Diputación concluye las obras de mejora en las carreteras provinciales de Castell de Ferro y Rubite

La inversión entre ambos trabajos supera los 445.000 euros

CareteraRubite_2
El presidente de Diputación, en la zona de conclusión de las obras | Gabinete
Europa PressEuropa Press
0

La Diputación de Granada ha finalizado las obras de mejora en las carreteras provinciales de Castell de Ferro y Rubite, en la Costa granadina, que suman una inversión superior a los 445.000 euros.

La institución provincial ha recepcionado este jueves ambas obras. La primera de las actuaciones corresponde a la carretera GR-5209, que tiene su origen en la localidad de Motril y finaliza su trazado en la conexión con la N-340, en Castell de Ferro. En esta vía, de 22,95 kilómetros de longitud, se han ejecutado obras de mejora de la seguridad vial.

Se trata de una de las principales vías de conexión y acceso entre las localidades de Puntalón, Las Ventillas, La Garnatilla y los Gualchos.

Dicha vía discurre por una zona urbanizada –entre los puntos kilométricos 22+720 y el 22+900– que registra una importante densidad de tráfico en doble sentido de circulación y en la que se localizan numerosos accesos a viviendas y parcelas privadas en los dos lados de la carretera.

Antes de la realización de las obras, el arcén de la margen izquierda se encontraba pavimentado con hormigón y estaba limitado por los cerramientos de las parcelas privadas. El tramo en cuestión registra un tránsito peatonal considerable.

Por ello, y para mejorar la seguridad de los viandantes que habitualmente caminaban por el arcén, la Diputación ha realizado una actuación urgente que ha consistido en la ejecución de un acerado por el margen izquierdo y la construcción de una prolongación del acerado hasta el paso de peatones situado en la zona.

El acerado tiene una anchura útil de 1,80 metros en todo el tramo, salvo en la intersección de la carretera GR-5209 con el ramal de salida a la carretera N- 340, una zona en la que la existencia de una edificación ha dificultado la construcción de la acera con la misma anchura.

La actuación ejecutada, que ha tenido un coste total de 145.673, incluye un cerramiento metálico que impide el acceso a parcelas y, a su vez, sirve de elemento de protección para peatones. Además, desde la línea blanca de calzada hasta el borde de acerado se ejecutado un arcén, de 0,50 metros, y se ha elevado la acera 14 centímetros sobre la rasante de la calzada.

La Diputación también ha finalizado las obras de mejora en la carretera provincial GR-5206, que han tenido un coste de 300.000 euros y aumentan la seguridad en la circulación. Dicha vía, con una longitud de 18,4 kilómetros, comienza en la carretera autonómica A-4131 y termina en Castell de Ferro.

La carretera discurre por los términos municipales de Rubite, Lújar y Gualchos. Las obras ejecutadas han consistido en el ensanche en tres zonas de curvas que, por las características que tenían, complicaban la circulación de autobuses. También se ha reforzado el firme de la calzada, que presentaba irregularidades y deterioros propios de los efectos del tráfico.

A los actos de recepcionado de las obran han asistido el presidente de la Diputación, José Entrena; el diputado de Obras Públicas y Vivienda, José María Villegas; el diputado por la comarca de la Costa, Manuel Guirado; la alcaldesa de Gualchos-Castell de Ferro, Antonia Antequera; y el alcalde de Rubite, Arsenio Vázquez.





Se el primero en comentar

Deja un comentario