Diego Martínez: “Ni el más optimista del mundo alcanzaba a soñar esto”

El técnico del Granada habla sobre su lado más personal, sus inicios en el fútbol, su idilio con Granada o la actualidad de su equipo

FOTO-DIRECTO-DIEGO-MARTÍNEZ
Imagen del directo con el entrenador rojiblanco | Granada Digital
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

Si algo define a Diego Martínez Penas es su fidelidad a sí mismo y a sus valores. El entrenador del Granada CF ha mantenido una distendida conversación con Juan Prieto, subdirector de Granada Digital, en la que ha hablado sobre aspectos como su lado más personal, sus inicios en el fútbol, su idilio con Granada o la actualidad de su equipo.

“Ni el más optimista del mundo alcanzaba a soñar esto”, ha admitido el técnico, que desde que llegó a Granada no ha parado de coronar cimas. En el año del ‘EuroGranada’, el preparador señala que ve a su bloque “con un proceso de madurez tan alto que si tuviésemos que encajar a Messi lo haríamos”. Diego ha aclarado que citar el nombre de la estrella del Barcelona es una forma de expresarse, pero ha mencionado a Roberto Soldado, cuya trayectoria es más que notable, como “uno de los estandartes que representa los valores de este equipo” gracias a su integración desde su llegada. El míster rojiblanco ha manifestado que para él sus futbolistas “son los protagonistas”, pues “son ellos los que dan vida a la idea”.

El entrenador gallego defiende a capa y espada su filosofía de que “el equipo está por encima de todo”, pero es imposible concebir este Granada sin su figura. Diego ha destacado el “espíritu rebelde” del grupo para enfrentar las dificultades, y ha explicado que su idea es “que esa mentalidad encaje con lo que nosotros queremos transmitir”. “No sé cuántos récords históricos ha batido este grupo de jugadores. “Esto es muy difícil, y más en un club de 90 años”, ha agregado el adalid granadinista. El técnico ha recordado cuando el club le llamó cuando sólo había transcurrido una hora de su cese al frente del Osasuna: “siempre he tenido un vínculo especial con Granada y todo fluyó”. El vigués ha recordado con humor el momento en el que dijo que nadie le iba a meter más presión para conseguir resultados que su suegra.

La conversación ha retrotraído al entrenador a su infancia en Vigo, donde se crio. “Me portaba muy bien, pero siempre he tenido ese pronto y temperamento de 15 segundos”, admite. Hijo de una profesora de escuela infantil y un camionero, Diego se ha definido como un buen estudiante de las asignaturas que me gustaban y un superviviente de las que me gustaban menos”. “El primer recuerdo de fútbol que tengo es un Celta-Valencia de Segunda División en el que el Celta ganó 2-1. Me llevó mi padrino. Tengo muchos recuerdos de aquel partido de la temporada 85-86”, ha contado el granadino de adopción.

El gallego formó parte de las categorías inferiores del Celta desde alevín hasta juvenil. El técnico ha declarado que era un futbolista polivalente, algo que casa perfectamente con su mentalidad a la hora de crear en la pizarra. Su último destino antes de conocer la ciudad de la Alhambra fue Cádiz, donde estudió el TAFAD y jugó en las inferiores del Cádiz. “Siempre digo que en la vida hay que tomar decisiones para progresar y crecer”, ha dicho el preparador, que posteriormente eligió estudiar en la UGR por delante de la facultad de León. “Ahí empezó mi idilio con ‘Graná’”, ha bromeado. Dentro de poco, Diego Martínez cumplirá 40 primaveras. “La primera vez que pise Granada fue con 20 años”, ha mencionado el entrenador nazarí, que lleva media vida ligado a la provincia.

El entrenador rojiblanco ha relatado que durante sus dos primeros cursos en la ciudad vivió en la residencia Fernando de los Ríos, el tercero en un piso y posteriormente se marchó a vivir con su novia, la que ahora es su mujer y madre de su hija. Diego ha rememorado con nostalgia sus años como estudiante universitario, las noches de biblioteca y alguna que otra fiesta. “Recuerdo las cruces de mayo como algo que hacía que la ciudad se parase”, ha explicado el gallego, que ha aprovechado para señalar que la medalla de oro de la facultad le hizo “una ilusión tremenda”.

El técnico nazarí ha recordado sus inicios en el Imperio de Albolote y al Arenas de Armilla, etapas que guarda con mucho cariño. “Son años de trinchera y de experiencia”, ha manifestado Martínez, que ha indicado la importancia de estos años en su actual cuerpo técnico, que cuenta con personas provenientes de esos años como Raúl Espínola, su mano derecha. El míster ha tenido también palabras de agradecimiento para Monchi y el Sevilla por apostar para él en los años que lanzaron su carrera. Diego ha destacado la importancia de “estar en un club exigente y un grado de identificación altísimo con sus colores”. El ex de Osasuna recuerda su etapa en el filial sevillista como un “ciclo precioso”.

Al preparador rojiblanco se le compara con muchos técnicos de prestigio mundial, como Simeone. “Creo en mi propia esencia porque al final todos tenemos nuestra personalidad y nuestra manera de relacionarnos con el equipo”, ha explicado el entrenador rojiblanco, que ha señalado que aprende mucho de esos grandes nombres. Diego ha citado a Guardiola, Mourinho, Rafa Benítez y Klopp como cuatro referentes de los banquillos y su evolución. El vigués ha explicado que saca cosas de otros deportes, en especial del baloncesto, por el cual profesa una gran admiración. El líder del banquillo nazarí ha mencionado a Scariolo y a Imbroda. “Al final te vas construyendo. No soy muy partidario de los debates de si es mejor ser ex futbolista o no para entrenar”, ha detallado.

En sus ratos libres, Diego Martínez trata de hacer algo de deporte para “desconectar un poco mentalmente y mantenerme en forma”, aunque su mayor entretenimiento es la lectura y pasar tiempo con su familia. Viajar es otro de sus gustos personales. Así ha sido el directo con el entrenador que ha llevado el nombre del Granada al panorama del fútbol europeo.







Se el primero en comentar

Deja un comentario