Ecotiendas, una apuesta por productos que hacen bien a las personas y al planeta

Granada cuenta con varios establecimientos, unidos en asociación, que ofrecen artículos agroalimentarios de proximidad, sostenibles y saludables

Repor Eco-alimentos (Sergio)-13
Productos granadinos y ecológicos en el Ecosúper | Foto: Sergio Garrido
María José RamirezMaría José Ramirez
0

“Es importante cuidar el planeta y cuidarnos por dentro también”. Bajo esa premisa han surgido en Granada varias tiendas que ofrecen productos agroalimentarios, pero también de higiene o limpieza, de proximidad, sostenibles y saludables. Productos ecológicos, de kilómetro cero, que tienen una calidad nutricional mucho mayor que los que se pueden encontrar en cualquier supermercado. Dos de esas tiendas llevan más de 20 años en la ciudad, otras tres más se han creado posteriormente y juntas han conformado la Asociación de Ecotiendas de Granada porque quieren “colaborar” entre sí para tener un mejor funcionamiento, ya que no se consideran “competencia”. Su objetivo es “crear un espacio para la colaboración, el intercambio y la difusión” y todas tienen la misma filosofía, la de un consumo ecológico y próximo, potenciando “los proyectos locales que generan una economía circular puesta al servicio de las personas”.

En los barrios del Realejo, el Albaicín, el Zaidín, Cruz de Lagos y Centro podemos encontrar una de estas tiendas que ofrecen productos ecológicos, libres de residuos químicos y ricos en biodiversidad, que proceden de tierras vivas de la provincia granadina, en su mayoría. Artículos cuyo origen y proceso de producción puede ser conocido tanto por quien los vende como por quienes los consumen.

La tienda pionera en Granada está situada en el barrio del Zaidín, cuya andadura comenzó hace más de 20 años. Pertenece a El Encinar, una asociación conformada por productores y consumidores de productos ecológicos, artesanos y alternativos, para evitar así los intermediarios. Su objetivo principal es fomentar la producción y el consumo de productos de temporada que son cultivados en Granada por personas asociadas y de forma coordinada con otros productores. Los alimentos ecológicos que se pueden encontrar son, principalmente, frutas y verduras frescas, que recorren la mínima distancia entre el lugar de producción y la asociación, los denominados de kilómetro cero, con los que se reduce el impacto en el medioambiente al disminuir la cantidad de kilómetros que los alimentos recorren hasta llegar a ser consumidos.

Conservas, aceites, frutos secos, pan, dulces, lácteos, carnes, vinos, hierbas aromáticas, azúcar, harinas, legumbres a granel y envasadas y huevos, todos ecológicos, también se pueden encontrar en El Encinar, así como productos de higiene infantil, de higiene personal, de cosmética o de limpieza doméstica. El Encinar, además, desarrolla un Sistema Participativo de Garantía, mediante el cual realiza actividades como talleres y charlas, visitas a las fincas de los productores, análisis de residuos en frutas y hortalizas, etc.

En el centro de Granada también se puede encontrar una tienda con productos ecológicos que abrió sus puertas hace 20 años. Consumo Cuidado, puesta en marcha por Inés y Tere con la idea de crear un espacio donde poder ejercer “un consumo responsable y consciente y un lugar de encuentro para acercar la realidad de los productores”. Todos sus productos son también ecológicos y, además de la tienda, Consumo Cuidado se implica en actividades de sensibilización y difusión como charlas, y forma parte de la Red Agroecológica de Granada, la impulsora del Ecomercado de Granada.

Mermelada ecológica en el Ecosúper del barrio del Realejo | Foto: Sergio Garrido

 

En el Realejo son muchos ya los vecinos y visitantes que conocen el Ecosúper, que abrió sus puertas hace cinco años. Ofrece frutas y verduras principalmente de la Vega de Granada, de la Costa y del Altiplano. Productos que “más que ecológicos son agroecológicos”, como destaca Teresa. “Tenemos en cuenta criterios que tienen que ver con el manejo del agua, la biodiversidad de la finca y el propio trato a trabajadores”, señala. Estos productos tienen muchos más beneficios a nivel personal porque aportan una mayor calidad nutricional al tener “menos agua y proteínas y vitaminas de mejor calidad”. “Con ellos evitas tomar productos que han sido cultivado son fitosanitarios y agentes químicos de síntesis que, a la larga, pueden producir enfermedades”, indica.

Pero además de productos de alimentación, el Ecosúper también tiene una amplia variedad de artículos para el hogar, de higiene o limpieza ecológicos y sin envases de plástico. Muchos de ellos se elaboran en la provincia granadina ya que apuestan siempre “por lo próximo”, pues así se reduce el impacto en el medioambiente.

El barrio del Albaicín también cuenta con una ecotienda: El Agua, gestionada por Sergio y Rubén desde el año 2015. Además de la tienda física, cuenta con una online con sus productos ecológicos tanto de alimentación como infantiles, aceites de oliva ecológicos, bebidas vegetales, cervezas artesanales e incluso productos de limpieza que respetan el medio ambiente.

Entre el barrio del Zaidín y los Vergeles, frente a la plaza de la Hípica, se encuentra un centro de belleza y alimentación ecológica, Otra Belleza y Otra Sal. Dos hermanas, Raquel y Victoria, pusieron en marcha este proyecto en 2014 para tener “un medio de vida” ya que habían perdido su anterior empleo. Una es maestra de infantil y otra esteticista y siempre les había “preocupado” el tema del medio ambiente. “Es importante cuidar el planeta y cuidarnos por dentro también”, comentan a GranadaDigital. Por eso decidieron unirse y poner en marcha este proyecto.

Además de vender productos ecológicos “de kilómetro cero, de lo más cerquita posible” como frutas y verduras de temporada, leche, quesos, pan, cereales, miel o legumbres “para generar el mínimo impacto” también tienen productos como el cacao que llega de fuera pero que es “de comercio justo”. Además, ofrecen la posibilidad de “cuidarse no sólo por dentro, sino también por fuera, utilizando terapias alternativas a la medicina convencional”. Ofrecen tratamientos faciales, manicura, pedicura o depilación “lo más natural posible” y terapias como el Reiki para “canalizar la energía cuando hay una dolencia o problemas como la ansiedad”. “El Reiki ayuda a armonizar y relajar ese bloqueo físico y emocional”, comenta Raquel.

La reflexología podal es otra terapia que desarrollan en Otra Belleza y Otra Sal y que consiste en “un masaje en los pies y en las pantorrillas, ya que ahí están reflejados todos los órganos”. “Se tratan dolencias leves y sirve de apoyo a la gente que la sufre porque alivia”, indica Raquel. También ofrece productos de cosmética que son respetuosos con el medio ambiente y que están elaborados a base de algas, colágenos y productos naturales sin tóxicos ni sustancias nocivas.



Se el primero en comentar

Deja un comentario