Diego Martínez, obligado a cambiar de motor

Con Montoro alejado de los terrenos de juego las próximas semanas, el entrenador del Granada CF deberá recomponer su centro del campo

Granada CF - Sevilla FC Trofeo Ciudad de Granada
Montoro dispara a portería en un partido disputado en el Nuevo Los Cármenes | Foto: Antonio L Juárez
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

El buen inicio de campaña del Granada CF se está viendo empañado por la gran cantidad de lesiones que asolan al plantel nazarí en los escasos dos meses que van de competición.

La línea defensiva y el centro del campo son las áreas que más efectivos envían a la enfermería rojiblanca para recibir la ayuda de los servicios médicos desde que se levantó el telón liguero. Sin embargo, es cierto que la baja más sensible en la zaga, Quini, ha sido paliada con garantías con la magnífica aparición de Carlos Neva para completar el lateral zurdo. Álex Martínez y Neyder Lozano, aún inéditos, prosiguen su recuperación sin fecha estimada de vuelta.

En cuanto a la zona ancha, Yan Eteki causó baja a finales de agosto aquejado de su rodilla y, tras recaer con un esguince de tobillo, ya tiene el alta médica, por lo que, si Diego así lo estima, estaría disponible para jugar el próximo viernes ante Osasuna. Su ausencia la ha aprovechado muy bien Yangel Herrera, que se adaptó rápidamente a las exigencias de su entrenador e hizo buena pareja en el mediocampo con Ángel Montoro.

Precisamente el valenciano es el caso que más preocupa, pues la lesión que sufrió el pasado sábado en el Santiago Bernabéu nada más comenzar el encuentro lo tendrá alejado del verde varías semanas. El director de la orquesta rojiblanca lo había jugado todo hasta el momento y es pieza fundamental en los planes de Diego Martínez, que deberá ingeniárselas ahora para recomponer la sala de máquinas sin su joya más codiciada.

La opción más lógica para acompañar a Yangel Herrera sería Maxime Gonalons, aunque el francés todavía anda en proceso de adaptación. Otra posibilidad sería dar entrada a Yan Eteki, siempre y cuando el camerunés esté recuperado. Todo ello contando con la participación de Azeez, ya sea con el 4-3-3 habitual últimamente o con el 4-2-3-1 anteriormente utilizado.

En cualquier variable, mientras que Montoro se recupera, da la impresión de que la medular nazarí va a aglutinar mucho músculo, aunque sin un metrónomo que los acompase a todos. En ausencia del valenciano, será el momento de que otros de los ‘jugones’ del equipo den un paso adelante para generar fútbol durante las próximas semanas.



Se el primero en comentar

Deja un comentario