Diego Martínez: «El granadinismo tiene que correr con nosotros mañana»

El entrenador rojiblanco apela a la ilusión y asegura que, "a un partido, todo puede pasar"

Rueda de prensa de Diego Martinez
Diego Martínez, con rostro serio en rueda de prensa | Foto: Antonio L Juárez
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

Diego Martínez ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación en la jornada previa al envite frente al FC Barcelona. El preparador vigués se ha mostrado ilusionado y ha hecho un llamamiento a todo el Granadinismo para que «luche como si fuera un jugador más». Esto es lo que ha dado de sí su rueda de prensa:

Bajas de Quini y Fede Vico: “Es una mala noticia para ellos y para el equipo, no solo pensando en mañana, sino que, en una semana con tres partidos, el número de efectivos es importante. De todas formas, entiendo que se vuelve a cumplir una máxima, que todos somos necesarios, todos somos importantes, más allá de jugar o no hay que estar preparado y, en ese sentido, no me gusta pensar ni en excusas, ni en el que no está y sí darle toda nuestra confianza a aquellos que van a entrar, porque se lo merecen y porque estoy convencido de que lo van a hacer muy bien. Pensar en alternativas lo hago permanentemente, más allá de las bajas siempre contemplamos diferentes dibujos y posibilidades para afrontar el partido”.

El resto de tocados: “Yan Eteki está un poco mejor, ha dado un paso más, pero todavía le falta. Quizá, de los que estaban en el dique seco, es el que está más avanzado. Esperamos tenerlo pronto. También es cierto que tenemos algunas dudas, algunos jugadores con molestias de los que jugaron el otro día”.

El rival: “Estamos hablando de uno de los mejores equipos del mundo, probablemente de uno de los mejores jugadores del mundo, una plantilla campeona de Liga, con un nivel brutal, con un excelente entrenador al que admiro… Creo que lo más importante es que nosotros estemos de Matrícula de Honor, muy acertados y que el rival no lo esté. Por eso entiendo que nuestro foco tiene que estar en dar nuestro mejor nivel, en mostrar nuestra esencia, nuestra identidad y, para eso, vamos a necesitar al público, una de nuestras mejores armas. Me gustaría que no viniesen a vernos jugar contra el Barça, sino a competir, a sentir orgullo por la rojiblanca horizontal, a pensar en todos esos años de Tercera, de Segunda B, de Segunda división.  Es un momento para disfrutar mañana como Granadinistas, juntos, unidos. Vamos a tener que correr mucho y muy bien, pero la afición también tiene que correr con nosotros mañana”.

Trastocar sistema inicial, síntoma de debilidad: “Me conocéis como entrenador, hemos variado mucho el sistema durante los partidos. El vestuario sabe que, cuando hacemos modificaciones, incluso la mítica de tres con dos carriles, que la utilizamos en Alcorcón con marcador en contra y en Albacete como cambio ofensivo, es porque el partido demandaba eso. En otras ocasiones, como contra el Espanyol, para cerrar el partido. El sistema en sí mismo no manda ningún mensaje. El mensaje del vestuario está claro, nosotros queremos competir el partido para ganarlo, y para eso sabemos que tenemos que exprimirnos al máximo y jugar muchos partidos dentro de un partido. Otra cosa es que yo nunca hiciera cambios y ahora los hiciera. Puede ser, es una opción que manejamos, con los tres partidos que tenemos por delante, y en función de la disponibilidad de jugadores.

Visualizarse en este tipo de partidos: “Me visualizo ganando. Lo que más ilusión me hace de competir el partido de mañana es cuando miro alrededor y veo la gente que tengo, las personas que han estado con nosotros en la trinchera, en el barro, en la dificultad, jugadores, auxiliares, técnicos, afición, por eso insisto en este componente emotivo. Es verdad que nos diferencian muchísimas cosas del Barcelona, pertenecemos a mundos muy diferentes, pero tenemos la convicción de que, a un partido, todo puede pasar. Ese componente emotivo, de los que tenemos al lado cada día, eso lo tenemos. En eso creemos que podemos estar entre los mejores, en ilusión, en motivación, en correr más y mejor que el rival, en disfrutar el momento. Lo he visualizado y lo hago muy en positivo, sabiendo de la dificultad que conlleva enfrentarse a uno de los mejores del mundo”.

El rival cambia en algo la preparación del partido: “Salimos con once, hemos entrenado cuatro días, hemos puesto vídeo, he sido igual de pesado… (ríe). Lo que es lo futbolístico, la preparación, todo igual. Los contenidos son distintos, porque cada rival tiene sus fortalezas y debilidades, aunque en este caso hay pocas”.

El Barcelona no ha ganado fuera: “Es un rival dificilísimo, viene de jugar en Dortmund y es uno de los mejores del mundo, entiendo que la dificultad es máxima. Con tan pocas jornadas, no es significativo. Con respecto a Messi, si quiere descansar, no pasa nada…”

¿Köybasi y Gonalons preparados?: “Estamos en ello. Han mejorado, han crecido en lo futbolístico y en la integración. Su actitud es extraordinaria”.

Buena situación del Granada: “Hace dos semanas estábamos aquí después de perder contra el Sevilla, con dramatismo, pero con sanaciones buenas. Ganar parecía una montaña. No han cambiado tanto las cosas. Los siete puntos nos llenan de alegría y confianza, por supuesto, pero también tenemos otros problemas, lesiones y demás. Tenemos muy claro qué tipo de equipo somos. Sabemos que todo lo que llevemos ahora al zurrón, bueno es. Vamos a celebrar cada punto, porque es oro. No perdemos nunca la perspectiva, ni dónde estamos ni quiénes somos. El Barcelona va a seguir siendo de los mejores del mundo, independientemente de su último resultado”.

Ilusión desatada en el entorno: “Esta semana, en la televisión del Barça han aparecido los últimos Granada-Barcelona, y cada resultado que aparecía era negativo, porque es lo normal. Ahora bien, la ilusión, la motivación, el ir con la rojiblanca horizontal al campo, con tus niños, con el abuelo, con el padre, las mujeres, las madres, las tías, que vayan a disfrutar de este partido y a competirlo y se sientan orgullosos del Granada, eso es positivo. Todo el mundo es consciente de la dificultad y del privilegio de poder jugar este partido. A partir de ahí, en noventa minutos más descuento nosotros vamos a intentar que esas diferencias no existan y que la ilusión nos impulse. En eso, estamos entre los mejores. Esa mentalidad es necesario tenerla, para luchar y competir el partido entre todos”.

Influye la presencia de Messi: “En el momento en el que esté en el campo, hay matices y situaciones que tienes que manejar de manera distinta, por su disposición en el campo, por su manera de jugar, pero son matices. Tendremos que dar respuesta a esas situaciones a través del colectivo”.

Victoria en 2014: “No hay jugador ni entrenador que repita. Hemos procurado ser positivos en esta sala de prensa. Si hace un año nos dicen que íbamos a jugar contra el Barcelona, con siete puntos, dirían que estamos fatal. No he visto ese partido completo, vi el gol y ojalá se dé. Pero son partidos distintos, ni siquiera el Barcelona es el mismo. A nosotros nos gustan los restos de conseguir lo difícil. Venimos de ganar en Vigo después de 61 años”.

Mirar la clasificación este año: “Solo la miraríamos si acabase LaLiga. Quedan 34 jornadas. Habrá dificultades, no ya en forma de lesión como esta semana, de dos jugadores habituales, sino que cada partido es distinto. Ojalá sigamos teniendo ese acierto de cara a portería rival, esa solidez de los últimos partidos a nivel defensivo, pero no olvidemos que hace tres jornadas veníamos con una sensación buena, pero ganar un partido era una montaña. Ojalá podamos competir el partido desde nuestra esencia, desde nuestra identidad y para eso vamos a necesitar a todo el Granadinismo de rojiblanco y pujando y luchando como si fuese un jugador más”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario