Diputación colabora en ‘La aguja de dos puntas’, un documental sobre la represión a una maestra republicana

Este documental biográfico forma parte de los muchos recursos culturales online que se están facilitando estos días para poder llevar de mejor forma el confinamiento

fotonoticia_20200403183225_1920
Cartel de 'La aguja de dos puntas' | Foto: EP
Europa PressEuropa Press
0

La Diputación de Granada colabora en el documental ‘La aguja de dos puntas’, un trabajo de Relatoras Producciones que se estrena este sábado ‘on line’ acerca de la represión de una maestra republicana.

En una nota de prensa, la Diputación ha indicado que, con su maleta en la mano y desde su Granada natal, Ángeles Arenas Esturillo recaló en Cuevas del Campo para convertirse en la maestra del pueblo y contribuir al cambio social desde la educación.

Esta es la historia de la que parte el documental, en el que colabora la Diputación de Granada, sobre esta granadina del barrio del Realejo, afiliada a la FETE-UGT, precursora del mitin del ministro de Instrucción Pública, Fernando de los Ríos, en Cuevas del Campo en 1936 y que fue expulsada del magisterio simplemente por motivos morales. El documental se estrena en abierto a las 18,30 horas del sábado a través de YouTube.

Con testimonios de expertos, como el del profesor de la Universidad de Granada y presidente de la Asociación de Memoria Histórica de Granada, Rafael Gil, o el de Andrés Pietro, profesor e historiador local, y de vecinas que la trataron, Relatoras Producciones retrata en esta cinta la vida de doña Ángeles, ya fallecida, antes y después de su expulsión del magisterio.

El documental se detiene en la figura de esta mujer que ejemplifica la represión concreta que sufrieron las maestras republicanas, puesto que, a pesar, de tener informes favorables de todas las autoridades de la época, Ángeles fue apartada de la docencia por el simple hecho de convivir con su pareja y padre de sus hijos, y no estar casada.

Fruto de esa depuración, Ángeles, cuyos expedientes académicos eran brillantes menos en costura, se convirtió en una excelente costurera pero siempre mantuvo su vocación de enseñante y, sobre todo, nunca dejó su afición por la lectura, un detalle que todo el pueblo recuerda.

Esta la última historia de Relatoras Producciones, una productora gaditana especializada en la realización de documentales feministas, derechos humanos y memoria histórica, que pretende contribuir a hacer menos pesado el confinamiento por la crisis del coronavirus.







Se el primero en comentar

Deja un comentario