Detenido en Cenes de la Vega tras golpear a su víctima para robarle el móvil y agredirla sexualmente

El robo y los tocamientos se produjeron en una parada de autobús y durante la detención, un guardia civil resultó herido por la resistencia del agresor

Guardia Civil Carlos Gijon _-65
Vehículo de la Guardia Civil | Foto: Carlos Gijón - Archivo GD
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil ha detenido y puesto a disposición judicial a un hombre con residencia en Cenes de la Vega, de 45 años y con antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos de robo con violencia e intimidación, agresión sexual y resistencia a agentes de la autoridad.

Los dos primeros hechos ocurrieron el pasado día 7 de enero, sobre las 21:30 horas, cuando la víctima se encontraba esperando el autobús en una de las paradas de Cenes de la Vega. El ahora detenido, presuntamente la abordó de forma violenta para robarle el móvil que estaba usando. Tras propinarle un golpe consiguió hacerse con el teléfono, arrebatándoselo violentamente de las manos. Una vez se hizo con el botín, comenzó a realizar tocamientos en partes íntimas a su víctima mientras de forma agresiva le ordenaba que se callara y no gritara, siendo consciente de que los gritos y peticiones de auxilio podrían alertar a los vecinos. Aprovechando un momento de descuido, la víctima pudo zafarse del agresor y ponerse a salvo echando a correr.

Denunciado el hecho ante la Guardia Civil de Güéjar Sierra y con la descripción aportada por la víctima, se inició la búsqueda del agresor que fue localizado un día más tarde a las puertas de un supermercado de Cenes de la Vega. Nuevamente, el ahora detenido había protagonizado otro altercado en la vía pública al que acudió la Guardia Civil tras recibir aviso de los vecinos.

Una de las patrullas que fueron alertadas del nuevo incidente a las puertas del supermercado fue la del puesto de la Guardia Civil de la Zubia. A su llegada los agentes reconocieron, sin duda, al protagonista del altercado como el presunto agresor de los hechos denunciados.

Cuando los agentes iban a proceder a la detención de la persona para su traslado a dependencias oficiales, encontraron una fuerte oposición a colaborar, resistiéndose con agresividad a su traslado. La detención se consiguió sin daño para el detenido, pero uno de los guardias civiles tuvo que ser atendido por médico de urgencia a causa de los golpes recibidos, diagnosticándole fractura de falange en mano izquierda y esguince de muñeca.

El detenido, al que se le imputan los delitos de robo con violencia e intimidación, agresión sexual, resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, ya ha sido ha sido puesto a disposición del juzgado de Instrucción nº 3 de Granada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario