reclamar más unidades y más profesorado, a lo que han sumado una concentración de protesta.

El sindicato Ustea ha cifrado en un cien por cien el seguimiento en el colegio de Torvizcón y en el caso de Bérchules afirma que han acudido a las aulas tres de 60 alumnos.

Las familias se mostraron «dispuestas a continuar» con esta huelga hasta lograr los desdobles y plantilla reclamados y este lunes se se sumaron ya padres de otras poblaciones como Bubión para hacer públicas reivindicaciones en el mismo sentido.

Este martes se producirá una reunión entre alcaldes de estos municipios alpujarreños y el delegado de Educación de la Junta en Granada, Antonio Jesús Castillo, para abordar el asunto, según han confirmado a Europa Press fuentes del Gobierno andaluz.

Desde la Junta defienden que su actuación se ajusta a la norma y que el decreto de escolarización establece en trece el límite de alumnos para desdoblar un aula que es mixta, esto es, que atiende a niños de distintos cursos. Por ello, en las localidades donde no se alcanzan los 14 estudiantes, como Alcútar y Juviles, se ha agrupado a alumnos con un profesor por esta circunstancia.

El Gobierno andaluz se ha mostrado dispuesto a escuchar las reivindicaciones de estos padres a los que ha pedido «reflexión», en tanto que «como medida de presión» no están llevando a sus hijos al colegio en una etapa educativa obligatoria.

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha lamentado este lunes en otro acto que «se cierren centros educativos» en la Alpujarra y ha apelado a la «sensibilidad colectiva de las administraciones públicas» para que este tipo «de servicios fundamentales permanezcan abiertos» en los pequeños municipios.



Se el primero en comentar

Deja un comentario