El Ayuntamiento de Granada pide a las concejalías y empresas mixtas sus datos para hacer el Presupuesto de 2020

El equipo de gobierno incide en que su proyecto económico para la ciudad es "visible, creíble y posible"

IMG-20190729-WA0003
Luis González y José Antonio Huertas, en la rueda de prensa de este lunes | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Granada ha procedido a solicitar a las distintas concejalías, empresas participadas y otros organismos implicados, que faciliten los datos concretos necesarios para la confección del presupuesto municipal para 2020. Así lo han explicado este lunes 29 de julio el concejal de Economía, Luis González, y el de Hacienda, José Antonio Huertas, quienes han definido el futuro proyecto económico como “visible, creíble y posible”.

“Queremos un proyecto de Presupuestos lo más consensuado posible. Teniendo en cuenta las consideraciones de todo el mundo y con tres premisas básicas: puestos de trabajo, es decir, salvaguardar los recursos humanos; mejorar la solvencia financiera del Ayuntamiento, y tercero, mejorar el plan de inversiones de futuro de la ciudad”, ha señalado González. “Nuestro objetivo es intentar mejorar el periodo medio de pago y la refinanciación de la deuda, que los ciudadanos y los proveedores tengan una relación económico fluida con el Consistorio y que no se conviertan en financiadores del Ayuntamiento”.

Con este fin, ha añadido Huertas, el equipo de gobierno lleva ya un mes trabajando “en el mismo sentido y con unas líneas estratégicas claras”. Hasta ahora, ha dicho, se han enviado dos misivas. Una primera dirigida a las concejalías, “solicitando la provisión de créditos iniciales la aplicaciones presupuestarias de su área” y una segunda circular destinada a “estamentos específicos de la casa donde se les solicita el importe por conceptos presupuestarios de los ingresos previstos para el ejercicio económico 2020”.

Tras coincidir en que es “vital” que la ciudad de Granada cuente con un presupuesto, ambos ediles han coincidido en la “difícil” situación en que se encuentra el Ayuntamiento después de tres años en los que el anterior equipo de gobierno “ha sido incapaz de sacar un proyecto para la ciudad”.

En opinión de Luis González, “ha sido mucho más cómodo atenerse a un proyecto que cuadraba las cuentas. Durante estos tres años se ha estado manteniendo una situación en la cual se ha aumentado el periodo medio de pago, se ha aumentado el endeudamiento de la ciudad y en la que se ha mantenido una estructura plana en el planteamiento social y económico de Granada”. Porque un presupuesto no es solamente algo económico, es un proyecto social y un proyecto de desarrollo. Y el no tener un Presupuesto implica la parálisis de inversiones, de proyectos y de realidades”.

En la misma línea se ha manifestado el edil de Hacienda, José Antonio Huertas, quien ha aludido a un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que cataloga al Ayuntamiento de Granada como “riesgo bajo aunque empeorando en las previsiones de de cumplimiento de reglas fiscales en 2019”. Los indicadores que el organismo ha tenido en cuenta son, según ha explicado, las deudas financiera y comercial y el periodo medio de pago a proveedores.

Frente a esta situación, el nuevo equipo de gobierno está trabajando también en unas nuevas ordenanzas fiscales y en la depuración de las deudas antiguas imposibles de actualizar y cobrar. “Además vamos a mejorar la política fiscal, los niveles de recaudación, la coordinación con la FEMP y las aplicaciones informáticas de gestión y operatividad”, ha incidido Huertas

Tras coincidir en que “lo que se ha hecho durante tres años en este Ayuntamiento ha sido sobrevivir, no vivir”, en palabras de Luis González, los dos concejales han añadido que “la situación económica es complicada, pero estamos seguros de que podemos sacarla adelante con el concurso de todos”. Así, ambos han pedido el compromiso de todos los grupos políticos con el futuro de la ciudad.

“Ello implica control exhaustivo del gasto y racionalidad en los compromisos teniendo claros los objetivos de empleo, los objetivos sociales y los objetivos de desarrollo. Con esto creemos que podemos tener unos presupuestos de futuro, de todos y para todos, no para el equipo de gobierno, sino para la ciudad y los ciudadanos que son los que tienen que verse implicados. Porque un Presupuesto no es sino un reflejo de la estructura social que se pretende para la ciudad”, ha concluido González.



Se el primero en comentar

Deja un comentario