Ejecutadas en más del 95% las obras de emergencia del incendio de Los Guájares

Se está trabajando en reparar los caminos forestales perdidos, limpiar la zona quemada o garantizar el tránsito de vehículos, entre otros

los guájares
Zona afectada por el incendio de Los Guájares | Foto: Archivo GD
Gabinete
0

El consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, ha anunciado este miércoles que las obras de emergencia, por importe de 3.521.627,45 euros, que se están realizando en la Sierra de Los Guájares, en la provincia de Granada, como consecuencia del incendio forestal que se declaró en la zona hace un año, se encuentran “prácticamente finalizadas”, superando en estos momentos el 95% de ejecución.

Así lo ha indicado el titular del ramo en declaraciones a los medios de comunicación durante una visita al paraje Barranco del Girón, en el municipio de Los Guájares, donde se está construyendo un dique de contención para evitar los posibles riesgos para la seguridad de las personas y los bienes de la zona por la acción de las precipitaciones, lo que motivó que las obras se llevaran a cabo por la vía de emergencia.

Acompañado por los alcaldes de Los Guájares, El Pinar, El Valle y Albuñuelas, Antonio Mancilla, Francisco Titos, Antonio Ruiz y José Díaz, respectivamente; por el director general de Política Forestal y Biodiversidad de la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Juan Ramón Pérez Valenzuela, y por el delegado territorial en Granada, Manuel Francisco García Delgado, el consejero ha recordado este incendio como uno de los más virulentos y que arrasó 5.504 hectáreas de monte.

Tras volver a agradecer el trabajo que realizaron los efectivos del Plan Infoca, Fernández-Pacheco ha explicado lo que se ha hecho un año después de esta catástrofe. Así, ha indicado que, incluso antes de que se extinguiera el incendio, desde la Consejería ya se trabajaba sobre el terreno para analizar los efectos del fuego y considerar cada acción para recuperar el monte, regenerar el suelo y evitar riesgos por lluvias en la superficie quemada y en zonas colindantes.

Más de 15.300 jornales generados

“Y fruto de ese trabajo, en apenas mes y medio se declararon las obras de emergencia para la restauración forestal, y en menos de dos meses pudieron adjudicarse y empezar”, ha manifestado el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, añadiendo que en este tiempo multitud de técnicos y operarios han trabajado y siguen trabajando para reparar los caminos forestales perdidos, limpiar la zona quemada, garantizar el tránsito de vehículos y levantar diques para evitar que las fuertes lluvias que puedan caer formen avenidas en mitad de la montaña con el riesgo que ello supone. Junto a ello, el consejero ha destacado que estas obras de emergencia han favorecido los procesos de restauración de los ecosistemas naturales del área incendiada, ayudando a la regeneración de la vegetación natural y también han generado más de 15.300 jornales. “Y el siguiente paso ya lo hemos iniciado, estamos trabajando en las líneas directrices del que será el Plan de Restauración de la zona, una vez que concluya la fase de emergencia”, ha apuntado.

Cuatro áreas de trabajo

Actualmente, se trabaja en cuatro zonas o lotes sobre una superficie total de 1.450,32 hectáreas. El primero de los lotes, con 465,56 hectáreas, integra las actuaciones que se desarrollan en el monte púbico Pechos de la Galera, en el término municipal de Los Guájares. El segundo lote, de 350,83 hectáreas corresponde a las actuaciones en los montes públicos Puerto de la Toba (término municipal de Albuñuelas), terrenos comunes y monte del pueblo de El Valle (en el término de El Valle).

El tercer lote de trabajos, con 405,6 hectáreas comprende terrenos de los montes públicos de Cerro Chinchirina (en El Pinar y El Valle) y en la zona de La Llanadas (término municipal de El Pinar), además de en el comunal de Los Guájares. Por último, el cuarto lote, con 228,33 hectáreas, abarca superficie de los montes públicos de Guájar La Vieja (término municipal de Los Guájares) y la cordillera de la Venta de la Cebada, en el término municipal de El Pinar.

El incendio

El incendio se iniciaba el 8 de septiembre en el paraje conocido como ‘Guajar Alto’ y pronto llegó a afectar a terrenos situados en hasta cinco municipios: Los Guájares, El Pinar, Albuñuelas, El Valle y Vélez de Benaudalla. Con vientos cambiantes y una combinación de elevada carga disponible de combustible vegetal y una orografía adversa, el fuego se propagó rápidamente y adquirió gran virulencia llegando a amenazar a núcleos urbanos.

Tras varias jornadas de extinción, que exigieron la participación de una importante cantidad de recursos humanos y aeronaves trabajando en condiciones muy complejas y adversas, el incendio se dio por controlado el 15 de septiembre, si bien la extensión del incendio unido a la abundancia de puntos calientes, imposibilitaron su extinción definitiva hasta el 5 de octubre







Se el primero en comentar

Deja un comentario