El BioDomo cumple tres años y se consolida como espacio de conservación, investigación y educación

BioDomo celebra su aniversario con nuevas especies, como son los tamarinos labiados y los cardenales norteños

58114
Algunas de las especies animales y vegetales del BioDomo | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
1

El BioDomo, la ventana a la biodiversidad del Parque de las Ciencias, cumple tres años desde su apertura en julio de 2016, periodo en el cual se ha consolidado como uno de los espacios de referencia del museo gracias a más de 616.000 visitas registradas.

Este espacio inmersivo y accesible celebra su aniversario con nuevos ejemplares que los visitantes pueden conocer de primera mano. Por ejemplo, los tamarinos labiados, unos pequeños primates endémicos de las selvas húmedas de Bolivia, Brasil y Perú. También se incorporan nuevas aves, como son los cardenales norteños, coloridos pajarillos que sobrevuelan los bosques y pantanos del norte de América.

El BioDomo del Parque de las Ciencias de Granada recrea diversos hábitats naturales de las zonas tropicales del planeta, que son las más exuberantes y diversas, desde la Amazonía y Madagascar, hasta el Indopacífico. Esta franja tropical es uno de los ‘puntos calientes’ de biodiversidad de la Tierra: lugares de gran riqueza animal y vegetal altamente amenazados por haber perdido más del 70% de su hábitat original.

Esta área del museo cuenta con más de 200 especies entre animales y vegetales: mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces, árboles, trepadoras o helechos.

La reproducción en óptimas condiciones es indicativo de la adecuada adaptación de las especies al entorno. Durante los últimos días de la primavera, la pareja de perezosos que habita el BioDomo desde 2016 tuvo su primera cría, que a lo largo del verano ya se ha dejado ver abrazada a su madre.

Precisamente la conservación es un pilar básico del BioDomo, implicado en diferentes proyectos internacionales. Uno de ellos trabaja en la restauración de manglares y la protección de lémures en Madagascar, junto a la Fundación Agua de Coco. Por otra parte, en colaboración con la Asociación Arco-Nepal, se fomenta la cría y reintroducción de tortugas autóctonas en peligro de extinción dentro de este país situado en plena cordillera del Himalaya.

Los helechos, supervivientes del pasado tropical del mar Mediterráneo, componen otra de las líneas de acción del BioDomo, a través de un programa desarrollado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía que persigue la recuperación y conservación de estas especies vegetales.

Divulgar y educar en la biodiversidad y su conservación resulta igualmente fundamental en esta ventana a la vida. Bajo dicho marco, el BioDomo propone una amplia gama de actividades educativas, dirigidas tanto a público general como a grupos de visitantes, escolares de distintos niveles, profesorado o alumnado en prácticas.

El BioDomo es un espacio único para el desarrollo de programas de investigación básicos y aplicados, centrados en los más diversos aspectos relacionados con la biología, la veterinaria, la ingeniería, la tecnología y la educación: estudios sobre especies animales y vegetales, reproducción en cautividad, dietas de nutrición, técnicas de control de plagas o sistemas de calidad de agua.

Las cifras de visitantes demuestran la consolidación del BioDomo como uno de los espacios de referencia del museo. Solo en los cinco meses posteriores a su apertura en 2016 recibió 104.929 visitas. A partir de ahí la tendencia ha sido al alza, con 193.000 visitantes en 2017, 200.000 en 2018 y 112.000 en el primer semestre de 2019.



Comentarios

Un comentario en “El BioDomo cumple tres años y se consolida como espacio de conservación, investigación y educación

  1. Tres años de maltrato animal, tres años de vergüenza. Tres años de intentar disfrazar un zoo como ciencia.

Deja un comentario