El Ayuntamiento y CaixaBank firman un convenio para cubrir las necesidades de 400 familias

El programa de acción social beneficia a unidades unipersonales, familias con menores y sin menores a cargo y a personas dependientes de los ocho distritos de la capital

atencion a domicilio exclusion social
Entrega de ayuda a domicilio | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El Ayuntamiento de Granada y CaixaBank, a través de su Acción Social y en colaboración con la Fundación ‘la Caixa’, han firmado un convenio para cubrir las necesidades básicas de 400 familias vulnerables de la capital. El nuevo acuerdo lo han suscrito de manera digital el alcalde, Luis Salvador, y Juan Ignacio Zafra, director territorial de CaixaBank en Oriental y Murcia.

El alcalde ha destacado que este convenio refuerza la “red solidaria municipal tejida para reducir, en la medida de nuestras posibilidades, los efectos sociales y económicos que la crisis sanitaria ha ocasionado a quienes han perdido sus empleos o cerrado sus negocios por el confinamiento decretado por el estado de alarma”. En este sentido, Luis Salvador ha explicado que a los Servicios Sociales del Ayuntamiento se han dirigido numerosas personas en situación de emergencia y precariedad social al haber dejado de percibir los ingresos derivados de su actividad o por la pérdida de un trabajo normalizado a causa de las implacables secuelas de la COVID-19.

Por su parte, Juan Ignacio Zafra ha destacado el amplio número de actuaciones que tanto CaixaBank como la Fundación La Caixa están desarrollando en Granada durante la crisis “con el objetivo de velar por las familias más vulnerables y que nadie se quede atrás en esos momentos de emergencia social y sanitaria”.

Este programa de acción social, que extiende su período de vigencia al día 31 de diciembre del año, beneficia a unidades unipersonales, familias con menores y sin menores a cargo y personas dependientes de los ocho distritos de la capital.

Los sectores de población comprendidos en el ámbito de este nuevo plan de atención integral son los usuarios de los Servicios Sociales Comunitarios que han visto agravada su situación como consecuencia de la pandemia y quienes, no siendo usuarios, acuden a los centros municipales por las problemáticas sobrevenidas a raíz del coronavirus.

El convenio presupuesta 20.000 euros, de los que cada parte financia el 50%. Está orientado a la provisión de alimentos perecederos de valor proteico; alimentación infantil, biberones o tetinas; productos de limpieza e higiénicos de primera necesidad como pañales, compresas, gel o maquinillas de afeitar, gel de baño y gastos de farmacia. Cada unidad familiar, de las 400 beneficiadas, recibe un lote de alimentos y de aquellos bienes que precise por valor de 50 euros. Personal de los centros municipales de Servicios Sociales y de los Equipos de Tratamiento Familiar son los encargados de repartir los lotes.

“Este nuevo plan de acción social aumenta e intensifica los programas de atención básica que el Ayuntamiento presta a más de 3.200 unidades familiares en este momento económico y social tan crítico”, ha subrayado el concejal de Derechos Sociales, José Antonio Huertas, quien ha precisado que para el Ayuntamiento es “esencial el área de Derechos Sociales y toda ayuda que pueda proporcionar a las familias más vulnerables y necesitadas”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario