Día Mundial de la Musicoterapia, una disciplina en auge en Granada

Nieves Rodríguez es musicoterapeuta y directora del centro granadino Sonar y Sanar, donde los profesionales realizan un tratamiento basado en la música

IMG-20200228-WA0000
Nieves Rodríguez, directora del centro Sonar y Sanar | Foto: Gabinete
María Soldevilla MéndezMaría Soldevilla Méndez
0

Este domingo 1 de marzo es el Día Mundial de la Musicoterapia, una disciplina no muy extendida pero con muchos beneficios.

Nieves Rodríguez es musicoterapeuta y directora del centro granadino Sonar y Sanar, donde los profesionales realizan un tratamiento basado en la música colaborando con otras instituciones como guarderías o asociaciones de diversas discapacidades.

La musicoterapia es una disciplina que tiene aplicaciones en diferentes ámbitos como el educativo, el médico, el de la salud mental o el geriátrico. “Es aconsejable a todo tipo de personas, desde madres embarazadas, para la estimulación del feto, hasta pacientes que se encuentran en unidades de cuidados paliativos”, explica Nieves Rodríguez.

Aspectos fisiológicos, cognitivos, emocionales o sociales son algunos de los ámbitos con los que trabaja este tipo de terapia para “mejorar la calidad de vida de las personas”.

Entre las actividades realizadas, está la de comunicarse y expresarse “a través de los instrumentos y sin necesidad de la lengua hablada”. Además, es muy común “introducir las sesiones con una canción de bienvenida para saludar y establecer contacto absolutamente personalizado con el usuario”.

Respecto a las contraindicaciones, hasta la fecha podría decirse que son nulas. “Lo que sí recomendamos es que sea un musicoterapeuta titulado, existe mucho intrusismo y el potencial de la terapia se pierde en manos de personas con poco conocimiento”, aclara.

Y es que lo cierto es, que aunque parezca un tratamiento caprichoso y sin fundamento, en el que cualquiera podría intervenir tocando el ukelele, la musicoterapia es una disciplina con una base académica que la constata. “Ya desde la Grecia Clásica, filósofos como Platón o Aristóteles ponían de manifiesto la importancia y relación de la música con el comportamiento humano” manifiesta Nieves Rodríguez.

A día de hoy, el carácter científico queda patente en revistas especializadas de alto impacto “como el Journal of Music Therapy o el Canadian Journal of  Music Therapy”. Además, más allá de las publicaciones especializadas en el tema, cada vez son más los artículos de musicoterapia en revistas de medicina o psicología. “Un área donde despierta mucho interés, por ejemplo, es el de la neurociencia, disciplina que a juicio de muchos profesionales va a tener un enorme desarrollo en los próximos años”, expresa.

A pesar de ello, actualmente la musicoterapia está poco extendida en España. Sin embargo, no es este el caso de Canadá, EEUU o los Países Nórdicos. “En países más avanzados, existen áreas hospitalarias especializadas en la disciplina, como la Louis Armstrong Department of Music Therapy del hospital Mount Sinai de Nueva York”,

Ejemplos más cercanos son el Hospital San Joan de Deu de Barcelona, en el cual se desarrollan proyectos de este tipo, o diversos hospitales de la Comunidad de Madrid.

Por lo tanto, todavía queda mucho camino por recorrer en el reconocimiento de la musicoterapia, una disciplina que ayuda en la estimulación infantil, trastornos del comportamiento, discapacidad, lesiones cerebrales y otros muchos más casos.

Porque, como dice el lema del centro granadino Sonar y Sanar, “la música llega donde las palabras no pueden”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario