Detienen a un joven por varios atracos y a su padre por pegar a un policía

Durante el arresto del hijo, el progenitor intentó sustraer el equipo de transmisión a un agente y le agredió

toma de Granada 2018-4 policia nacional
La operación ha corrido a cargo de agentes de la Policía Nacional
GabineteGabinete
0

La Policía Nacional ha detenido en la localidad granadina de Motril a un «activo delincuente» de 26 años que había generado alarma social entre la población por numerosos atracos a viandantes; y también a su padre, de 52 años, después de que durante el arresto del hijo robara un equipo de transmisión a uno de los policías, al que agredió.

La Policía desplegó un dispositivo especial para dar con el hijo después de que se especializara en los robos con violencia e intimidación, muchos de ellos con arma blanca, en los que no dudaba en agredir a sus víctimas para conseguir hacerse con los objetos de valor y el dinero que portasen.

Estos sucesos tuvieron lugar durante el mes de junio y la investigación llevada a cabo por la Comisaría de Motril llevó a obtener indicios de su autoría en los hechos.

Se trata de «un conocido delincuente habitual muy escurridizo y adicto a diversas sustancias estupefacientes, a quien nuevas investigaciones le suponían autor de otros dos delitos de robo con violencia e intimidación. Uno a un repartidor de comida a domicilio al que sustrajo dinero y otro, a una joven junto al portal de su domicilio a quien intimidó, propinó un tirón de su bolso y arrojó al suelo ocasionándole lesiones leves; además de un robo en un domicilio al que habría accedido por la fachada y de donde se habría apropiado de diversos efectos y más de 800 euros en efectivo».

Tras ser buscado durante semanas, los agentes dieron con él la madrugada del pasado día 8 en la barriada de San Antonio de la localidad.
En el momento de su detención se resistió violentamente agrediendo a los agentes, comenzando a gritar y patalear, lo que atrajo a una masa hostil de vecinos que los rodearon y a quienes azuzaba, entre los que se encontraba su padre, que también los agredió.

El progenitor se apoderó además de un equipo de transmisiones, de modo que los policías se vieron obligados a solicitar refuerzos. Tres de los agentes sufrieron lesiones leves.



Se el primero en comentar

Deja un comentario