El acusado confiesa que mató a su compatriota en Campotéjar pero en “legítima defensa”

El hombre que está siendo juzgado en la Audiencia de Granada ha pedido "perdón" a la familia de la víctima, aunque ha matizado que "no es un loco" ni "ningún asesino"

Real Chancillería de Granada
Audiencia provincial de Granada | GD
EP
0

El hombre que está siendo juzgado desde este lunes en la Audiencia de Granada por matar a otro de varias puñaladas durante la pasada campaña de la aceituna en Campotéjar (Granada) ha reconocido el crimen y ha pedido “perdón” a la familia de la víctima, aunque ha matizado que “no es un loco” ni “ningún asesino” sino que, según ha expuesto su abogado, actuó en “legítima defensa”.

El acusado, de nacionalidad rumana, se enfrenta a una petición fiscal de doce años y seis meses de prisión por un delito de homicidio por quitar la vida a un compatriota. Ambos estaban trabajando en la campaña de la aceituna cuando el crimen se produjo en una vivienda de Campotéjar, sobre las 23,00 horas del 29 de noviembre del año pasado, a raíz de una discusión sobre el dinero adeudado en un juego de apuestas, según expone el escrito de acusación provisional del Ministerio Público.

El acusado, de 31 años, ha declarado que “mató” a este compatriota, cogiendo expresamente para ello un cuchillo que había en la cocina y que ha sido mostrado a los miembros del jurado popular que lo está juzgando. Ha dicho mostrarse “arrepentido” y ha pedido perdón a la familia. “Yo voy ir a la cárcel y a cumplir la pena”, ha agregado.

No obstante, ha matizado que las cosas no pasaron “tal como se cuentan” y que no es “un asesino” ni “ningún loco que coge un cuchillo” por las buenas y mata a una persona. Su defensa ha mantenido, de hecho, que fue agredido por la víctima y en el transcurso de ese episodio “actuó en legítima defensa”.

Esta confesión del acusado puede variar los escritos provisionales presentados por las partes, tal y como ha expuesto a los miembros del jurado la magistrada ponente en este juicio, que continuará el martes con peritos y demás testigos.

Según el relato del fiscal, la noche del crimen el acusado compartía juegos de apuestas en el domicilio de otros compatriotas en Campotéjar.

Sobre las 23,00 horas, inició una discusión con los otros jugadores por desacuerdos sobre el dinero que se debían entre ellos. En este contexto se dirigió a la cocina y cogió un cuchillo verde de 20 centímetros de hoja. Al salir al pasillo se encontró con la víctima y le asestó cinco puñaladas en el tórax y el abdomen que le provocaron la muerte.

El fiscal mantiene que esta persona había acudido a la vivienda para recoger a una de las personas que estaban participando en el juego de apuestas y no tenía “nada que ver” con la discusión. El acusado, “consciente de lo ocurrido”, salió al exterior de la vivienda y arrojó el cuchillo. El resto de los asistentes, creyendo que aún pudiera estar vivo, arrastraron el cuerpo de la víctima hacia la calle y dieron aviso de lo ocurrido a la Guardia Civil y a personal sanitario.



Se el primero en comentar

Deja un comentario