El aumento de controles durante el estado de alarma deja siete detenidos con reclamaciones judiciales

Las personas estaban requeridas por diferentes juzgados de Granada, Almería y Málaga

rrem
Imagen de archivo de la Guardia Civil
GabineteGabinete
0

Durante los primeros siete días del estado de alarma la Guardia Civil ha detenido a siete personas en la provincia de Granada que estaban reclamadas judicialmente por diferentes delitos, o para que ingresaran directamente en prisión a cumplir condena.

Una de las consecuencias del estado de alarma ha sido que se han intensificado los controles de personas y vehículos para el cumplimiento de las restricciones que ha impuesto el Gobierno de España, vigilando sobre todo que las personas circulen únicamente por las vías o espacios de uso público para realizar las actividades que han sido autorizadas, y lo hagan individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores o por causa justificada.

Fruto de esta intensificación en la identificación de personas la Guardia Civil ha localizado y detenido a siete personas requisitoriadas por diferentes juzgados de Granada, Almería y Málaga.

El primer requisitoriado fue detenido en Benalúa el pasado lunes 16 de marzo a requerimiento de un juzgado de Instrucción de Granada. En Armilla fueron detenidos dos personas en requisitoria el día 17 de marzo. El día 19 de marzo fueron detenidos tres requisitoriados en Pulianas, Cúllar Vega y Diezma. El detenido de Pulianas tenía que ingresar en prisión a cumplir condena, mientras que los otros dos estaban reclamados por sendos juzgados de Instrucción de Málaga y El Ejido. Y por último, el pasado día 20 de marzo fue detenido un individuo en Gor por orden directa de un juzgado de Instrucción de Granada para que ingresara en prisión.

Durante el mes de febrero ya han sido detenidas 21 personas en requisitoria en la provincia de Granada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario