Los ecologistas ‘castigan’ a los ayuntamientos de Granada y el Cinturón por no combatir la contaminación

Ecologistas en Acción les concede el premio Atila, mientras que los colectivos que se oponen a las torres eléctricas en el Valle del Lecrín se llevan el galardón Aguas de Mayo

FOTO COMENTADA: BOINA DE CONTAMINACION EN GRANADA
El cielo de Granada, con la 'boina' de aire polucionado, en fotografía tomada en marzo de 2019 | Foto: Antonio L. Juárez
GabineteGabinete
0

La asociación Ecologistas en Acción en Granada ha concedido sus premios Atila y Aguas de Mayo correspondientes a la edición de 2019. Con estos galardones, el colectivo conservacionista pretende premiar y castigar a entidades, empresas, instituciones y particulares que a lo largo del año se han disintguido por su defensa del medio ambiente o por todo lo contrario. En ese último caso, la mención supone “dar un toque de atención y reprobar desde el punto de vista ecológico y ciudadano” a los infractores.

Este año, tras un “amplio debate”, Ecologistas en Acción ha concedido el premio Atila al Ayuntamiento de Granada y a los ayuntamientos del Area Metropolitana “por los problemas de contaminación y la mala calidad del aire y no adoptar ninguna medida para paliarlo”.

También se lo conceden a Red Eléctrica Española, “como causante de la especulación con el territorio y la energía solar y eólica que supone la autopista eléctrica que se está construyendo en nuestra provincia y otras. También el engaño y los perjuicios de todo tipo, que está causando a los territorios afectados, pueblos, comarcas, urbanizaciones del área metropolitana, incluso a personas, animales y plantas”.

En el apartado negativo, también se lleva un Atila la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, en este caso por dos motivos. Por un lado, y
en relación a las explotaciones ganaderas en la provincia de Granada, “por falta de transparencia en cuanto a datos que deberían ser públicos y que llevan varios años negándolos para conocimiento general”. Por otro, “por la falta de un control efectivo de la gestión de los residuos ganaderos en instalaciones que deberían vigilar los ayuntamientos, pero cuya responsabilidad final es de la consejería”.

En cuanto a los premios Aguas de Mayo, que reconocen “el buen hacer en beneficio de todas/os, en relación al medio ambiente , el territorio, las personas o el bienestar animal. En definitiva premiar el buen trabajo de personas, entidades, en la mayoría de los casos, son de ciudadanos y asociaciones de vecinos”, recaen en “todas las plataformas, asociaciones de vecinos, grupos, pueblos o personas que luchan contra las torres eléctricas de la autopista eléctrica que quieren instalar a lo largo y ancho de la provincia de Granada”.

En ese sentido, mencionan a la plataforma No a las Torres del valle de Lecrín, a pueblos como Cuevas del Campo y Caparacena, asociaciones de vecinas como la de la Urbanización El Torreón de Albolote son todas ellas, las personas que las integran y quienes colaboran con ellas, técnicos o abogados “que son ejemplos de esta
lucha, que les hacen acreedoras merecidas de este premio”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario