Dos ligas en una, la nueva LEB Oro a la que hace frente el Covirán

El Fundación CB Granada deberá quedar entre los cinco primeros de su grupo para seguir luchando por el 'play off'

Fundacion CB Granada - Levitec Huesca
Lluis Costa maneja el balón ante Levitec Huesca | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

Un Palacio que pudo contar con la presencia de unos 300 aficionados, siempre separados por la distancia mínima y que no pudieron moverse de sus asientos durante lo que duró el partido. Desde la megafonía se insistía a los presentes de las normas que se habían impuesto desde la FEB. Además del pequeño porcentaje de seguidores que se admitieron en el recinto, estos no pudieron levantarse ni siquiera para estirar las piernas en el descanso y bajo ningún concepto estaba permitido retirarse la mascarilla.

Estas son algunas de las consecuencias que nos ha traído al deporte esta nueva normalidad. Otras tienen más que ver con la propia reglamentación de las competiciones. Por ejemplo, la LEB Oro ha cambiado su formato para este curso. La temporada ha comenzado más tarde de lo que debería y con algunos equipos todavía cerrando sus plantillas a última hora, por lo que los automatismos podrían tardar algo en llegar.

Los hombres de Pablo Pin se tendrán que adaptar a un nuevo sistema que exprimirá la rotación al máximo. Esta campaña la LEB Oro se ha dividido en dos grupos que lucharán por pasar a una segunda fase regular. El Covirán está encuadrado con otros nueve equipos y solo los cinco primeros pasarán a la siguiente ronda tras disputar los 18 partidos correspondientes.

Luego será el momento de mezclarse contra los cinco primeros del otro grupo. En esta segunda fase regular se definirá el campeón final, que ascenderá de manera directa a Liga ACB, y los puestos del 2-9, que serán los encargados de disputar el ‘play off’ final de ascenso. La particularidad de esta segunda fase de grupos es que los equipos solo disputarán partidos contra los clubes del otro bloque contra los que no habían jugado, por lo que la duración será solo de diez jornadas más. A estos resultados se les sumarán los conseguidos en la primera fase contra los de su mismo grupo.

El sistema del ‘play off’ final mantendrá las eliminatorias al mejor de cinco partidos, jugándose los dos primeros en la casa del mejor clasificado. Los dos conjuntos que lleguen a la final lucharán por el segundo y definitivo puesto de ascenso a la máxima competición. Por otro lado, el camino del descenso será similar al del ascenso. Los nueve equipos de los dos grupos que no consigan pasar a la segunda ronda de liga formarán un nuevo grupo y jugarán un todos contra todos en el que los cuatros peores sufrirán el descenso a LEB Plata.







Se el primero en comentar

Deja un comentario