El ascenso a Primera del Granada en Mallorca cumple un año

Tal día como hoy, en 2019, el Granada de Diego Martínez retornaba a Primera tras dos años en Segunda

RCD MALLORCA - GRANADA 003
Rui Silva, Montoro, Germán, Fede Vico, Bernardo Cruz, Víctor Díaz, Vadillo, Puertas, San Emeterio, Rodri y Quini, los héroes del ascenso en Mallorca | Archivo GD
AvatarManuel Ruiz Pérez @manuelruizgrx
0

Los últimos diez años están cargados de fechas que permanecerán grabadas a fuego en la memoria del Granada CF y de su afición. En ese lapso de tiempo, el conjunto rojiblanco ha vivido tres ascensos, dos de ellos a Primera, cinco permanencias en la máxima categoría y, como nota negativa, un descenso que pone a aquel 29 de abril de 2017 como único borrón de una década inmaculada.

Si hace un par de semanas recordábamos los diez años del ascenso a Segunda en Alcorcón, hoy toca hacer lo propio con el conseguido en Mallorca hace exactamente 366 días. Aquel 4 de junio de 2019, los ‘soldados’ de Diego Martínez se plantaban en Son Moix para certificar, de una vez por todas, la vuelta a la máxima categoría dos años después.

Teniendo en cuenta que el sufrimiento viene característicamente incrustado en el ADN del Granada CF, la consecución definitiva del ascenso se demoró mucho más de la cuenta. A decir verdad, el conjunto rojiblanco lo consiguió dos semanas antes al ganar en Albacete, pero aquello fue de forma ‘virtual’, como se suele decir en estos casos. Sólo faltaba poner la guinda sobre el pastel de un año excelso en juego y sensaciones y el Cádiz asomaba en el horizonte unos días más tarde. Fiesta, recibimiento, tifo, el ambiente de las grandes citas en Los Cármenes y… gol de Aketxe para agriar la tarde y guardar el champán a medio descorchar tras el 1-0 de Rodri. Había que esperar un poco más y tratar de buscar la gloria en casa de otro candidato: el Mallorca. El duelo debía disputarse el fin de semana del 1-2 de junio, pero el fallecimiento de José Antonio Reyes en accidente de tráfico provocó la suspensión de la competición y el aplazamiento del choque hasta el día 4.

El día ‘D’ por fin llegó y, vestido de gris ‘ascenso’, similar al negro de Elche y Alcorcón, el Granada veía cómo Salva Sevilla desnivelaba en el 68’ un partido igualado y llevaba al delirio a la afición bermellona. Pero a los de Diego Martínez no les tembló el pulso y supieron esperar su momento. A dos del 90’, un servicio largo desde la derecha de Vadillo encontró en el segundo palo la cabeza del ‘cemento’ del equipo, Fede San Emeterio, que anotaba su segundo tanto de la temporada para establecer una igualada que, a la postre, serviría para dar el salto a la cima del fútbol nacional.

La contienda en Son Moix acabó, pero el Granada tuvo que esperar todavía un poco más. Paralelamente, a muchos kilómetros de allí, en el Carlos Belmonte de Albacete, donde toda esta historia comenzó, el Málaga fraguaba una victoria ‘hermana’ en un partido con un descuento eterno. Aquel duelo terminó y, ya sí, el Granada era nuevamente equipo de Primera División.

Granada se echó a la calle y la Fuente de las Batallas volvió a teñirse de rojiblanco una vez más para celebrar el más que merecido ascenso de un grupo de jugadores para la posteridad dirigidos por un vigués de 38 años que consiguió devolver la ilusión perdida a toda una ciudad.







Se el primero en comentar

Deja un comentario